3 rincones insólitos de Andalucía

Adrián Pérez 6 octubre, 2015

Andalucía es una tierra llena de contrastes que ofrece al viajero la magia de sus rincones más insólitos. Lugares que se llevan las miradas de asombro de sus visitantes. Desde entornos naturales impactantes hasta palacios impregnados de pasado, esta tierra gitana es admirable por su inusual belleza.

“Baile y copla, risa y llanto, al son de las castañuelas,
mezcla un concierto de palmas con la luz de las candelas
y este ritmo se hace danza ¡En todo el pueblo andaluz!”.

-Ángeles Asensio-

A continuación, vamos a viajar a esos rincones insólitos que son únicos en Andalucía. Los viajeros más curiosos sin duda querrán conocer algún día estos sitios impregnados de magia. Organizar una escapada será mucho más sencillo conociendo algo de estos fantásticos lugares.

1. El Río Tinto, Huelva

Río Tinto
Río Tinto, Huelva – Jose Arcos Aguilar

El Río Tinto debe su nombre a la coloración de sus aguas producto de la descomposición de sus rocas, que lo tiñen de un color rojo oxido. Este río inicia en la Sierra del Padre Caro y continúa fluyendo 100 kilómetros hasta llegar a Huelva. Comparte sus aguas con el río Odiel, con el que se funde por completo.

Este río andaluz es tan insólito que fue elegido por la NASA para ser estudiado por la posible semejanza con el planeta Marte. El río incluye microorganismos en sus profundidades que pueden adaptarse a hábitats totalmente extremos, algo que lo hace aún más extraño e interesante para los científicos de la NASA.

Vagonetas en Rio Tinto
Río Tinto, Huelva – Enrique Hinojosa Rosado / Flicr.com

Según estudios, en las profundidades del Río Tinto no es posible la vida en ningún aspecto. Sin embargo, se ha descubierto que existen organismos microscópicos habitando entre metales pesados que no necesitan del oxígeno para sobrevivir.

2. El Castillo de la Iruela, Jaén

Castillo de Iruela
Castillo de Iruela, Jaén – Fernando Bueno / Flickr.com

El castillo de la Iruela ofrece una visión única. Se levanta, imponente, sobre una roca gigante en la Sierra de Cazorla. Este lugar fue el hogar de los templarios y supuso todo un reto arquitectónico construirlo en este escarpado sitio, a principios del siglo XVI. Un castillo que fue invadido e incendiado por los franceses en 1810 por la hostilidad de sus vecinos.

Este lugar cuenta con tres recintos amurallados de un estilo árabe-medieval y los cristianos ampliaron la estructura en el siglo XIII. Dentro del castillo se encuentra la Iglesia de Santo Domingo, que data del siglo XVI, un lugar dedicado a Santo Domingo de Silos. En la parte más elevada de la gran roca se encuentra la torre del Homenaje, la más representativa del lugar.

Vista aérea del castillo de Iruela
Castillo de Iruela, Jaén – José Castillo / Flickr.com

El Castillo de la Iruela forma parte del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. Este lugar es visitado por millones de turistas año tras año por el amplio abanico de historias que lo invaden.

3. El Torcal de Antequera, Málaga

Rocas en el Torcal de Antequera
Torcal de Antequera, Málaga – David Salcedo

El Torcal de Antequera presenta un conjunto de piedras calizas que han tomado formas muy particulares. También llamadas “champiñones”, las rocas de este lugar se han moldeado por el paso de los siglos. Su roca más emblemática se llama “tornillo” y es la más grande en relación con las otras.

Estas rocas son de origen marino, por lo que se pueden encontrar fósiles prehistóricos de gran valor. Para los más curiosos existe en este lugar un observatorio desde donde se pueden avistar las estrellas por las noches. Además, se organizan visitas guiadas para descubrir la riqueza natural e histórica de este lugar. Muchos senderistas han intentado escalar las rocas de Antequera.

Son tres lugares completamente diferentes pero que muestran la gran belleza y la variedad de una región española tan maravillosa como es Andalucía. ¿Conoces alguno de de ellos?

Te puede gustar