Viajar con niños: consejos para conseguir que todo salga bien

· 25 mayo, 2018
Viajar con los más pequeños puede parecer complicado, pero con estos consejos, la experiencia será más llevadera y disfrutaréis todos sin sobresaltos.

Ya llegan las vacaciones y queréis ir juntos en familia, niños incluidos, a algún lugar en el que todos podáis disfrutar. A veces, viajar con niños puede ser una experiencia difícil, sobre todo si hay falta de organización. Para solucionar este problema, vamos a darte unos consejos.

Cosas que debes tener en cuenta al viajar con niños

Es posible estés acostumbrado a viajar solo o en pareja, y por eso, ahora que has formado una familia, esta nueva forma de viajar te puede resultar más complicada. Pues bien, si sigues estos consejos todo saldrá como la seda. ¡No te preocupes!

No olvides los documentos

Niña en un avión
MNStudio

Si vas a viajar en avión, debes saber que los niños deben llevar el DNI o pasaporte, según el destino. En vuelos domésticos, y si el niño es menor de 14 años, no es necesario, siempre y cuando viaje con los padres. Pero  algunas compañías sí exigen documentación, como el Libro de Familia o incluso DNI. Lo mejor es informarse antes de viajar.

Y, en caso de que viajes al extranjero con niños que no son hijos tuyos, necesitarás un carta de autorización de los padres. Este documento deben solicitarlo los progenitores en comisarías de Policía o puestos de Guardia Civil.

Lleva una luz tenue

Si es la primera vez que los niños viajan, compra una luz de las que se ponen en el dormitorio y se quedan encendidas toda la noche. Los niños pueden despertarse sobresaltados al ver que no están en casa. Esta luz les dará la confianza que necesitan y a la vez les permitirá tener una mayor iluminación para ir al baño u otra zona que desconocen.

Incluye la cultura

Familia en Anngkor Wat
BlueOrange Studio

Es cierto que a los niños les encantan los parques temáticos o de atracciones, pero nuestros viajes deben basarse en algo más que eso. Los niños deben aprender que existen otras culturas, otra forma de hacer las cosas, otra manera de comer.

Organiza bien tu viaje, incluye diversión, pero no olvides los monumentos, hablar con la gente del lugar y, por supuesto, probar platos nuevos que nunca antes hayáis comido.

“Los viajes en los jóvenes son parte de la educación; en los mayores es parte de la experiencia.”

-Francis Bacon-

No olvides un botiquín

Botiquín de viaje
Billion Photos

Los niños suelen caerse, golpearse o sufrir pequeños accidentes. Llevar un botiquín contigo en el bolso podría evitarte mayores preocupaciones. Aunque si os alojáis en hoteles ellos tendrán, nunca está de más tener uno a mano que pueda acompañarte allá donde vayas.

Ponles una pulsera identificativa

Este es uno de los puntos más importantes, pues llevar una pulsera puede jugar un papel muy importante en caso de que se extravíen. En ella debes poner claramente los datos del niño y cómo localizaros, básicamente, un teléfono de contacto.

Estas pulseras suelen ser de silicona, no son alérgicas y, además, son impermeables. No importa dónde se metan o cuánto suden, la información permanecerá intacta.

Negocia el destino

Familia de camping
wassiliy-architec

Seguro que has escuchado aquellos de ‘desde que tengo a mi hijo en casa solo se ven dibujos animados’. Bueno, esto es un ejemplo de maternidad abnegada, pero para nada debe ser así. Se puede escoger un lugar en el que todos podáis disfrutar.

Antes de salir puedes explicar a los niños que cada persona es diferente, que tiene sus gustos y que las personas que se quieren hacen sacrificios por otras. Que del mismo modo que vosotros vais al parque aunque no os gusta, ellos tendrán que hacer cosas que os gusten a vosotros.

Esto, además de hacer más confortable el viaje, hará que vuestros hijos aprendan una lección de por vida, que les ayudará a ser mejores personas en el futuro.

No seas demasiado organizado

Familia en un aeropuerto
NadyaEugene

Organización y niños no van en la misma frase. Puede que antes te gustara viajar con un itinerario que cumplías al milímetro, pero tienes que aceptar que esto ha cambiado y tener una agenda apretada lo único que conseguirá es poneros de los nervios a todos.

Obviamente, esto tampoco significa que salgas a caminar sin rumbo o que te levantes cada día sin saber qué hacer. Esto haría que os perdierais muchas cosas. Haz un plan, pero muy general, tomando en cuenta las circunstancias y gustos de todos y, por supuesto, contando con que pueden surgir imprevistos.

Si tomas en cuenta estos consejos seguro que viajar con niños será una tarea más sencilla de lo que imaginas. ¿Ya sabes cuál será vuestro próximo destino?