Los valores familiares en Corea del Sur y del Norte

María Belén Acosta · 21 septiembre, 2019
Comparten los valores del confuncionismo, sin embargo, el ideal de familia cambia en algunos aspectos entre Corea del Norte y del Sur.

Los valores familiares en Corea provienen del confucionismo. En la familia coreana destacan valores tales como la piedad filial, el respeto por los ancianos y la jerarquía. Para las familias clásicas coreanas, ya sean de Corea del Sur o de Corea del Norte, la familia es lo primero.

Por ello, en este artículo os acercaremos más a su estructura social y a los valores familiares en Corea. Hablamos de una de las civilizaciones más antiguas del planeta que, a pesar de su activa modernización, cultiva y mantiene los valores de sus antepasados.

Las bases de los valores familiares en Corea

El confucionismo llegaría a Corea desde China, siendo recibido con entusiasmo por el pueblo coreano. Uno de los pilares fundamentales de sus enseñanzas es el equilibrio y el orden de las relaciones humanas. De esta forma, todo el mundo tiene un lugar, así como unos deberes y obligaciones no solo para con los gobernantes y ancianos, sino para con su familia.

Familia en Seúl

Al igual que sucede con otras culturas orientales, la sociedad coreana es puramente colectivista. Es decir, que valoran el grupo frente al individuo, justo al contrario que en Occidente. De ahí que conceptos como la armonía y el consenso sean tan importantes para la base y funcionamiento de su sociedad.

El concepto confuciano de inhwa o armonía fomenta los buenos sentimientos entre las personas. Es muy importante hacer que otros se sientan cómodos para así promover las relaciones entre personas. Para conseguir esta armonía, se crea un orden social donde cada uno tiene su lugar y un deber para con la sociedad.

Otro concepto importante para la sociedad coreana es el kibun o rostro. Para los coreanos es muy importante conocer cómo son percibidos por los demás. De ahí que perder el prestigio ante la sociedad sea visto como algo nefasto, mucho más que otros problemas u opiniones personales. El kibun también está relacionado con otro valor clave del confuncianismo: el nunchi.

El nunchi hace referencia al lenguaje no verbal. La sociedad coreana es muy observadora, por ello es importante mostrarse en todo momento en un estado de ánimo equilibrado por respeto al resto de la comunidad. De ahí que no sean muy efusivos o sea difícil leer sus verdaderos pensamientos. Es muy importante no afectar al resto de personas con los problemas personales propios.

La familia en Corea del Sur

PAreja en Corea, muestra de los valores familiares

Aunque la sociedad actual surcoreana no muestre preferencias religiosas, sí mantienen los valores instaurados por el confucionismo. Para ellos, estos son más un código moral que una religión en sí misma. Del mismo modo, el modelo de la familia surcoreana también ha sufrido grandes cambios con la industrialización, y la mujer escala puestos cada día en la vida laboral y social.

Dentro de la familia coreana, el respeto por los mayores es fundamental. De ahí que los padres y el hijo mayor ocupen un lugar privilegiado dentro de la estructura familiar.

Se debe no solo velar por el bienestar familiar, sino ofrecer al resto de las personas de la sociedad el mejor rostro posible. En Corea del Sur es normal pagar una operación de cirugía estética para celebrar el paso a la madurez. Y es que aunque la belleza no lo sea todo, sí ayuda a conseguir el respeto y admiración de otros.

La familia en Corea del Norte

Genet en Pyongyang en Corea del Norte
Pyongyang

En cuanto al ideal de familia en Corea del Norte, sí podemos hablar de un exhaustivo cumplimento del deber y de la posición de cada miembro de la familia. Debido al régimen impuesto, las familias coreanas no conocen el divorcio. De ahí que la imagen de la familia deba ser ser clara y perfecta tanto en la intimidad como de puertas para afuera.

La homosexualidad tampoco está bien vista, por lo que se trata de ocultar en todo momento. En este aspecto, las mujeres también están confinadas a su hogar y el hombre es quien aporta el valor económico a la familia.

Los estudios son otro punto importante dentro de la sociedad norcoreana, de ahí que algunos estudien con ahínco para conseguir las mejores clasificaciones para así honrar y poner en valor a la familia.

Aunque en Corea del Norte se opte por un modelo de familia más tradicional, no se pierden de vista los valores confucianos. La armonía y respeto, tanto por los miembros de la familia como por el resto de personas, siguen siendo las bases de su código moral. Por lo que son personas amables y atentas en todo momento, incluso con los turistas que visiten el país.

  • Herrero, B. (21 de septiembre, 2015). Corea del Norte: un país de familias 'perfectas'. El Mundo. Recuperado de https://www.elmundo.es/internacional/2015/09/21/55feeb76268e3eac4f8b457b.html
  • Confucianismo. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 20 de septiembre de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Confucianismo