Visita Madagascar en la temporada de lluvias

Álvaro Gómez · 13 abril, 2019
La temporada de lluvias en Madagascar se prolonga durante cuatro meses. Puede parecer que no es buen momento para viajar, pero te permite disfrutar de la isla desde otro punto de vista.

Viajar a Madagascar es el sueño de todo aventurero. La isla más grande del continente africano tiene un ecosistema único en el mundo y viajar allí para conocerlo de primera mano es la mejor sensación que puede tener cualquier mochilero. Pero si buscas algo diferente, descubre la belleza de Madagascar en la temporada de lluvias.

En la conocida como isla malgache podrás ver animales que solo habitan esta tierra de forma natural. El más conocido es el lémur, especie que encontrarás por todos los bosques de la isla. También hay especies endémicas dentro de la flora, como el baobab, que es el centro de atención de las fotografías de los turistas.

En Madagascar hay dos climas predominantes. Durante una mitad del año se da un clima templado y más seco, con escasas precipitaciones. En el resto de meses las lluvias son intensas e incluso se producen ciclones.

Lo más recomendable es viajar en la época con menos precipitaciones. Sin embargo, la temporada de lluvias en esta isla ofrece al visitante un encanto especial.

¿Cuándo es la temporada de lluvias de Madagascar?

Amber Mountain en la temporada de lluvias en Madagascar
Amber Mountain

Madagascar es una isla de inmensas dimensiones, pues además de ser la más grande de África, es la cuarta de mayor extensión en todo el planeta. Por eso, existen varios climas distintos en todo el país.

Las condiciones en el norte y en el sur, o en pleno bosque interior, no siempre son idénticas. Ocurre igual que con las diferencias culturales de las personas que habitan una u otra parte de la isla.

Aún así, a grandes rasgos, se puede decir que hay meses donde la lluvia es protagonista y otros en los que el clima es más seco. Si quieres visitar Madagascar en la temporada de lluvias, tienes que hacerlo entre diciembre y marzo. Estos cuatro meses son los considerados como temporada húmeda.

El resto del año las precipitaciones disminuyen y las temperaturas se mantienen más altas, excepto en julio y agosto, que es cuando se da el invierno en Madagascar.

Todo lo que verás en Madagascar

Lémur en un árbol
Lémur

Lo más característico que puedes ver en Madagascar son las reservas naturales. Si la lluvia no es demasiado intensa, adentrarte en los bosques te hará creer que estás en una película de aventuras. Aunque no irás solo, pues para acceder a estos lugares es obligatorio hacerlo con un guía.

Mejor así, pues ellos te explicarán todo y te llevarán por los lugares más interesantes y más seguros. En este sentido, tienes que tomar precauciones con el temporal. Lleva ropa adecuada, es decir, prendas impermeables que te protejan de la lluvia. Y ten siempre a mano la información meteorológica para evitar salir durante los ciclones.

De lo más interesante que puedes ver en Madagascar son los animales que habitan la isla. La especie más famosa y el centro de atención es el lémur. Este es el único lugar donde viven de forma natural y puedes encontrarlos en libertad por cualquier parte del país. Donde más verás es en la reserva natural de Anja.

Hay otras especies autóctonas en Madagascar, como el fosa carnívoro, una especie que la mayoría de gente desconoce, pero que en la isla malgache campa a sus anchas. En tus andanzas por Madagascar durante los meses de lluvia seguro que verás algún ejemplar de este animal, que es el principal depredador del lémur en la isla.

Disfruta de los baobabs bajo la lluvia

Avenida de los Baobabs
Avenida de los Baobabs

El lémur y el fosa carnívoro son característicos de Madagascar, también los camaleones, pero la especie autóctona que te resultará más conocida no es un animal. Se trata de los baobabs, son enormes árboles que destacan por el tamaño que alcanzan y el grosor de sus troncos. También sus peculiares copas.

El mejor lugar donde vas a poder disfrutar de estos árboles es en la Avenida de los Baobabs. Hay decenas de ellos y es el mejor lugar para fotografiarlos, sobre todo con la luz del atardecer. Es un escenario ideal para pasear relajado en tu viaje a Madagascar.

La lluvia hace que la afluencia turística sea menor. Por ello, será más fácil acceder con guías a las diferentes reservas naturales para descubrir a fondo el corazón de la isla malgache. Pero, si el tiempo es demasiado inclemente, siempre tienes la posibilidad de conocer ciudades como la capital, Antananarivo.