Hacemos una ruta por lo mejor de Sajonia

· 17 enero, 2017

Uno de los 16 estados federados de Alemania nos espera con hermosos paisajes, ciudades históricas como Dresden y pueblos pintorescos que merece la pena visitar. En este artículo te contamos cómo puedes planificar una ruta por lo mejor de Sajonia, para disfrutar de todo sin perderte nada.

De paseo por Sajonia

Si lo deseas, puedes alquilar un coche y hacer la ruta con toda la independencia y libertad del mundo. Otra opción es usar el transporte público, tanto para conectar destinos como dentro de cada localidad. El tren y el tranvía, respectivamente, tienen un muy buen servicio y las redes son bastante amplias.

En un buen recorrido por las tierras de Richard Wagner, Johann Sebastian Bach, Robert Schumann y Felix Méndelssohn no debes perderte estos lugares:

1. Leipzig

Leipzig
Leipzig – Sergey Dzyuba

Una vez que hemos llegado a la estación de tren, ya podemos comenzar nuestro paseo. La iglesia Reformierte y el Rosental (uno de los tantos parques de la ciudad) nos dan la bienvenida. Tras ello podemos andar por la calle Friedrich Elbert Strasse para llegar al Palacio de Justicia. También nos encontraremos con la Biblioteca Albertina, perteneciente a la Universidad y el nuevo ayuntamiento con su torre de reloj y una lapidaria frase en  latín:

“La muerte es cierta en hora incierta”

¿Qué más hay que ver en Leipzig? No hay que perderse la calle peatonal de Petestrasse, con sus músicos callejeros y decenas de tiendas o el Markt, con su plaza rodeada de edificios y restaurantes con terrazas. Otros atractivos son iglesia Nikolai, con su interior rosa y verde y sus columnas en forma de palmera; la Universidad; la Ópera; la Peterkirche, de estilo gótico y edificio más alto de la ciudad, y el Memorial de Bach en Thomaskirche.

2. Dresden

Dresden en Sajonia
Dresden – Scanrail1

Es la segunda ciudad más poblada tras Leipzig (distan una hora y media en tren). En la zona del centro se encuentra la iglesia Kreuzkirche, restaurada tras la Segunda Guerra Mundial (martes y jueves hay un concierto de órgano gratuito) y el edificio del ayuntamiento con su enorme torre. Muy cerca de allí está la Neumark, con la Frauenkirche (tempo también reconstruido).

En la ciudad vieja está la Galería de Arte Moderno, la terraza Bruhl (con vistas al río Elba) y Schlossplatz (la plaza del palacio). Dignos de mención son también el mural de cerámica que representa a todos los reyes sajones, la Puerta Georgentor y varios museos en la Calle del Palacio. Y no dudes en subir a la torre del palacio, tiene 222 escalones pero merece la pena por las maravillosas vistas que ofrece.

3. Meissen

Meissen en Sajonia
Meissen – Olaf Ludwig

Se trata de una pequeña ciudad a orillas del eío Elba y famosa por sus fábricas de porcelana. Desde la estación del tren se divida el gran castillo (Albechtsburg) y la catedral, ambos en la parte más alta. Altmarkt es una plaza muy bonita donde está la oficina de turismo y también hay que admirar la Frauenkirche, con sus campanas de porcelana.

Para subir hacia el el casco viejo deberás transitar calles estrechas rodeadas por casas de muchos colores. Atravesar la puerta de entrada a la ciudadela y llegar hasta Domplatz es imperdible. Se puede ingresar a la catedral de estilo gótico, con una capilla donde están enterrados los miembros de la familia real Wettin, príncipes de Sajonia.

4. Chemnitz

Chemnitz en Sajonia
Chemnitz – commons.wikimedia.org

A orillas del río del mismo nombre, la tercera ciudad más importante de Sajonia no es tan turística como Dresden o Leipzig, pero también tiene su encanto. Llamada también “Ciudad de Karl Marx” en honor a este filósofo revolucionario, Chemnitz cuenta con una plaza central (Markt) que se reconstruyó tras la guerra, en el centro histórico.

En esta zona también se ubica el antiguo ayuntamiento de estilo gótico, la iglesia Stadtkirche St.Jakobi (fundada en 1165), el palacio barroco Siegertsches Haus y los restos de la torre roja que formaba parte de la muralla de la ciudad.

No te pierdas en esta ciudad el monumento a Karl Marx, el Theaterplatz con su ópera y sus bonitos museos, ubicados en majestuosas casonas renovadas.