Consejos para visitar Wroclaw y su preciosa plaza del Mercado

Álvaro Gómez · 27 marzo, 2019
La ciudad polaca de Wroclaw esconde algunos rincones muy especiales, como su enorme plaza del Mercado, una de las más bonitas de Europa.

Quizá no sea una de las ciudades más conocidas de Polonia, pero es encantadora. Merece la pena visitar Wroclaw, pues su atractivo turístico es enorme. Sin ir más lejos, debes saber que aquí hay más de 130 puentes que conectan el casco histórico con hasta trece islas.

Pero además, en Wroclaw encontramos una de las plazas más grandes e impresionantes de toda Europa. También otros muchos monumentos, que convierten a la que fuera ciudad de la Liga Hanseática en una parada obligatoria en tu viaje a Polonia. ¡Descubre todos sus secretos para disfrutar al máximo de tu estancia!

La plaza del Mercado de Wroclaw

Plaza del Mercado de Wroclaw
Plaza del Mercado de Wroclaw

Es el corazón de la ciudad. La plaza del mercado medieval de Wroclaw, ciudad que también se conoce como Breslavia, tiene unas dimensiones asombrosas. Mide nada menos que 213 metros de largo y 178 de ancho.

Lo más característico son los edificios que la rodean. Con fachadas de diferentes colores, estas construcciones son las más famosas de Wroclaw, y traen el recuerdo de las coloridas fachadas de Cracovia. Entre ellos destacan los dos ayuntamientos, el viejo y el nuevo.

El encanto de la plaza del Mercado y de los edificios que la rodean no está solo en sus dimensiones o en los colores de las fachadas. También puedes observar diferentes estilos arquitectónicos. Unos góticos, otros renacentistas, pero, en definitiva, un conjunto que hace que esta plaza sea de lo más fotogénica.

Y, junto a este lugar está la plaza de la Sal. Más colorida aún, pues las protagonistas son las flores, que están a la venta en muchos puestos durante todo el día.

Los gnomos, no te los pierdas si vas a visitar Wroclaw

Gnomos en Wroclaw
Gnomos en Wroclaw

La ciudad de Wroclaw está unida a la figura del gnomo. A lo largo y ancho de la ciudad hay repartidas casi 200 estatuillas de gnomos de bronce. Encontrarlas por el casco histórico es una actividad muy divertida, sobre todo si viajas con niños.

Los gnomos crean un ambiente de cuento a Wroclaw. Y tienen su explicación, una tradición polaca cuenta que estos duendes espantan la mala suerte. Por eso, cuantos más encuentres en tu viaje, mucho mejor.

La universidad

Aula Leopoldina de la universidad de Wroclaw
Aula Leopoldina de la universidad- petrOlly 7 Flickr.com

Si eres un amante del arte, tienes que visitar la antigua universidad de Wroclaw. Ahora convertido en museo, el edificio es una obra de arte en sí mismo. El barroco predomina en sus salas, donde destaca por encima del resto el Aula Leopoldina.

Eso sí, no descartes salir con dolor de cuello. Las pinturas más importantes están en el techo. Pero te asombrarán tanto que no podrás quitar la vista de ellas hasta que no conozcas todos sus detalles.

La catedral

Catedral de Wroclaw
Catedral de Wroclaw – barnyz / Flickr.com

Si vas a visitar Wroclaw, la isla en la que se levanta la catedral de San Juan Bautista debe ser parada indispensable. El templo está ubicado en lo que en sus inicios era el núcleo de la ciudad.

Algo relegada por el protagonismo de la plaza del Mercado, la zona de la catedral parece perder importancia. Sin embargo, hay que recordar que la población nació aquí en el siglo IX.

Para llegar a ella hay que cruzar el puente Tumski, conocido también como puente de los candados, o de los enamorados. La razón de los sobrenombres es fácil de imaginar. Así que ya sabes, si quieres participar en una tradición más, aparte de la de buscar gnomos, puedes comprar un candado y colgarlo en él.

Aunque en la isla hay varias iglesias, la que destaca es la gran catedral. De estilo gótico, el templo se reconstruyó casi al completo tras los destrozos provocados por la Segunda Guerra Mundial.

Lo primero que te sorprenderá es su estilo sobrio en el exterior, aunque el pórtico y las dos grandes torres son un escenario increíble. Y, en su interior, destacan la capilla de Santa Isabel, la de Mariana, la del Corpus Christi y la de San Juan Bautista, entre otras.

Como ves, visitar Wroclaw te dará la oportunidad de descubrir una ciudad con una larga historia y rincones realmente sorprendentes. ¿La incluyes en tu lista de lugares por ver?