Un día en Faunia, el parque temático de la naturaleza

Armando Cerra 2 diciembre, 2017

Para aquellos que no lo conozcáis, Faunia es un jardín botánico y un zoo que hay en Madrid. Y es muy importante valorar que no solo tiene el valor de los 7.000 animales que aquí viven, sino que además están recreados los grandes ecosistemas del planeta. Por ello, pasar un día en Faunia y recorrer sus 14 hectáreas de extensión es casi como darse una vuelta por todo el globo y descubrir su enorme riqueza natural.

Los ecosistemas de Faunia

Faunia – Raúl Hernández González / Flickr.com

Una de las grandes sorpresas que se tienen al visitar Faunia es que en un mismo día podemos pasear por una zona que representa la jungla tropical o los bosques de África, y a escasa distancia tenemos la oportunidad de sentir el frío de los polos terráqueos.

Pero esto es solo a grandes rasgos, ya que dentro de cada uno de estos ecosistemas y otros muy importantes como el bosque templado, hay varias áreas temáticas diferenciadas.

Una de ellas, muy especial, es la que se llama “Sombras silenciosas”. Un espacio dedicado a la fauna de la noche, algo único en España, de manera que Faunia es el único parque de su tipo que posee un noctuario, donde se ven a mamíferos como el ocelote, además de reptiles nocturnos, o peces y caballitos de mar que solo viven en la oscuridad.

Las áreas temáticas de Faunia

Loros en Faunia
Faunia – David Miraut / Flickr.com

Otras áreas temáticas de Faunia muy especiales son, por ejemplo, el manglar de los cocodrilos o el lago de los pelícanos. No obstante, durante vuestra visita no os podéis perder la zona que se llama Territorio Wallaby, donde estaréis acompañados de simpáticos canguros vegetarianos.

Si bien, para simpáticos, los animales del Territorio Suricata, uno de los animales más curiosos y sociales que se pueden ver en Faunia y en todo el continente africano. A los más pequeños les encantará pasear por esta zona, seguro.

Y si lo que prefieres es ver ambientes acuáticos, entonces tendréis que ir hasta la llamada Bahía de Steller, uno de los espacios más queridos del parque, ya que aquí viven focas, osos y leones marinos. Y, sobre todo, aquí se hacen divertidas exhibiciones para conocer más sobre estos fantásticos animales.

Las exhibiciones en Faunia

Exhibición en Faunia
Exhibición – Ernesto Sierra / Flickr.com

Hay más exhibiciones en Faunia, pero no hay que pensar en simples shows con animales. No. El objetivo es que la fauna sea la protagonista y los visitantes sobre todo aprendan mucho de esas especies, y ayuden a su conservación, la de los propios animales y también la de su hábitat.

De esta manera, se puede asistir a exhibiciones y charlas de lo más variado. Por ejemplo, sobre los lémures, diferentes tipos de monos o sobre los pingüinos. Pero también sobre los distintos tipos de venenos de los reptiles o los efectos que tienen sobre el territorio las tormentas tropicales.

Y también se puede aprender mucho sobre uno de los animales más antiguos del mundo, el dragón de Komodo. Aunque si os gustan los animales antiquísimos, entonces debéis acudir a la proyección en 3D que se hace con el título de “Caminando entre dinosaurios”. De cualquier manera disfrutaréis  y aprenderéis cosas mucho más que interesantes.

Interactuar en Faunia

Pingüinos en Faunia
Pingüinos – Freebird / Flickr.com

Pero no os imaginéis que acaban aquí los motivos para pasar una divertida jornada en Faunia. Todavía hay más, y quizás lo más especial de todo. En el parque existe la posibilidad de reservar ciertas interacciones con los animales.

¿De qué estamos hablando? Por ejemplo, de alimentar a los cocodrilos, dejarse tocar por los enormes manatíes o tener la sensación de viajar al polo y ver allí mismo a los encantadores y simpáticos pingüinos.

“Si el mundo no aprende ahora a respetar la naturaleza, ¿qué futuro tendrán las nuevas generaciones?”

-Rigoberta Menchú-

Esto y mucho más es lo que espera en Faunia. Un parque temático para toda la familia. Niños y mayores aprenden de lo lindo sobre la naturaleza de nuestro planeta, y niños y mayores saldréis concienciados de lo importante que es participar en la conservación de esa enorme riqueza natural.

Te puede gustar