Visita Nápoles y Pompeya en dos días inolvidables

Nápoles y Pompeya son dos de las ciudades más conocidas de Italia. Nápoles por presumir de tener la mejor pizza del mundo y Pompeya por estar llena de historia. Lo mejor de todo es que ambas están muy juntas y se pueden visitar de una vez en poco tiempo. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo contamos!

Nápoles y Pompeya en dos días: Nápoles

Haremos esta ruta comenzando en Nápoles, durmiendo allí y marchando temprano para Pompeya al día siguiente. Comencemos viendo lo que no te puedes perder en Nápoles:

Plaza del Plebiscito, el corazón de Nápoles

Plaza del Plebiscito en Nápoles
Plaza del Plebiscito – xtoforens

Esta plaza es un enorme espacio, auténtico corazón de la ciudad. Está rodeada por algunos de los edificios históricos más importantes de Nápoles, como la Basílica de San Francísco de Paola, el Palacio Real o el Palacio Salerno.

Spaccanapoli, la calle más famosa

Spaccanapoli en Nápoles
Spaccapanapoli – yashima / Flickr.com

Es la calle más famosa y céntrica de la ciudad situada en el casco antiguo de Nápoles. Se dice que data de hace 3 000 años y se usaba para separar el norte de la ciudad del sur.

Es una calle estrecha en la que los edificios con la decadencia romántica que caracteriza a Nápoles son los protagonistas. Ten cuidado con las vespas, que pasan por aquí como si fuera una carretera comarcal. Disfruta de productos tradicionales de la zona.

La capilla de San Severo, el hospicio del Cristo velado

Cristo velado en Nápoles
Cristo Velado – get directly down / Flickr.com

Este no es el edificio religioso más conocido de la ciudad, pero tiene en su interior una obra de arte increíble. Se trata del Cristo velado, una escultura de mármol en la que, supuestamente, se utilizó la técnica de la calcificación. La leyenda cuenta que con ella se puede transformar la tela en mármol fino, creando un efecto único que podrás disfrutar en esta hermosa escultura que parece real.

Castel dell’Ovo, una fortaleza increíble

Castel dell'Ovo, uno de los lugares que hay que ver en Nápoles
Castel dell’Ovo – Thoom

Además de su belleza, desde la ubicación del castillo se obtienen unas increíbles vistas de la ciudad con el monte Vesubio al fondo. Te recomendamos que subas hasta el castillo por la zona del puerto o el casco histórico al atardecer para disfrutar de una puesta de sol alucinante que nunca podrás olvidar.

Su pizza

Más que ver, esto es algo que hacer de forma imprescindible. No puedes irte de Nápoles sin probar su maravillosa pizza. Uno de sus restaurantes, Gino Sorbillo, se ha hecho famoso por haber sido galardonado por tener la mejor pizza del mundo. No puedes dejar de probarla. Eso sí, ven con calma pues las colas son largas, pero la espera merecerá la pena.

“Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia.”

-Francis Bacon-

Nápoles y Pompeya en dos días: qué ver en Pompeya

Pompeya está a menos de media hora en transporte publico desde Nápoles. Fue una de las ciudades más ricas del mundo, pero el volcán Vesubio entró en erupción y terminó con la ciudad y sus habitantes. No obstante, sus ruinas nos dejan ver de forma concisa cómo era una auténtica ciudad del siglo I.

El foro

Pompeya – Boris Stroujko

El foro era el centro social, político y religioso de la ciudad. Sin duda, el corazón de Pompeya. Aunque al principio de su construcción solo albergaba unos cuantos negocios, un siglo después se le dio un toque más moderno que hizo que también fuera el centro social de la ciudad.

Templo de Apolo

Este templo dedicado al dios del sol, las artes y la belleza masculina está muy cerca del foro y es un lugar imprescindible. Las esculturas originales que había en su tiempo podrás verlas en el Museo Arqueológico de Nápoles.

Casa del Fauno

Casa del Fauno en Pompeya
Casa del Fauno – photoNN

No se sabe quién la habitó pero fue, y es sin duda, una de las casas más bonitas y ricas de la ciudad. Lo curioso de la casa es la figura de un fauno, un pequeño dios romano de los bosques y la naturaleza.

Anfiteatro

Se le considera el anfiteatro romano más antiguo del mundo. En él se llevaban a cabo luchas de gladiadores, espectáculos y juegos de la época. 

Como ves, visitar dos ciudades increíbles como Nápoles y Pompeya en poco tiempo es posible con una buena organización. Sigue estos consejos y disfruta de la bella Italia.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar