Qué saber antes de visitar Santa María del Naranco en Oviedo

· 24 marzo, 2018
Es una de las joyas del prerrománico asturiano. Santa María del Naranco es un edificio singular en todos los aspectos del que vamos a descubrir sus secretos.

Santa María del Naranco continúa siendo todo un enigma, al igual que parte de la propia arquitectura prerrománica asturiana. Viajamos hasta Oviedo para conocer un poco más este misterioso pero bello edificio.

Una de las hipótesis más aceptadas a la hora de explicar el nacimiento de estas singulares construcciones es que los constructores quisieron imitar los edificios tardorromanos que ya existían en Asturias. Estos eran los baños de Gijón, la Villa de Veranes, el balneario de Las Regueras.

Características de Santa María del Naranco

Fachada de Santa María del Naranco
Santa María del Naranco – LucVi

La iglesia está asentada sobre las laderas del monte Naranco. El lugar está bastante próximo a la antigua capital del reino asturiano: Oviedo. Si echamos un vistazo rápido el edificio, podemos ver que la morfología que muestra no tiene nada que ver con las iglesias de su época.

Hay muchos expertos que piensan que realmente, en origen, fue un palacio real o aula palatina que encargó el rey Ramiro I y que terminó de edificar en el año 842. En el siglo XII pasó a convertirse en la iglesia de Santa María.

Este rey también fue el que mandó construir a solo un centenar de metros, la iglesia de San Miguel de Lillo. Es otra de las grandes joyas que tiene la arquitectura asturiana del periodo altomedieval. En 1985, ambos edificios fueron declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Historia

Llegar a Santa María del Naranco
Santa María del Naranco – Nextors / Flickr.com

Este edificio pertenecía al complejo arquitectónico donde estaba la iglesia de San Miguel de Lillo. Por el derrumbamiento de la cabecera y parte de las naves de San Miguel, el Aula Regia pasó a ser iglesia en el siglo XII, probablemente. La crónica silense de 1150 ya hablaba de ella como templo de Santa María.

Este edificio se encuentra en la ladera meridional del monte del Naranco. Es un lugar en el que había un bosque donde abundaba la caza. Como no existía ábside destinado a contener el trono del rey, es posible pensar que el edificio fue en el pasado un palacio de campo o residencia real que fue dedicada al ocio y esparcimiento.

“Damos forma a nuestros edificios, luego ellos nos dan forma a nosotros.”

-Winston Churchill-

Arquitectura

Fontal de Santa María del Naranco
Cabecera – bepsy

Hablamos de un edificio de planta rectangular que tiene un alzado de dos plantas, aunque aparente tener tres por el efecto óptico que generó el arquitecto al abrir los ventanales superiores existentes en los propios frentes. Todo ello hace que se genere la impresión de que la iglesia de Santa María tiene tres pisos.

Como material de construcción se utilizó el sillarejo, un habitual en esta clase de arquitectura. También hay abundancia de sillería, lo que es muestra clara de la calidad que tiene el edificio.

Está claro que el arquitecto que lo realizó tenía importantes conocimientos en lo estético y en lo técnico. Todo esto dio como resultado un edificio de gran elegancia.

Decoración escultórica

Detalle en Santa María del Naranco
Detalle ornamental – Luis Rogelio HM / Flickr.com

En fustes y capiteles se puede ver decoración con animales. Es un tema que se repite en los treinta y dos medallones que están en las enjutas de sus arcos, junto a las aves, cuadrúpedos, caballos y caballeros en clara actitud de combate.

Los medallones se pueden ver tanto en el interior como en el interior del propio edificio. Son el remate inferior de pilastras o cintas, así como en largas estriadas en el exterior y cortas bajo las ménsulas en las que se apoyan los arcos fajones interiores.

Sin duda, es una decoración algo tosca, donde se puede ver la influencia oriental tardorromana. Se supedita a la arquitectura, pero ayuda a que se cree un edificio de gran austeridad, además de enorme armonía y belleza.

 

Conclusión

Santa María del Naranco
Santa María del Naranco – Takashi Images

Santa María del Naranco es un edificio impresionante. Es único, no solo en tiempo, también en el estilo. Se adelantó en unos cuantos siglos a muchos elementos que después se vieron en la arquitectura románica. Es el caso de la cobertura del recinto con bóveda de medio cañón reforzada con unos arcos fajones correspondientes al exterior.

Una joya de la que podemos disfrutar. Sin duda, merece la pena  una visita. Es una iglesia única en el mundo. Santa María del Naranco es especial.