Viajar a Zamora, 5 curiosidades que debes conocer

Zamora es una ciudad de historia, de arte, de leyendas y tradiciones. Una ciudad que siempre sorprende.

Zamora es una de las ciudades con más encanto de Castilla y León. Su historia, su gente y su ambiente siempre sorprenden a los viajeros. Además, te acoge y te hace sentir como en casa y, pese a su pequeño tamaño y su población, esconde diversas curiosidades. Viajar a Zamora es descubrir un arte y una historia increíbles.

Qué debes saber antes de viajar a Zamora

Zamora es una ciudad que cuenta con un patrimonio histórico increíble y digno de ser conocido. El arte románico y el modernismo cubren esta ciudad con sus monumentos y fachadas. Pero no solo debemos conocer la capital, la provincia también esconde pueblos maravillosos que merece la pena visitar.

1. Zamora, ciudad románica

Catedral de Zamora
Catedral de Zamora – Tono Balaguer

Zamora es la ciudad con más arte románico de toda España. De hecho, podemos realizar una ruta fabulosa para descubrir los monumentos más destacados de esta época, la gran mayoría iglesias que han llegado a nuestros días en un excelente estado de conservación.

Así, viajar a Zamora significa adentrarse en un mundo medieval lleno de historia y arte. Pero no solo la ciudad de Zamora cuenta con una gran cantidad de edificios de estilo románico, muchos pueblos de la provincia tienen también auténticas joyas de este periodo.

Si quieres admirar algunos de los más bellos ejemplos del románico zamorano, no debes perderte las iglesias de Santa María la Nueva, la Magdalena, San Ildefonso o San Isidoro. Y, por supuesto, debes visitar la catedral.

2. Zamora, ciudad modernista

Casino de Zamora
Casino – Outisnn / commons.wikimedia.org

Además del arte románico, Zamora está repleta de bellos ejemplos del modernismo. Fachadas, pinturas y otras obras de arte que iluminan y decoran las calles de la ciudad son de este estilo. Y también existe una ruta muy conocida que lleva a descubrir los principales lugares de interés.

Hay que tener en cuenta, además, que se ha sabido conservar toda la belleza de las casas con fachadas modernistas. Y en ellas se pueden apreciar las diferentes tendencias del modernismo.

Si quieres empaparte del arte modernista de la ciudad, debes contemplar el portal de la Casa de Fernando Rueda, del arquitecto Gregorio Pérez Arribas. No te pierdas tampoco el Casino, de Miguel Mathet Coloma; la Casa de Valentín Guerra o la Casa Félix Galarza, ambas también de Gregorio Pérez Arribas.

3. “Zamora no se ganó en una hora”

Calle Balboraz en Zamora
Calle Balboraz – Tono Balaguer

Todos hemos escuchado o incluso utilizado en alguna ocasión el dicho Zamora no se ganó en una hora”. Bien, pues este dicho proviene del año 1072. Los zamoranos defendieron la ciudad de una manera heroica, ya que el asedio al que fue sometida duró 7 meses.

Sancho II de Castilla pretendía volver a juntar los territorios de su padre, Fernando I. Sin embargo, el pueblo zamorano, que apoyaba a doña Urraca, hermana de Sancho, defendió su ciudad con gran valor.

4. La leyenda la “Seña Bermeja”

Bandera de Zamora
Bandera – Trevor Huxham / Flickr.com

Viajar a Zamora es conocer sus maravillosas leyendas, y una de las leyendas más importantes tiene que ver con su bandera. Conocida como la “Seña Bermeja”, es un gran símbolo de la identidad de la ciudad. La “Seña Bermeja” está compuesta de 8 tiras de tela roja y una verde.

Cuenta la leyenda que esta bandera se debe a Viriato, el gran guerrero lusitano. Se dice que que en cada victoria conseguida frente a los romanos desgarraba su capa roja cogiendo una tira y colocándola en su lanza.

Respecto a la tira de color verde, se dice que fue Fernando el Católico quien la incluyó, con el objetivo de rendir homenaje y apoyo a Zamora en la batalla de Toro.

5. La Semana Santa de Zamora

Procesión en Zamora
Semana Santa de Zamora- Lars Nilse / Flickr.com

Esta gran manifestación religiosa popular católica celebra de manera anual la pasión, muerte y resurrección de Cristo. En Zamora, la Semana Santa es el evento y acontecimiento religioso, social y cultural más relevante del año.

La Semana Santa zamorana se caracteriza por la sobriedad y un sobrecogedor silencio. La tradición se remona al siglo XIII y se ha mantenido a lo largo de los siglos.

De hecho, es posible visitar el Museo de Semana Santa de Zamora. Un lugar en el que se pueden contemplar cerca de cuarenta pasos procesionales de las diferentes cofradías de la ciudad. Algunos son obras de escultores de la talla de Ramón Álvarez, Mariano Benlliure o Ruiz de Zumeta.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar