10 pueblos de Suiza maravillosos que tienes que ver

· 14 julio, 2017

En medio de las montañas de los Alpes, enclavados a la vera de un río o un lago, en el corazón de un valle o una ladera, hay pueblos de Suiza que son realmente preciosos. En este artículo te mostramos algunos de los más bonitos. Una selección que se nos ha hecho muy difícil… ¡todos tienen su encanto!

Pueblos de Suiza que debes visitar

Con las montañas como paisaje de fondo, estén nevadas o verdes, estos pueblos de Suiza son encantadores. Son tantos los lugares que podemos elegir en este país que sin duda el siguiente listado se quedará incompleto. Pero para darte una idea de lo que encontrarás en estas tierras, aquí tienes varios pueblos imperdibles:

1. Ascona

Pueblos de Suiza, Ascona
Ascona – Marcel Ruegenberg / Flickr.com

Es un pueblo con un toque Mediterráneo, diferente al resto de los que encontrarás en Suiza, pero que merece la pena visitar. Ascona se encuentra a orillas del Lago Mayor, en el distrito de Locarno.

Su principal monumento es el Collegio Papio (di Santa Maria della Misericordia), construido en estilo renacentista en 1585, gracias al aporte económico de Bartolomeo Papio. Este palacio funcionó como colegio de los jesuitas, convento y seminario. Luego se le añadió una iglesia con frescos góticos.

2. Lauterbrunnen

Lauterbrunnen – gevision

Más que un solo pueblo, se trata de una comuna compuesta por varias localidades (Wengen, Stechelberg, Murren, Isenfluh, Gimmelwald y Eigergletscher), famosas entre los aficionados a los deportes invernales.

Pero puedes visitar la zona en cualquier época del año porque sus paisajes son hermosos. Aquí encontrarás maravillosas e imponentes cascadas que te dejarán sin respiración.

3. Cully

Protegido por el lago Lemán y los viñedos de Lavaux, esta comuna alberga un puñado de casas, ideal para una escapada en pleno contacto con la naturaleza. La capital del distrito Lavaux-Oron ofrece muchos senderos para perderse entre campos de vid.

4. Stein am Rhein

Stein am Rhein
Stein am Rhein – trabantos

Este pueblo de Suiza es muy famoso por hallarse a orillas del lago Constanza, y además por estar muy cerca de la frontera con Alemania. Por ello su arquitectura es principalmente germana.

Camina por su casco histórico peatonal entre casas medievales con entramados de madera y balcones repletos de flores. Desde lejos, antes de llegar a Stein am Rhein, verás el castillo de Hokhenklingen, en lo alto de una montaña.

5. Rougemont

Antiguamente llamada Rotschmund en alemán, este bello pueblo de mil habitantes se enorgullece de contar con una iglesia de estilo románico construida en el siglo XI y un castillo de varios siglos de vida como monumentos nacionales. Un rincón medieval que merece la pena visitar en Suiza.

6. Oberhofen

Castillo de Oberhofen en Suiza
Castillo de Oberhofen – jakobsweg.ch / Flickr.com

Se trata de una comuna de pocas dimensiones a orillas del lago de Thun. Destaca su gran castillo construido en el siglo XIII y que a lo largo de la historia pasó de mano en mano (incluyendo varias dinastías). Hoy es una propiedad privada y museo abierto al público. ¡Las vistas desde lo más alto son fabulosas!

7. Bettmeralp

Es otro de los pueblos de Suiza muy relacionados con los deportes de invierno, ya que cuenta con pistas de esquí que se llenan de nieve en la temporada. Pero si quieres ir en otra época del año, Bettmeralp te enamorará con sus vistas a los Alpes del Valais y su cercano glaciar Aletsch.

“El momento más alegre en la vida humana es en la partida hacia tierras desconocidas.”

-Richard Burton-

8. Grindelwald

Grindenwald en Suiza
Grindelwald – Simon Dannhauer

Este pequeño pueblo alpino es famoso por sus pistas de esquí en invierno y por sus rutas de senderismo en primavera y verano. Aunque está bastante alto, podemos llegar a Grindelwald a través de funiculares y teleféricos.

9. Murten

El casco antiguo amurallado de Murten, a orillas de un lago, es realmente precioso. El museo con una colección sobre la historia del lugar y la posibilidad de practicar deportes acuáticos son solo dos de los motivos para visitar este fascinante lugar.

10. Brienz

Es uno de los pueblos de Suiza más visitados, en concreto, de la zona conocida como “Bruhngasse” y tiene la “calle más bella de Europa” gracias a sus casas construidas en el siglo XVIII con esculturas de madera.

Además, en Brienz, a orillas del lago homónimo, podemos disfrutar de un museo al aire libre con un puerto que nos permite recorrer otras áreas cercanas: Lucerna, Interlaken y Ballenberg.