La zona arqueológica de Teopanzolco

Si te interesa conocer más sobre las civilizaciones antiguas, esta región de México tiene muchos secretos para que descubras. Te contamos sobre su historia y estado actual.

Escrito y verificado por la historiadora Nuria Herrero Lapaz en 20 Febrero, 2021.

Última actualización: 20 Febrero, 2021

En la ciudad de Cuernavaca, capital del estado de Morelos, en México, se encuentra la zona arqueológica de Teopanzolco. Junto a esta, se ha construido un centro cultural del mismo nombre para poner en valor esta parte de la ciudad.

Aunque se conserva el centro ceremonial y parte de la zona habitacional, se sabe muy poco de la extensión total de la ciudad, ya que la mayor parte de los restos están probablemente bajo las construcciones de la urbe actual.

Los edificios de la zona arqueológica de Teopanzolco

El nombre Teopanzolco es de origen náhuatl y está compuesto por Teopan, que significa ‘templo’; Zolli, que significa ‘viejo’; y co, que indica un lugar. Por eso, la palabra Teopanzolco quiere decir ‘en el templo viejo’.

El visitante puede contemplar un edificio principal que presenta un gran basamento de planta rectangular, en el que se observan 2 etapas de construcción una sobre otra, hecho muy típico de esa época. Por la zona oeste de la fachada, encontramos unas escalinatas dobles que dan acceso a 2 templos. Frente a este edificio, hay una amplia plaza rectangular.

En ese lugar, frente al edificio 1, se encuentra el edificio 2, que tiene una plataforma baja, de planta irregular con una gran escalinata en la zona norte. Los edificios 3 y 5 presentan un basamento de planta cuadrangular con escaleras. Hay un total de 14 edificios.

Los templos de Teopanzolco

El templo norte está dedicado a Tláloc, que era el dios del Agua Celeste y de la Fertilidad. Es el templo más pequeño y tiene 4 pilastras en los extremos. El templo del sur está consagrado a Huitzilopochtli, que encarna al Dios del Sol y al Dios de la Guerra. Este es de tamaño mayor y está dividido en 2 secciones.

Esta estructura piramidal fue creada rodeada por varias plataformas, una de las cuales era rectangular por delante y circular por detrás. Además, estaba orientada hacia el oriente, por lo que pudo ser un lugar dedicado a Tlahizcalpantecuhtli, Venus o Estrella de la mañana.

Asimismo, en la parte posterior de los templos dedicados a Tláloc y a Hitzilopochtli se construyó otro más pequeño dedicado al dios Tezcatlipoca, que significa ‘espejo humeante’. Se corresponde con un dios omnipresente y omnipotente de los misterios de la noche.

Las demás estructuras piramidales que rodean la pirámide mayor también tenían altares para otros dioses de menor entidad, y en algunos se han hallado fosas para el depósito de los restos mortuorios de los hombres sacrificados. Durante las excavaciones, se encontraron en esta zona un gran conjunto de restos óseos humanos junto a navajas de obsidiana, quizás, de algún ritual.

La historia de Teopanzolco

Las primeras evidencias de ocupación de la zona arqueológica de Teopanzolco se remontan al Posclásico Medio. Sin embargo, de este periodo han quedado muy pocos restos, ya que ha sido prácticamente destruido.

Encima de aquellas primeras ruinas se construyeron los nuevos edificios, de época ya de Posclásico Tardío. Era normal entre las culturas prehispánicas construir unos ciudades sobre otras.

El terremoto que asoló México en el año 2017 dejo evidencias de las construcciones más antiguas de Teopanzolco. A raíz de ese terremoto, se hundió parte de la zona central de la pirámide y se encontró una estructura en la zona inferior correspondiente al periodo Posclásico Medio (1150-1200 d.C). Se hallaron restos de muros recubiertos de estucos, una banqueta y restos de una pilastra.

Forma constructiva de la zona arqueológica de Teopanzolco

La roca empleada en la mayoría de las construcciones de la zona arqueológica de Teopanzolco es la roca basáltica. Las piedras que forman las esquinas y parte de las construcciones aparecen trabajadas con un labrado en la propia piedra.

En la zona exterior de los edificios, es decir de la zona con estuco y pintura, no se conserva absolutamente nada. Más allá de ello, se supone que deberían de haber estado pintados, como sucede en muchas otras zonas arqueológicas mexicanas.

Centro Cultural de Teopanzolco

Junto a la zona arqueológica de Teopanzolco, construida hace más de 700 años, se ha levantado un centro cultural en donde poder disfrutar de las vistas de la zona arqueológica. Las escalinatas y las plataformas presentes en todos los restos arqueológicos mexicanos se han diseñado también en este nuevo centro cultural. Aquí brindan un nexo entre el mundo antiguo y el mundo nuevo, entre la arquitectura azteca y la arquitectura contemporánea.

En el centro cultural destaca una escalinata que cuenta con usos múltiples. Funciona como un auditorio al aire libre, como un mirador para la ciudad y también para contemplar el sitio arqueológico. De su cubierta inclinada, destaca que tiene un vestíbulo en la entrada.

Si bien muchos expertos en difusión del Patrimonio no ven con buenos ojos la construcción de estos grandes edificios monumentales junto a yacimientos arqueológicos, el tiempo ha dado la razón a sus diseñadores, ya que en la mayoría de los casos han sabido conjugar el pasado y el presente.

La unión de dos visiones distintas de un mismo lugar hace que el visitante disfrute a la vez que comprende los sitios arqueológicos, como este de Teopanzolco, gracias a estos edificios que resultan complementarios a los yacimientos.

Si hemos de ponerles un «pero», sería que en estos lugares se hacen obras de teatros y conciertos, pero no hay una zona de recreación ni de explicación de la zona arqueológica. Por lo que las espectaculares vista que nos regala el centro cultural de la zona arqueológica se quedan vacías de interpretación.

Teopanzolco, un lugar prestigioso para conocer

Este Centro Cultural de Teopanzolco ha sido galardonado con varios premios de arquitectura, entre los que destacan el Premio Oscar Niemeyer para la Arquitectura Latinoamericana del año 2018 y el American Architecture Prize del año 2017.

En síntesis, con un paseo de 2 horas desde la Ciudad de México, bien merece la pena conocer esta zona arqueológica de Teopanzolco. Como explicamos con anterioridad, en ella podrás conocer una parte de lo que fue el pueblo de Cuernavaca hace más de 7 siglos.

Te podría interesar...
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
Descubre las ruinas mayas de Cobá en México

El yacimiento de Cobá es una de las grandes sorpresas que nos muestran el pasado prehispánico y monumental de la Riviera Maya.


Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Cádiz y Licenciada de Grado con sobresaliente cum laude por unanimidad. Ha escrito el libro Los productos arqueológicos de La Caleta y es autora y coautora de 30 artículos sobre arqueología. Recibió el Premio HUMAN a la Mejor Empresa de Base Cultural, dos Premios como Empresa Colaboradora de la Universidad de Cádiz y el Premio CONCIENCIA Y CREA a la Mejor Trayectoria Empresarial de la Diputación de Cádiz. Ha dirigido 39 actividades arqueológicas, participado en 17 congresos y ha sido comisaria de la exposición: “Las otras piedras de La Caleta” en el Museo de Cádiz. Desde el año 2002 trabaja en el Castillo de Santa Catalina (Cádiz) realizando talleres y visitas guiadas para todos los públicos en TAPECA (Talleres Pedagógicos Caleta). Es colaboradora de la “Tertulia de Actualidad “ del programa “El Mirador” de Onda Cádiz Televisión.