Los viajes de Simbad el Marino

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Armando Cerra
Los cuentos de Las mil y una noches son una fuente inagotable de inspiración, entretenimiento y aprendizaje. Hoy queremos hablaros de Simbad el Marino, uno de los personajes más conocidos de esos cuentos milenarios.
 

Simbad el Marino es sinónimo de viajes y aventuras, además de aprendizajes valiosos que se pueden extraer de estas historias. Sin dudas, en estos tiempos es una lectura de lo más reconfortante e inspiradora. Por ello, hoy queremos dedicarle un espacio a este mítico personaje de la literatura oriental del que todos hemos oído hablar en alguna ocasión.

Simbad el Marino

Desde hace siglos, los relatos con los siete viajes de Simbad el Marino se incluyen como parte de los cuentos de Las mil y una noches. Se trata de unos cuentos míticos que, en boca de Sherezade, sirven para impregnarse de todas las esencias del Oriente más exótico y fabuloso.

Pues bien, aunque desde el siglo XVII se incluyen las aventuras de Simbad en ese libro, lo cierto es que sus cuentos son anteriores. Se cree que la base de estos cuentos se originó en el Egipto de los faraones, y que luego se fueron añadiendo diversos toques influenciados por las aventuras de Ulises por la Antigua Grecia o por la historia de Alejandro Magno.

No obstante, independientemente de cuándo surgieran las aventuras de Simbad el Marino, es evidente que son una buena lectura para estos tiempos de aislamiento. ¡Pueden ser estupendas para compartirlas con los pequeños de la casa!

 

¿Quién es Simbad?

Simbad el Marino es un rico comerciante que vive en Bagdad, la actual capital de Iraq, pero que en la Edad Media era la gran capital de los califas abbasis. Esta es la misma dinastía que gobernaba en el otro extremo del Mediterráneo, en Córdoba, famosa por su bellísima Mezquita-Catedral.

Barco de los viajes de Simbad el marino.

Pues bien, en aquella ciudad de Oriente vivía Simbad; desde allí, él mismo nos relata los siete viajes que hizo por el mundo para ser más rico, y también más sabio.

Los siete viajes de Simbad el Marino

Los viajes de este marinero tan especial lo llevan a sitios fantásticos, como por ejemplo islotes que en realidad son gigantescas ballenas que duermen en la superficie o archipiélagos donde habitan enormes aves llamadas rokhs, las cuales sobrevuelan valles repletos de diamantes.

Simbad descubre otros muchos lugares y seres fabulosos, como gigantes comehombres con un solo ojo o elefantes que lo llevan a sus cementerios repletos de marfil.

En todas y cada una de sus aventuras, Simbad va mostrando habilidades como la valentía, el ingenio, el valor y la prudencia para ir resolviendo cada situación. El protagonista siempre sale ganando algo con cada viaje.

 

Algunas veces se queda con riquezas materiales o mercancías, y otras con sabiduría y fama. En definitiva, los suyos son relatos de lo más entretenidos, y también muy instructivos.

Lugares relacionados con Simbad

Además de todos esos sitios fantasiosos, lo cierto es que en los cuentos de Los siete viajes de Simbad no se nombran lugares concretos y reales, salvo la mítica ciudad de Bagdad. Más allá de esto, es evidente que muchos de los sitios que nombra se pueden relacionar con sitios de la geografía de Oriente.

Por ejemplo, en uno de sus viajes nos cuenta como volvió de una isla cargado de valiosas especias que le sirvieron para aumentar su fortuna. Pues bien, es posible relacionar esa isla de las especias con Ceilán, la actual Sri Lanka. Del mismo modo, a su aventura con los elefantes fácilmente la podríamos ubicar en las junglas tropicales de la India.

También os hemos hablado del viaje, el tercero, en el que Simbad y su tripulación conocen al gigante de un solo ojo que se alimentaba de hombres. Este mito rápidamente nos puede trasladar hasta las islas griegas del Mediterráneo Oriental, donde la mitología ubica al terrible Polifemo.

 

Isla Havelock

Para leer o en película

En definitiva, ahora que estamos encerrados en casa para protegernos del coronavirus, podemos aprovechar para leer Los siete viajes de Simbad; suelen aparecer al final de los cuentos de Las mil y una noches, un libro que siempre es entretenido.

Sin embargo, si así lo prefieres, también puedes ver cómo este personaje de la literatura oral ha inspirado varias películas de diversas épocas. Cada una con su estilo y sus efectos especiales, pero siempre de lo más entretenidas. ¡Disfrútalas!