4 medicamentos que tienes que llevar a todo viaje

· 20 octubre, 2015

Viajar al extranjero suele ser una experiencia divertida pero un ligero malestar puede convertirlo en una verdadera agonía. Algo tan común como un dolor de cabeza o una indisposición puede jugarnos una mala pasada.

Preparar un pequeño botiquín puede ayudarnos a superar estas situaciones y evitarnos la necesidad de acudir a un centro médico local. Sea cual sea el lugar al que nos dirigimos, deberíamos introducir en nuestra maleta ciertos productos básicos para poder aliviar nuestro malestar y deshacernos de momentos incómodos.

1. Analgésicos y antiinflamatorios

Se trata de los fármacos más utilizados tanto en casa como durante un viaje. Los analgésicos han sido creados con el objetivo de paliar dolores de todo tipo de manera eficaz, lo que los convierte en una parte esencial de nuestro botiquín.

Son especialmente útiles contra eventuales jaquecas, achaques articulares, dolencias musculares y dentales. De hecho, algunos de ellos como, por ejemplo, la aspirina pueden ayudar a combatir otro tipo de contrariedades como el denominado “síndrome de la clase turista”, mejorando el riego sanguíneo de aquellos que lo sufren de manera inmediata.

MEdicinas
Medicinas – Andrey_Popov

Por su parte, los antiinflamatorios, como su propio nombre indica, rebajan rápidamente los procesos de inflamación corporal y la fiebre. Contribuyen  al restablecimiento de traumatismos, golpes, contusiones y esguinces si se aplican de forma localizada en su formato de uso tópico a modo de gel o pomada.

2. Prevención del malestar estomacal

Las náuseas, los vómitos y la indisposición son muy comunes en los viajes a lugares exóticos debido a la dificultad para muchos de adaptarse a los cambios dietéticos y ambientales. Llevar con nosotros un antidiarreico impedirá que pasemos por engorrosas y desagradables situaciones.

Por el contrario, son muchos los que sufren de estreñimiento ocasional debido al estrés que se genera durante los períodos vacacionales. Existen multitud de laxantes de venta libre que favorecen la disminución de dicho trastorno.

“La mejor salud tiene un límite.”

-Esquilo de Eleusis-

En relación al estado estomacal, las comidas nativas pueden resultar pesadas por lo que, también sería oportuno incluir en nuestro equipaje medicamentos contra la acidez. Este tipo de irritaciones son causadas por el ácido gástrico cuando este consigue penetrar en el esófago. Tomar un antiácido antes o después de las comidas aliviará las molestias.

Pero los cambios en nuestra dieta también pueden generar la acumulación de gases. Podremos encontrar píldoras contra este desorden intestinal en cualquier farmacia. Por último, pero no menos importante, unos sobres de suero oral contribuirán a la mejora de nuestro aparato digestivo e impedirán que nos deshidratemos.

3. Protección solar y lociones calmantes

Un protector solar de factor superior al 30 es ideal para la prevención de quemaduras tanto de adultos como de niños. Su uso será necesario en el campo, en la playa y en la montaña.

La aplicación de esta loción sobre la piel obstaculizará los perjudiciales rayos ultravioleta impidiendo que estos causen daños en nuestra piel. Si vamos a pasar mucho tiempo realizando actividades acuáticas o simplemente al aire libre bajo la exposición directa del astro rey conviene repetir la administración del tónico sobre la piel cada media hora y extremar la prevención haciendo uso de sombrillas, sombrero y gafas de sol.

Playa tropical
Playa tropical – Dudarev Mikhail

A ser posible, deberá complementarse su uso con el de una crema after-sun que alivie y repare nuestra dermis. No hay que olvidarse de atender a nuestros labios, ya que son una parte del cuerpo que tiene una especial tendencia a sufrir los rayos UV. Beneficiarse del uso de protectores labiales, ya sea vaselina o cacao, los mantendrá sanos, suaves e ilesos.

4. Repelentes de insectos y antihistamínicos

Preparar un botiquín casero que albergue medicinas de todo tipo es especialmente importante si planeamos llevar a cabo un viaje por lugares exóticos. En ese caso, no debemos olvidarnos llevar un potente repelente de insectos para evitar posibles picaduras, así como un antihistamínico que actúe como bloqueador ante posibles reacciones alérgicas.

Turistas en Vietnam
Vietnam – Hanoi Photography

Los mosquitos y demás insectos tienden a convertirse en un verdadero estorbo para los turistas, llevar estos fármacos puede ayudarnos a evitar problemas y molestias causados por picotazos y mordeduras de forma rápida y eficaz.

Es aconsejable llevar siempre con nosotros un repelente para pieles suaves o basado en extractos naturales. Si a ello le sumamos el uso de una pequeña mosquitera durante la noche evitaremos la incomodidad de las picaduras.