Un delicioso viaje a Istria, la Toscana de Croacia

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 18 abril, 2019
Es una de las zonas con más encanto de Croacia. Una península con paisajes maravillosos y pueblos donde la influencia de Italia en más que patente.

A la península de Istria se la conoce como la Toscana de Croacia. ¿Por qué? Intentaremos explicarlo en los siguientes párrafos. Pero, de momento, os daremos unas cuantas pistas.

Es la zona croata más próxima a Italia, tanto, que incluso no es nada difícil oír aquí el idioma transalpino. Y además, la vid y el olivo pueblan muchos de los campos de cultivo locales. Pero hay mucho más. Seguid leyendo y os lo contamos.

La Toscana de Croacia y otras “toscanas”

Calle de Hum en la Toscana de Croacia
Calle de Hum

La región toscana de Italia es todo un referente del turismo por su belleza, su arte, sus paisajes y sus formas de vida. Por eso, no es de extrañar que otras regiones europeas la tengan como icono en el que fijarse y que a la hora de elegir un eslogan turístico recurran a esta imagen.

Ocurre en Istria, conocida como la Toscana de Croacia. Pero también pasa con zonas de España, como la comarca del Matarraña en Teruel o en Francia con la región del Lot y el Garona.

Y, si bien está claro que los encantos y pueblos de la región italiana son irrepetibles, también es cierto que todos estos sitios se encuentran al sur de Europa y, por lo tanto, no es extraño que tengan muchos parecidos.

Esas similitudes son más patentes en una zona como la Toscana de Croacia, ya que la península de Istria es la zona más occidental de este país balcánico y es casi vecina a Italia.

Istria y la Antigua Roma

Anfiteatro romano de Pula
Anfiteatro romano de Pula

Los vínculos entre la Toscana de Croacia e Italia vienen de antiguo. Eso queda patente en alguno de los principales monumentos de Istria, con la famosa Arena de Pula al frente.

El de Pula es uno de los anfiteatros de época romana más impresionantes que se pueden visitar en Europa. Y no solo visitar, también allí podremos asistir a conciertos, representaciones teatrales y hasta eventos deportivos.

La Edad Media en la península de Istria

Roving en Croacia
Vista de Rovinj

El patrimonio histórico de la región abarca todas las épocas, no solo el de la Antigüedad. También hay muchos castillos y poblaciones de origen medieval. Sin duda, las más hermosas son Motovun y Rovinj. Conjuntos urbanos de gran atractivo que, de alguna manera, se pueden vincular con la población italiana de San Gimignano.

Si bien, al mismo tiempo, Istria tiene la habilidad de fusionar todo tipo de influencias, por lo que Rovinj posee un claro aire veneciano. Y eso que, por ejemplo, su iglesia de Santa Eufemia y su alto campanario son un diseño que hizo un arquitecto procedente de Milán. Lo que decíamos, fusión en estado puro.

Opatija y la costa de Kvarner

Volosko en la Riviera de Opatija, Croacia
Vista de Volosko

La Toscana de Croacia tiene mar y playas, también la italiana, aunque algunos lo ignoren. Pero, sin duda, el litoral de Istria tiene un encanto mayor, especialmente en la zona en la bahía de Kvarner.

Allí hay varias poblaciones de larga tradición turística, y al frente de todas ellas está la elegante villa de Opatija. Una población visitada por la aristocracia austriaca y que tiene esa atmósfera centroeuropea que supone toda una nota de distinción en el conjunto de la Toscana croata.

Pero en Kvarner no solo hay que visitar los palacetes y viejos hoteles de Opatija. También hay que aprovechar para descubrir las villas costeras llenas de encanto local.

Sitios como Volosko, Lovran o Mosceniscka Draga, son lugares ideales para sentarse a orillas del mar, tomarse un poco de pasta, un buen pescado y un vaso de vino. Y uno se preguntará, ¿estamos en Italia o en Croacia?

Más encantos de la Toscana de Croacia

Viajar a Istria es un auténtico placer. Lo es visitando los lugares mencionados u otros muy atractivos, como el núcleo amurallado de Umag. O Groznjan, conocido como el pueblo de los artistas. Por no hablar del Patrimonio de la Humanidad que atesora Porec. O la ciudad oficial más pequeña del mundo, que es Hum y que tiene menos de 20 habitantes.

En definitiva, recorre con calma todos estos sitios croatas y luego ya podrás decidir qué región es más bella, si la Toscana de Croacia o la de Italia.