Un paseo por el bonito casco histórico de Tui

· 11 noviembre, 2018
Tui es una preciosa ciudad gallega que mira ya a Portugal. Una ciudad con atractivos que merece la pena descubrir.

Tui es una pequeña localidad gallega que se encuentra al sur de Pontevedra y está bañada por el conocido río Miño. Es lugar de paso del Camino de Santiago, así que como podrás imaginar, todos sus rincones están llenos de magia, de historia y de cultura. Un recorrido por el casco histórico de Tui es imprescindible si vas a viajar a Galicia. ¿Te vienes con nosotros?

Una visita al casco histórico de Tui

Monumento al caballo salvaje de Tui
Monumento al caballo salvaje

Una de las cosas que debes hacer en el casco histórico de Tui es caminar sin rumbo por sus calles. Calles empedradas, estrechas y mágicas donde las haya. Sentirás que te mueves por otra época.

Y en tu camino es muy probable que te topes con una inconfundible escultura. Hablamos del Monumento al Caballo Salvaje. Desde donde se encuentra disfrutarás de unas vistas increíbles al río Miño y a la catedral, de la que te hablaremos más adelante.

También puedes caminar por su calle más conocida, el Paseo de la Corredera. Se trata de una calle ancha repleta de tiendas y restaurantes en la que pasar una tarde agradable está garantizado.

Catedral de Tui

Catedral de Tui
Catedral de Tui

La joya de la corona del casco histórico de Tui es, sin duda, su catedral de estilo románico. Se trata de una fabulosa construcción del sigo XII. Sufrió algunas remodelaciones que agregaron toques góticos a su estructura, fusionados perfectamente con el estilo original de la catedral.

Su Sala Capitular es la mayor de España. Pero también hay que mencionar su nave transversal y su portada norte, todas de origen románico.

Y dentro de la parte gótica, no podemos dejar de hablar de la entrada principal, decorada con personajes y escenas bíblicas. Entre ellas, el nacimiento de Jesús, la adoración de los Reyes Magos y el anunciamiento del nacimiento del hijo de Dios a los pastores.

Pero hay mucho más que ver. Su claustro es el único de origen medieval que se ha conservado en las catedrales de Galicia. Aunque ha sufrido pequeñas remodelaciones, está casi intacto.

No dejes de subir a las cubiertas. Desde allí tendrás una visión privilegiada del casco histórico de Tui y el entorno natural que la rodea.

Sus murallas

Casco histórico de Tui
Casco histórico de Tui – Jose Luis Cernadas Iglesias / Flickr.com

Una localidad con tanta historia como Tui también se protegió de los asedios por murallas, como era habitual en tiempos lejanos. Se construyó en el siglo XII, pero lamentablemente solo se conservan partes del lienzo y alguno de sus baluartes.

Convento de Santo Domingo

Convento de Santo Domingo en Tui
Convento de Santo Ddomingo – Bernard Blanc / Flickr.com

Ya sabes que Galicia es tierra de espiritualidad, algo que se puede ver en infinidad de construcciones religiosas. Este convento comenzó a construirse tal y como lo vemos hoy en el siglo XV. En él hay que destacar su iglesia gótica, cuya portada y retablos son del siglo XVIII.

Iglesia de San Telmo

Iglesia de San Telmo en el casco histórico de Tui
Iglesia de San Telmo – PINTOR DE SOÑOS / Flickr.com

La iglesia de San Telmo es otro de los imprescindibles que no puedes dejar de ver en Tui. Es la única muestra del barroco portugués en Galicia. A pesar de la influencia y cercanía de este país, ese estilo no fue habitual en tierras gallegas.

Se construyó en el siglo XVIII y destaca por su cúpula y sus frescos. Sin embargo, desde su estructura hasta sus colores y materiales te sorprenderán.

Su gastronomía

El casco histórico de Tui es ideal para probar algunos de sus platos más conocidos. Si puedes, prueba las angulas del Miño. Hay muchos restaurantes y bares que las incluyen en su carta, siempre cocinadas de la manera tradicional.

Aunque si lo prefieres, puedes hacer que tu viaje coincida con el domingo de Pascua. En esa fecha se celebra aquí el Festival de la Angula, el cual se lleva a cabo en honor a San Telmo.

Y si necesitas quemar lo que has comido, nada como dar un paseo por el Monte Aloia. Aquí podrás caminar tranquilamente en un espacio de enorme belleza. De hecho, este fue el primer espacio natural de Galicia protegido.

Ya ves que una pequeña localidad puede ofrecerte mucho. Este es el caso de Tui, un lugar mágico en Galicia que bien merece una visita. ¡No te lo pierdas!