48 horas en Barcelona, una visita rápida pero intensa

· 15 abril, 2017

Antes que nada, debes saber que la Ciudad Condal no se puede visitar en sólo dos días. ¡Tiene demasiados atractivos! Sin embargo, una escapada de 48 horas en Barcelona puede ser suficiente para tener una idea general de sus rincones más importantes. Presta atención al siguiente itinerario que hemos preparado. Es una sugerencia que luego tú puedes adaptar a lo que más te interese conocer de la capital catalana.

Primer día en Barcelona

Nuestro recorrido comienza bien temprano en la Barceloneta, el antiguo barrio de pescadores que en la actualidad es de los más populares debido a sus playas y servicios. Camina a la vera del mar o piérdete en sus callejuelas estrechas.

La Barceloneta
La Barceloneta – Valeri Potapova / Shutterstock.com

El siguiente lugar imperdible en Barcelona es el barrio del Raval (el nombre deriva del árabe “rabat” que quiere decir “barrio”). Durante muchos años fue llamado Barrio Chino y albergó tanto conventos como hospitales. Hoy en día es un sitio obligatorio para aprender sobre la historia de la ciudad.

Hasta 1859 unas murallas cercaban el Raval, pero ahora lo hacen las antiguas vías romanas de Sant Antoni, Sant Pere, Paral-lel, Las Ramblas y Pelai. No dejes de pasar por la Plaza de los Ángeles, donde se encuentran el Centro de Cultura Contemporánea y el Museo de Arte Contemporáneo.

En los alrededores encontrarás diferentes restaurantes para comer un bocadillo y continuar el recorrido.

Barrio Gótico de Barcelona
Barrio Gótico – anshar

Tras el descanso te recomendamos que pases la tarde y parte de la noche en el Barrio Gótico. La Plaza Real, la Plaza Sant Felip Neru, la Iglesia de Santa María del Pino (donde en la antigüedad había un bosque de pinos), la catedral de Barcelona (no confundir con la Sagrada Familia), la Vía Laietana, el Mercat de Santa Caterina y el Palau de la Música Catalana son algunos de los monumentos que no te puedes perder.

Para la cena podrás elegir cualquier establecimiento del Barrio Gótico, una de las zonas más turísticas de Barcelona.

Segundo día en Barcelona

Te aconsejamos que descanses bien la noche anterior porque en esta segunda jornada deberás caminar bastante. Empieza en La Rambla con sus 1200 metros de longitud. Allí encontramos el famoso Mercado de la Boquería y el Gran Teatre del Liceu Barcelonés.

Paseo de Gracia en Barcelona
La Pedrera, Paseo de Gracia – Yaslex

La siguiente parada es el museo más grande de modernismo al aire libre, el Eixample. Está ubicado en la zona central del Cuadrado de Oro (Quadrat d’Or) y reúne obras arquitectónicas destacadas como ser la Pedrera, la Casa Battló y la Casa Amatller.

Por supuesto, la siguiente parada será la Sagrada Familia, obra cumbre e inacabada del genial Antoni Gaudí y por extensión del modernismo. Eso sí, te recomendamos que compres las entradas con antelación para no perder tiempo.

“El arquitecto del futuro se basará en la imitación de la naturaleza, porque es la forma más racional, duradera y económica de todos los métodos”.

– Antoni Gaudí –

Para terminar el día puedes andar por el Barrio de Grácia, con sus quince plazas, su combinación entre modernidad y tradición.

Más ideas para conocer Barcelona

Por supuesto que Barcelona tiene muchísimo más para ver y conocer. Por ello, si te quedas más tiempo te recomendamos otras opciones. Como primera alternativa, puedes pasar todo un día en Montjuïc. Puedes llegar en metro hasta la Plaza España e ir subiendo. Lo primero que verás será el maravilloso Palau Nacional, sede del Museo de Arte de Cataluña.

Montjuïc en Barcelona
Museo Nacional deArte de Catalunya – Brian Kinney

El Montjuïc (Monte de los Judíos porque allí se encontraba el cementerio hebreo) tiene decenas de atractivos: la Fundación Miró, el Museo Etnológico, el Museo Olímpico, el Estadio Olímpico, el Palau Sant Jordi, el Jardín Botánico, el teleférico y el castillo en lo más alto (desde donde se ven panorámicas impresionantes).

Otra alternativa es visitar el Parque Güell, otra de las obras más destacadas de Antoni Gaudí, en el distrito de Grácia. Fue construido entre 1900 y 1914 y abierto al público en 1926. La entrada con su famosa escalera con dragones, los pabellones, las fuentes, la plaza, la Sala Hipóstila y la Casa Museo Gaudí son algunos de sus rincones más importantes.

¿Más atractivos en la Ciudad Condal? El Parc de la Ciutadella, el Arc del Triunf, la Plaza de Catalunya, el estadio del Barcelona, el Tibidabo, el Poble Espanyol y el Museo Picasso.