Vamos a probar los platos orientales más sabrosos

Variada y deliciosa, la cocina oriental se ha hecho un hueco importante en Occidente. Vamos a conocer algunos de sus mejores platos.

La cocina oriental llegó a nuestra vida hace unas décadas cuando comenzaron a abrir infinidad de restaurantes chinos. Al principio parecía algo extraño y exótico, pero a día de hoy, la gastronomía oriental está totalmente integrada en nuestra cultura y en nuestra cocina. Vamos a conocer los platos orientales más sabrosos. ¿Te apetece?

¿Ya conoces estos platos orientales?

Es curioso que cuando pensamos en lo oriental, solo vienen a la mente países como China, Vietnam o Tailandia, pero países árabes también forman parte del Oriente y su gastronomía es impresionante. Así pues, vamos a hacer un menú degustación con platos de ambos mundos, que en realidad son el mismo.

1. Hummus

Hummus uno de los platos orientales más famosos
Hummus – Ajale / Pixabay.com

Este plato se ha hecho tan popular que ya hasta podemos encontrarlo procesado y envasado en supermercados. Este consiste en un puré de garbanzos, ajo, limón y crema de sésamo que se se come con pan de pita, aunque muchos lo han llevado a su cultura y lo acompañan con biscotes o nachos.

Es originario de países como Líbano, Turquía o Chipre, y el toque final de este plato es un chorrito de aceite de oliva y una pizca de pimentón picante.

2. Falafel

Falafel
Falafel – jcvelis /pixabay.com

Muchos lo han visto en kebaks y otros establecimientos regentados por árabes o hindúes. Pues bien, este plato es originario del Oriente Medio y la India y consiste en unas croquetas de garbanzos y vegetales que luego pasan por la freidora. Se acompañan con salsa de yogur.

“Lo bonito de viajar y comer en culturas distintas está en buscar lo bueno de cada sitio, lo nuevo, y disfrutar del momento.”

-Ferran Adrià-

3. Chow mein

Plato de Chow mein
Chow mein – flaviasaad0 / Pixabay.com

De los países árabes saltamos a China, con uno de sus platos más sencillos y conocidos del mundo: el chow mein. Consiste en fideos chinos, carne, cebolla y apio. No obstante, muchos agregan otros vegetales para hacerlo aún más sabroso.

Los chinos aseguran que la receta original tiene grandes beneficios para la salud como la mejora de la digestión, la anemia o nuestro sistema inmunitario. ¡A comer chow mein se ha dicho!

4. Rollitos de primavera

Rollitos de primavera
Rollitos de primavera – kbmars / Pixabay.com

El nombre viene porque en China este plato es típico de la temporada de primavera, pero su sabor nos gustó tanto que podemos comerlo todos los días del año, sin importar en qué mes estamos.

Lo mejor es acompañarlos con un poco de salsa agridulce, la cual le va genial a los ingredientes con los que se elaboran, que son col, carne picada y masa brie.

5. Kibbe

Plato de kibbe
Kibbe – Miansari66 / Wikimedia Commons

Volvamos a los países árabes, porque su gastronomía es infinita, esta vez para hablar del kibbe. Este es un plato originario de Líbano y Siria y se elabora con carne picada de cordero, sémola de trigo o bulgur, piñones y especias.

Se hacen una especie de croquetas que luego se fríen y se comen con salsa de yogur. Otra receta de antaño muy tradicional es la que se elabora cociendo en yogur las croquetas para comerlas como un guiso. Pero para ello, necesitarás la ayuda de nativo, pues su elaboración es un tanto más complicada.

6. Tabulé

Plato de tabulé
Tabulé – Jean Gaetan Guillemaud / Flickr.com

El tabulé también se ha infiltrado en nuestras vidas desde hace algunos años y en nuestros supermercados, aunque en estos lo que se encuentra es una versión de una ensalada de cus cus y no la receta original. Se trata de bulgur, que es la sémola de trigo seco y que no necesita más elaboración que hidratarla con agua.

Luego se agrega mucho tomate y perejil muy picado y mucho zumo de limón. Sin más, así de simple, pero uno de los platos orientales más sanos y deliciosos que existen.

7. Maqluba

Plato de Maqluba
Maqluba – Arafataslan / Wikimedia Commons

De Palestina lega este plato delicioso al que se le llama la ‘paella árabe’, pues su principal ingrediente es un arroz de color amarillo. A diferencia de la conocida paella, se elabora con carne y mezclando pollo y cordero, además de muchos vegetales. Y cómo no, se acompaña con salsa de yogur, uno de los ingredientes preferidos por los árabes.

¿Ya conocías algunos de estos platos orientales? Si no, comienza a tomar buena nota para visitar lugares en los que probarlos, porque a fin de cuentas, lo importante es viajar, aun cuando tengamos que buscar una excusa para hacerlo.

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar