Vallvidrera, uno de los barrios desconocidos de Barcelona

Barcelona es una ciudad que ha vivido en las últimas décadas un auge desorbitado de la actividad turística. Esto ha conllevado a que muy pocos espacios de la ciudad se libren del turismo, aunque todavía existen algunos. Vallvidrera es uno de ellos.
Vallvidrera, uno de los barrios desconocidos de Barcelona
David Díaz

Escrito y verificado por el historiador David Díaz el 17 febrero, 2020.

Última actualización: 17 febrero, 2020

Barcelona es una de las ciudades españolas que recibe más turistas. Y ese turismo que se concentraba en el centro de la ciudad ahora se está expandiendo a los barrios periféricos. Sin embargo, aún existen lugares poco conocidos para los turistas, como Vallvidrera, un antiguo municipio ahora integrado en el barrio Vallvidrera, el Tibidabo y Les Planes que forma parte del distrito Sarrià-San Gervasi.

Vallvidrera, un poco de historia

Vallvidrera es un barrio periférico de Barcelona, lo que no quiere decir marginal, pues es el barrio con la renta más alta de la ciudad. Está ubicado en la parte alta de la sierra de Collserola, entre Sarrià y el Tibidabo y al pie de la torre de comunicaciones Norman Foster.

Torre de Collserola
Torre de Collserola

El núcleo principal está situado sobre la montaña de Vallvidrera y de la Vinyassa, a unos 350 metros de altura sobre el nivel del mar. El antiguo núcleo habitacional de Vallvidrera estuvo muy vinculado a la iglesia de Santa María de Vallvidrera, templo del que hay registros documentales desde el año 987.

Entre 1570 y 1587 se levantó el edificio de la actual iglesia siguiendo el estilo gótico tardío. Ya en el siglo XVII fue restaurada y hasta la Guerra Civil estuvo abierta al culto. El pueblo se desarrolló alrededor de esta iglesia, a pesar de ello, siempre fue un núcleo muy poco poblado y con una población dispersa.

En el año 1890 Vallvidrera fue incorporada al municipio de Sarrià el cual, a su vez,  se anexionó a la Ciudad Condal en al año 1921.

Vallvidrera en el siglo XIX

Casa en Vallvidrera

A finales del siglo XIX Vallvidrera se convirtió en lugar de veraneo para los barceloneses. Era un destino ideal para alejarse del turbio y contaminado aire de la ciudad, que en ese momento estaba rodeada por las chimeneas de las fábricas.

Así, Vallvidrera se convirtió en un espacio idóneo para la burguesía que en sus períodos vacacionales huía a la cima de la montaña en busca de tranquilidad y aire limpio. Se construyeron hoteles y las clases acomodadas levantaron allí sus segundas residencias.

Algunos de ellos son edificios de gran interés arquitectónico. La gran mayoría de ellos de estilo modernista, y por ello están catalogados en los planes especiales de protección del patrimonio arquitectónico del Ayuntamiento de Barcelona.

Entre estos edificios modernistas se pueden mencionar la torre Sant Joan Baptista y Vil·la Pepita, ambas construidas por el maestro de obras Ramón Ribera i Rodríguez. También son de interés Vil·la Consol, Vil·la Rosa o Vil·la Molitor, esta última de estilo modernista de tradición centroeuropea.

Mención especial merece Vil·la Joana, una casa solariega de 1708 de estilo neoclásico, reformada durante el siglo XIX y lecho de muerte del poeta Jacint Verdaguer (1902). En 1922 fue adquirida por el Ayuntamiento de Barcelona. Posteriormente, en 1962, se habilitó un museo dedicado a la memoria del poeta allí fallecido que depende del Museo de Historia de Barcelona.

Hotel Buenos Aires

El Hotel Buenos Aires, una joya de la arquitectura modernista, abrió sus puertas en 1886. En el año 1910 se encargó a Jeroni Granell, autor de los vitrales del Palau de la Música, la remodelación del edificio. Este incorporó un comedor modernista con impresionantes vistas a la ciudad.

Es muy interesante el modo de hacer las reservas. Se relizaban desde una tienda de La Rambla que enviaba una paloma mensajera que iba con la reserva hasta el palomar del hotel.

Hoy en día se ha convertido en un centro social ocupado. Su objetivo es el de recuperar el edificio para mantenerlo como patrimonio histórico de Vallvidrera, crear un proyecto de vivienda comunitaria y abrir el espacio a los vecinos del barrio. Tratan de evitar así la venta del edificio a una sociedad británica para construir un hotel de lujo.

¿Qué podemos ver en Vallvidrera?

Funicular de Vallvidrera
Funicular de Vallvidrera

Para llegar a Vallvidrera lo puedes hacer con los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). Puedes bajar en las paradas Baixador de Vallvidrera o Peu del funicular.

Si lo haces en la primera, podrás llegar caminando a Vil·la Joana, a la iglesia de Santa María de Vallvidrera o al embalse de Vallvidrera. Este embalse se inauguró en el año 1864 con la finalidad de ser una reserva de agua potable para el entonces municipio de Sarrià. Actualmente se está recuperando como espacio de ocio.

Desde la parada Peu del Funicular tendrás la posibilidad de subir hasta el núcleo principal de Vallvidrera en un funicular construido en el año 1906. Este medio de transporte está integrado dentro de ATM. Esto significa que podrás viajar con el mismo billete que utilizas en metro, autobús, cercanías Renfe o FGC.

Una vez en el núcleo principal, podrás admirar los edificios modernistas, echar un ojo a la Casa de Buenos Aires o relajarte admirando la ciudad desde las alturas. También, si lo deseas, podrás tomar un autobús que en menos de diez minutos te llevará hasta el Tibidabo. Si prefieres caminar, en tan solo media hora podrás llegar al parque de atracciones mítico de la ciudad.

Fotografía principal: Taavi Randmaa / Flickr.com

It might interest you...
Consejos para viajar a Barcelona con poco dinero
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
Consejos para viajar a Barcelona con poco dinero

Es posible viajar a Barcelona con poco dinero y disfrutar de su ambiente y de muchos de sus grandes atractivos. Vamos a ver cómo hacerlo.