Stein am Rhein, uno de los pueblos más bonitos de Suiza

Con su casco antiguo perfectamente conservado, casas de entramado de madera y fachadas pintadas con frescos, Stein am Rhein es un lugar fantástico. Aquí el lago Constanza vuelve a ser el río Rhin y las atracciones turísticas se cuentan por decenas. Te invitamos a recorrer este hermoso lugar al norte de Suiza.

Stein am Rhein, una ciudad de larga historia

Esta pequeña ciudad tiene mucho encanto y varios puntos de interés debido a su vasta historia. Los inicios de Stein am Rhein se remontan a la época de los romanos. Debido a su ubicación geográfica estratégica (en un cruce de caminos) se construyó en ella un puente de piedra para comunicar con la antigua Retia (hoy Alemania) y un fuerte.

Stein am Rheim
Stein am Rhein – trabantos

En el año 1005 el emperador Enrique II establece en Stein am Rhein la abadía benedictina de San Jorge, lo que se traduce en desarrollo comercial para la zona y hasta en el derecho de acuñar moneda. En el centro de la ciudad se llevaba a cabo un gran mercado. Más cerca en el tiempo, durante la Segunda Guerra Mundial, una gran parte de su patrimonio quedó destruido por culpa de los bombardeos.

Paseando por Stein am Rein

Apenas llegas a Stein am Rhein te recibe el majestuoso castillo de Hohenklingen, en lo alto de una montaña. Si vas a pasar el día en la ciudad, tienes que elegir entre recorrer esta fortaleza o pasear por la ciudad (de lo contrario no podrás detenerte en ningún sitio en particular).

Stein am Rheim
Stein am Rheim –
Chuckas_McFly / Flickr.com

Aquellos que van en coche deben dejarlo en un aparcamiento fuera del casco antiguo. Se accede atravesando por una de las cuatro puertas medievales que se conservan. La más conocida es la Untertor, o del reloj (erigida en 1367).

“Está bien tener un final para un viaje, pero al final, es el viaje lo que importa.”

-Ernest Hemingway-

La Plaza del Ayuntamiento

Camina por la calle Understadt (una de las principales) que te conecta con la Plaza del Ayuntamiento y varios atractivos. Aquí se celebraba el mercado semanal y una feria. El Edificio Rathause (construido en 1539) llama la atención por sus gárgolas con forma de dragón y sus pinturas añadidas en la remodelación de 1900. Hoy en día es la alcaldía, pero en el pasado sirvió de tienda y de granero.

Stein am Rheim
Stein am Rhein – PONGPIPAT.SRI/shutterstock.com

Sin salir de la plaza, a mano derecha verás tres bonitas construcciones. La primera es Weisser Adler, que conserva un mural renacentista de 1520 con elementos de la vida cotidiana. La segunda es Burgerasil, del siglo XV, antiguo hospital y residencia de ancianos y actualmente archivo municipal y oficina de turismo. La tercera es Krippenwelt, el Museo del Pesebre.

En la parte derecha de la plaza verás una hilera de casas medievales típicas de Suiza. Se trata de los edificios Vordere Krone (siglo XIV), Rother Ochsen (la taberna más antigua de Stein am Rhein), Steiner Trauben (del siglo XVII), Sonne (de estilos rococó y gótico) y Schwarzes (casa natal de Johann Rudolf Schmid).

Las calles de Stein am Rein

En el número 18 de la calle Understadt está el Museo del Pueblo y el Juguete, en un edificio de 1279. En sus cuatro plantas se puede aprender sobre cómo vivía una familia de clase media de la ciudad en la antigüedad.

Sigue por la misma calle hasta Brodlaubegass, donde se encuentra uno de los edificios más famosos de Stein am Rhein: el Brodlaube. Data de 1358 y a lo largo de su historia fue cambiando de función. Primero sede del gremio de los molineros y panaderos, después la casa del médico del pueblo y hasta escuela de latín. Al lado está la Casa Hirzli, decorada en rojo y blanco y que parece sacada del cuento de Hansel y Gretel.

Stein am Rhein
Stein am Rhein – Por trabantos

Te recomendamos que te pierdas por el entramado de callejuelas de esta hermosa ciudad. Pero no dejes de visitar la Torre Obertor, que se levantó en 1363 y fue usada como prisión. Recorre también la calle Fronhofgass, con sus casas asimétricas.

Para acabar la visita, dirígete a la zona del río para conocer la histórica abadía benedictina San Jorge. Se puede visitar el claustro, el salón y algunas de las antiguas estancias. Luego disfruta de una panorámica hermosa antes de cruzar el famoso puente (reconstruido varias veces) que conecta Stein am Rhein con el barrio de Burg. Aquí se encuentra la iglesia de St. Johann auf Burg en lo alto de una colina.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar