Una visita al Monasterio de Suso en San Millán de la Cogolla

Patricia 22 agosto, 2018
En el monasterio de Suso profesó Gonzalo de Berceo, uno de los primeros escritores en lengua castellana. Es solo uno de los aspectos que hacen de la visita a este lugar algo imprescindible.

El Monasterio de Suso está considerado Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco debido a su importancia histórica y artística. Situado cerca de San Millán de la Cogolla, en La Rioja, te descubrimos todo lo que tienes que saber de este lugar para aprovechar al máximo su visita. ¿Nos acompañas?

Características del Monasterio de Suso

La construcción que nos ocupa tiene su origen aproximadamente en el año 550 y fue fundada por San Millán, un pastor que murió a los 101 años de edad después de decidiera cambiar su rebaño de ovejas por la búsqueda del retiro espiritual que le brindaron las cuevas del lugar y donde vivió hasta su muerte en el 574.

Cenotafio de San Millán
Cenotafio de San Millán

Este eremita está enterrado en una tumba excavada en la roca y fue en este lugar donde comenzaría a construirse el monasterio. San Millán fue santificado en el 1030 y más tarde se convirtió en el patrón de Castilla y de Navarra.

El monasterio siguió erigiéndose hasta el siglo XI y tiene elementos visigóticos, mozárabes y prerrománicos, aunque en él predomina el estilo mozárabe del siglo X. A esta última etapa corresponden precisamente la galería de la entrada y la nave principal de la iglesia, edificada con bóvedas y arcos de herradura.

Hasta un siglo más tarde el edificio sufrió otras ampliaciones, como las de los muros y arcos de medio punto de enfrente de las primitivas cuevas. En este momento habría que hablar de la cueva del Osorio y de la cueva del oratorio del Santo, que ya mencionamos anteriormente.

Otros datos de interés

Claustro del monasterio de San Millán de Suso
Claustro del monasterio – José Luis Filpo Cabana / Wikimedia Commons

Por otro lado, en los sepulcros del claustro fueron enterrados los siete infantes de Lara y, en medio de ellos, su preceptor, Nuño. En el mismo lugar se encuentran las tumbas de las reinas de Navarra (Toda, Ximena y Elvira), así como la del Señor de Cameros, Don Tello González.

Según la leyenda, los infantes de Lara fueron capturados por los musulmanes en una emboscada, llevados a Córdoba y decapitados. Sus cuerpos se trasladarían después hasta este monasterio.

El Monasterio de Suso también puede presumir de haber acogido a Gonzalo de Berceo, el monje y primer poeta de nombre conocido en castellano, que, como es lógico, tenía acceso al archivo y biblioteca de la construcción. En el contacto con dicha documentación es donde seguramente surgió su vocación literaria.

Información práctica para visitar el Monasterio de Suso

Iglesia del monasterio de San Millán de Suso
Iglesia del monasterio – José Luis Filpo Cabana / Wikimedia Commons

El monasterio de Suso tiene dos horarios diferenciados: en verano (de Semana Santa a octubre) se puede visitar de 9:30 a 13:30 y de 15:00 a 18:30; mientras, en invierno la hora de cierre se adelanta a las 17:30. Da igual el día de la semana en el que se vaya salvo que sea lunes, que es cuando el monasterio permanece cerrado.

Para acceder hay que comprar una entrada que cuesta 4 € y que se debe recoger con media hora de antelación en la Central de Reservas de Suso. Dicha entrada incluye una visita guiada al Monasterio de Suso que dura unos cuarenta minutos, permitiendo así conocer todos los secretos de la construcción.

Asimismo, y como ya hemos visto, el Monasterio de Suso se encuentra en San Millán de la Cogolla, un municipio de La Rioja al que es muy sencillo llegar. De hecho, parten autobuses al lugar desde las 9:55  a las 17:55 o 17:25 en verano e invierno, respectivamente, con una frecuencia de treinta minutos.

Conoce el entorno del Monasterio de Suso

Monasterio de Yuso
Monasterio de Yuso

En San Millán de la Cogolla también se encuentra el Monasterio de Yuso, declarado, al igual que el de Suso, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Ambos están considerados tradicionalmente como la cuna del castellano debido a que en ellos se produjo el primer balbuceo escrito de dicha lengua.

Respecto a sus características, el Monasterio de Yuso se construyó en el siglo XI para ampliar la construcción que nos ocupa y conjuga diversos estilos, entre los que destaca el renacentista y el barroco. También cuenta con un museo que alberga diversas joyas artísticas, como pinturas de Juan de Rizzi o cobres del siglo XVII.

Si visitas La Rioja, por tanto, reserva un tiempo para visitar los monasterios de Suso y de Yuso, dos joyas llenas de historia.

Te puede gustar