Visitamos el Masai Mara Triangle en Kenia

Álvaro Gómez·
06 Marzo, 2019
En el llamado Triángulo de Mara es una de las secciones de la que es una de las reservas de fauna salvaje más espectaculares de África.
 

La Reserva Nacional de Masai Mara es el mayor atractivo de Kenia por los safaris de los que puedes disfrutar. Y allí, la zona más poblada por animales salvajes es Mara Triangle, que corresponde a la parte noroccidental. Lo que lo separa del resto es el río Mara.

Cómo llegar y dónde dormir en Masai Mara Triangle

El continente africano cada vez recibe más visitas, especialmente por su carácter exótico y su particular fauna salvaje. Llegar a la Reserva Nacional de Masai Mara es muy fácil. El viaje más sencillo es en avión, pues cuenta con dos pistas de aterrizaje que están conectadas con otras zonas del país.

Dentro de la propia reserva es posible conseguir alojamiento, aunque en la zona de Mara Triangle área es más complicado. Solo existe un alojamiento y un campamento, aunque hay otros en la zona periférica del Triángulo de Mara.

En cualquier caso, dormir en uno de los campamentos públicos y privados es una experiencia única. Ver anochecer con la banda sonora de la sabana es una de las mejores experiencias que te llevarás de tu viaje a Masai Mara.

Qué animales verás en Masai Mara

Rinoceronte en Masai Mara Triangle
Rinoceronte negro
 

Un safari no tiene nada que ver con un zoo. Es algo evidente, pero conviene recordarlo cuando vas a vivir esta experiencia. En un zoológico verás de cerca a los animales, pero lo verdaderamente increíble es admirarlos en libertad. En un safari nunca sabes qué animales podrás contemplar, pero la aventura siempre será inolvidable.

Incluso es posible que veas cómo interaccionan entre ellos. Depredadores que persiguen a su presa, animales salvajes que se esconden en busca de comida y otros tantos ocupando su verdadero hábitat harán que te sorprendas.

En el Masai Mala Triangle tienes la oportunidad de ver de cerca ñus, jirafas, elefantes o cebras. También gacelas o impalas. Y en cuanto a los animales más peligrosos, no puede faltar el rey de la selva, el león. Tampoco los leopardos, guepardos, cocodrilos, hienas o hipopótamos.

Solo los más afortunados tienen la oportunidad de admirar al rinoceronte negro. Es una especie en peligro de la que quedan muy pocos ejemplares.

En qué época del año ir

Migración de ñus en Masai Mara Triangle
Migración de ñus

Durante todo el año puedes ver muchos de estos animales en los safaris de Masai Mara Triangle. Sin embargo, hay una época en la que es más interesante viajar: entre julio y octubre. Es en esos meses cuando se produce la migración de varias especies. Un espectáculo fascinante.

 

Las migraciones más características son las de las cebras y los ñus. Nos ofrecen la experiencia increíble de ver a cientos de animales correr a nuestro lado durante el safari. Incluso si la organización lo estima oportuno podéis ver el cruce del río, donde muchos de los ejemplares son devorados por los cocodrilos.

En cuanto al mejor momento para ver a los animales, lo mejor es cuando cae la noche. En este periodo del día es cuando los animales salen a cazar, por lo que es más fácil que te encuentres con ellos durante el safari. También es más fácil verlos por la mañana a primera hora, pues aún no hace demasiado calor.

Algunos consejos para el safari

Parque Nacional Masai Mara
Parque Nacional Masai Mara

Si vas a visitar el Masai Mara Triangle, o cualquier otra reserva de fauna, conviene que leas estos consejos para que tu experiencia sea única. Lo primero que tienes que tener en cuenta, como ya hemos dicho, es que los animales no están expuestos para ti. Debes tener paciencia y no desesperar cuando lleves un tiempo sin ver nada.

Otra cosa importante es no ahuyentar a los animales, por ello, conviene permanecer en silencio. Además, en una experiencia así lo mejor es aprovechar para percibir el máximo de sensaciones posible y no estar distraído con conversaciones.

 

En lo demás, lo mejor es hacer caso y consultar siempre que se dude a los guías. Ellos son expertos en el terreno y conocen mejor que nadie la forma de actuar de la fauna, por lo que sus aportaciones siempre serán enriquecedoras.