4 rutas en coche por Ibiza

Armando Cerra 14 abril, 2016

El tamaño de Ibiza, con apenas 45 kilómetros de largo por unos 25 de ancho, hace que puedas ver la isla casi en un día. No obstante, te recomendamos ir con más calma. Es cierto que si alquilas un coche podrás verlo todo, o casi todo, pero no podrás disfrutarlo y de eso se trata. ¿No?

Cuatro rutas distintas por Ibiza

Hemos diseñado cuatro rutas por la isla, para que hagas cada una en días diferentes de tus vacaciones ibicencas. Con ellas podrás llegar hasta los rincones más recónditos de la mayor de las islas Pitiusas. Y si alguno de estos itinerarios te gusta más, puedes repetir. Tranquilo, no te defraudarán, aunque repitas ruta siempre descubrirás matices nuevos.

1. Ruta Oeste

Si estás alojado en San Antonio, te proponemos una ruta circular por el oeste de la isla, descubriendo varias poblaciones, cada una distinta y cada una de ellas atractiva por sí misma.

San Antonio en Ibiza
San Antonio – holbox

La primera parada ha de ser en San Rafael, un buen lugar para comprar la alfarería típica de la isla. Desde ahí nos dirigiremos a Santa Gertrudis para conocer su Plaza Mayor.

Seguiremos nuestro camino rumbo a San Miguel, lugar donde hay que subir hasta su punto más elevado, allí encontraremos una impactante iglesia encalada. San Miguel va a ser el punto más distante de nuestra ruta.

Es el momento de retornar hacia San Antonio, pero por el lado de la costa, por una carretera que pasa por Santa Inés y que nos ofrece un panorama de acantilados espectaculares.

Cala Salada en Ibiza
Cala Salada – holbox

Una vistas fantásticas que invitan a un baño, por eso os recomendamos bajar a Cala Salada, y disfrutar de un refrescante chapuzón.

2. Ruta Suroeste

Ahora, vamos a empezar nuestro recorrido desde la ciudad de Ibiza para llegar hasta la localidad de San José. ¿Qué nos espera entre ambos lugares? Un sinfín de playas y calas impresionantes. Al poco de abandonar la ciudad ya nos encontraremos con Sa Caleta, una de las playas más populares de la isla.

No obstante, a poca distancia se puede bañar uno en la tranquila cala Es Bol Nou o en Cala Jondal. Precisamente desde ahí podemos hacer un sendero muy atractivo entre vegetación mediterránea de jaras y tomillos hasta el pueblecito de Cubells, en lo alto y con unas vistas inolvidables.

Cubells en Ibiza
Cubells – palomadelosrios

Merece la pena este paseo, ya que para recuperarnos después disponemos de varias calas en la ruta: d’Hort, Carbó o Vadella. Cualquiera de ella merece una parada. Tras ese baño hay que llegar a San José, un pueblo muy pintoresco y animado que cuenta con una interesante oferta gastronómica.

3. Ruta Norte

Ahora vamos a dirigirnos desde Ibiza, e incluso desde San Antonio, hasta la población de Santa Eulalia, para luego proseguir camino hasta el extremo norte de la isla, donde nos espera la playa de Aguas Blancas.

Playa de Aguas Blancas en Ibiza
Playa de Aguas Blancas – holbox

Más o menos a mitad de trayecto nos espera Santa Eulalia, la tercera ciudad de la isla. Con todo tipo de servicios y con un paseo marítimo que será un buen lugar para darse una caminata al atardecer si decidimos volver a parar aquí por la tarde.

Pero ahora vamos a proseguir hacia Aguas Blancas, una belleza natural por su entorno de acantilados y la estrecha franja de arena que es la propia playa. Un lugar ideal para el baño por su escasa profundidad.

Como complemento, os recomendamos seguir un poco más hasta la Cala San Vicente. Desde ahí las vistas del litoral ibicenco son sencillamente espectaculares.

“El paisaje más virgen que jamás he encontrado.”

-Walter Benjamin-

4. Ruta Sur

Para acabar, os proponemos descubrir otra sucesión de calas dispuestas al sur de San Antonio. La primera es playa Cala Bassa, un enorme arco de arena rodeado de pinos, rocas y mar. Os recomendamos no solo bañaros y tomar el sol, aprovechad para caminar por la orilla hasta llegar a la Torre del Comte, un torreón defensivo desde el que se divisa toda esta zona de la isla.

Cala Comte en Ibiza
Cala Comte – holbox

Detrás de la torre están las playas del Comte, tres calas a cual más encantadora. En cualquiera de ellas se puede pasar todo el día en absoluto relax.

Aunque, si prefieres algo más familiar, puedes volver al coche y tomar rumbo a la cercana Cala Tarida o, si te gusta el buceo, visita Cala Molí. De una forma u otra acaba esta ruta en la población de San Agustín, esencia de lo que es el relajado ritmo ibicenco.

Te puede gustar