Wernigerode, un pueblo de postal en Alemania

En el territorio germano hay muchos pueblos que parecen sacados de un cuento de hadas, y Wernigerode es uno de ellos. Vamos a viajar a esta ciudad del distrito de Harz, en Alemania, y a sus alrededores para disfrutar de toda la magia que encierran ¿Nos acompañas?

Wernigerode, entre montañas y ríos

En el centro del país, Wernigerode es un pueblo ubicado muy cerca de las montañas Harz y al pie del Brocken (el pico más alto del conjunto). Para llegar aquí podemos ir en coche por carretera pero la mejor opción es usar el tren que va desde Halle a Hanover, ya que los paisajes son aún más bonitos.

Ayuntamiento de Wernigerode
Ayuntamiento de Wernigerode – haraldmuc

El río Holtemme fluye por el medio del pueblo y su estampa es realmente maravillosa, sobre todo en invierno, cuando todos los tejados están cubiertos de nieve. Andando por Wernigerode podemos observar la división entre las partes antigua (Altstadt) y la nueva.

Los encantos de Wernigerode

Muchos de los edificios son de estilo gótico. Uno de los ejemplos más bonitos de esta arquitectura es el Ayuntamiento, cuya fachada de madera data del año 1498. Otra de las construcciones imperdibles es el Gymnasium Gerhart Hauptmann, donde funcionó una escuela de gramática en 1825.

Castillo de Wernigerode
Castillo de Wernigerode – LianeM

Aunque sin duda, el atractivo que se lleva la mayoría de las fotografías y miradas es el castillo. Perteneciente a los príncipes de Stolberg-Wernigerode, fue erigido en lo más alto del pueblo en el siglo XII y reconstruido entre los años 1862 y 1893, incluyendo partes del edificio medieval.

Uno de los recorridos imperdibles comienza en el ferrocarril de vía estrecha que enlaza Wernigerode con Brocken  y continúaa hacia Nordhausen, al sur de las montañas de Harz. Luego nos subimos a un teleférico en Braunlage para ir a la montaña Wurmberg (971 metros). Al terminar regresamos al pueblo en autobús.

“La gran recompensa y lujo de los viajes es ser capaz de experimentar las cosas como si fueran la primera vez, estar en una posición en la que casi nada es familiar.”

-Bill Bryson-

Wernigerode en la ruta de arquitectura de entramados

Este recorrido turístico se extiende por diferentes estados federados de Alemania. En uno de los 7 caminos nos encontramos a Wernigerode y varios pueblos de los alrededores. Los más destacados de las cercanías son:

1. Halberstadt

Alberdstadt
Alberdstadt – Corinna Huter

Está en el estado de Sajonia-Anhalt y es una ciudad creada en el año 814 como sede episcopal. El lugar que vio nacer a Alberto de Sajonia fue un importante centro comercial entre los siglos XIII y XIV y se anexó a Brandeburgo en 1648. Si bien fue muy dañada en la Segunda Guerra Mundial todavía conserva edificios históricos y paisajes antiguos.

2. Wolfenbuttel

Wolfenbuttel en Alemania
Wolfenbuttel – Andrew Mayovskyy

Situada sobre el río Oker en la Baja Sajonia, Wolfenbuttel es la sede episcopal de la Iglesia Luterana del Estado de Brunswick. Es la más meridional de las 172 ciudades del norte alemán con nombre terminado en “buttel” (que quiere decir asentamiento).

Entre los sitios de interés podemos destacar el castillo barroco, que fue usado como escuela para chicas en 1866 y que en la actualidad es una escuela secundaria y una parte está abierta al público como museo. También merece la pena la biblioteca Duque Augusto, que alberga una gran colección de libros antiguos de todo el mundo (incluyendo biblias y manuscritos) y fue fundada en 1572. De sus edificios religiosos destacan las iglesias Beatae Mariae Virginis (del siglo XVII) y St. Trinitatiskirche (del siglo XVIII).

3. Konigslutter

Konigslutter en Alemania
Konigslutter – Kirchenfan / commons.wikimedia.org

También pertenece a Baja Sajonia, más precisamente al distrito de Helmstedt en el Parque Elm-Lappwald. En 1974 se unieron 18 municipalidades para darle la forma actual. Sin embargo la fecha aproximada de fundación data de 1135.

La ciudad está en una de las márgenes del río Lutter y ha sido muy importante por su fabricación de cerveza y la extracción de piedra caliza. No dejes de visitar la fuente de la ciudad, el Ayuntamiento y las iglesias de San Pedro y San Pablo y la de San Sebastián.

4. Celle

Celle en Alemania
Celle – Fabio Lotti

A orillas del río Aller, Celle se fundó a fines del siglo I d.C. y desde sus orígenes contó con varios privilegios reales, como por ejemplo la posibilidad de acuñar monedas. En 1378 se convirtió en la residencia de los duques de Sajonia.

Su principal atracción es el castillo o palacio, usado como vivienda de la Casa Brunswick-Luneburgo pero que tiene sus inicios en una torre fortificada con un foso. Muchas de las salas y habitaciones fueron remodeladas. Destaca la capilla de arquitectura renacentista, el teatro construido por órdenes del duque Jorge Guillermo y los parques de 7 hectáreas.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar