Tula, el pueblo más antiguo de Tamaulipas

08 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Iglesias, casonas, bonitas plazas y mucho encanto es lo que podrás encontrar en la ciudad más antigua de Tamaulipas. Te invitamos a dar un paseo por este hermoso lugar.

Tula es la ciudad más antigua de Tamaulipas. Se trata de un lugar que data de principios del siglo XVII y que se enraíza con la historia de unos monjes franciscanos. Representa un enclave realmente bonito, en el que podrás disfrutar de toda la esencia de México.

La fundación de la ciudad más antigua de Tamaulipas

Tula es la ciudad más antigua de Tamaulipas. Fue fundada el 22 de julio de 1617, cuando el fraile franciscano Juan Bautista de Mollinedo y sus compañeros erigieron un templo con palmas, piedras, lodo y palos, bajo la advocación de San Antonio de Padua. Su misión era la de evangelizar a los pobladores de los alrededores en aquella región.

Poco a poco, la misión fue ampliándose hasta convertirse en un pueblo próspero, con la iglesia de San Antonio de Padua como centro de la villa. Durante el siglo XVIII, gracias a su comercio e industria, obtuvo grandes riquezas. El ixtle o fibra vegetal tuvo un importante papel en esa prosperidad, al igual que el agave (foto de abajo) y la caña.

En el siglo XIX, se le confirió el título de ciudad, y entre diciembre de 1846 y febrero de 1847,  fue la capital del estado de Tamaulipas.

Agave, una planta mexicana que se cultiva en Tula.

Qué te espera en Tula

Tula se ubica al suroeste del estado de Tamaulipas. Limita al norte y el este con los municipios de Bustamante, Ocampo y Palmilla, al sur con San Luis de Potosí y al oeste con Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas. Se encuentra rodeada de paisajes hermosos y lugares cargados de historia, lo que la ha convertido en un importante punto de desarrollo turístico.

Son varios los lugares y monumentos llenos de historia que se pueden encontrar en este municipio mexicano. Monumentos religiosos, casas antiguas, plazas conmemorativas y algunas haciendas le dan un toque especial a la ciudad y la vuelven muy especial para dar paseos, sobre todo por su centro histórico. ¿Quieres conocer algunos lugares que no te puedes perder?

La iglesia de San Antonio de Padua de Tula

El edificio más antiguo de la ciudad es la Iglesia de San Antonio de Padua. Es el origen de la ciudad y, aunque ha cambiado a lo largo de los siglos, en ella aún puedes encontrar su esencia primigenia. Además, en ella se puede apreciar uno de los relojes más antiguos de México, que cuenta con más de 112 años y se ha convertido en símbolo de los tultecos.

Vista lateral de la Iglesia de San Antonio de Padua.
Vista lateral de la Iglesia de San Antonio de Padua. Imagen: mexicodesconocido.com.mx

Frente a este espacio emblemático, está la Plaza Independencia. Se trata de una bonita plaza rodeada de árboles y en cuyo centro se encuentra un kiosco de hierro enmarcado. Este espacio es uno de los más concurridos; en torno a esta plaza se pueden apreciar varias casonas coloniales que son muestra de la arquitectura monumental civil de Tula.

La capilla del Rosario

Otro lugar importante es la Capilla del Rosario. A ella solo se puede acceder los días domingo y su importancia radica en contener en su interior la imagen de Cristo más antigua de todo Tamaulipas.

Estamos hablando de una talla del siglo XVI. Su construcción tiene una interesante cúpula dorada, acabados de filigrana y, en el interior, sus suelos aún conservan la madera original.

La Escuela Minerva

La Capilla del Rosario en Tula, Tamaulipas.
Imagen: Así es mi México.

Esta escuela es otro de los espacios que podrás conocer en Tula. En la actualidad, la Escuela Minerva alberga la Casa de la Cultura de Tula. Se trata de un palacio construido en el siglo XIX y que se encuentra en la esquina de la Plaza Hidalgo. Es una majestuosa edificación de dos plantas que destaca, sobre todo, por la característica imagen de sus arcos apuntados.

Qué ver en las inmediaciones de Tula

Más allá de todo lo que nos ofrece Tula en sí misma, otra alternativa es visitar las antiguas haciendas de ixtle que quedan en las afueras de la ciudad. Además, hay otros bonitos lugares como el Templo de las Angustias, muy visitado en Semana Santa, zonas arqueológicas, lugares naturales y un sinfín de atracciones más que harán que tu espíritu de aventurero se sienta recompensado.

La zona arqueológica de Tula ofrece mucho para recorrer.
Imagen: somostamaulipas.com

La zona arqueológica Tammapul

Para finalizar, destacaremos entre estos sitios la zona arqueológica de Tammapul. Se trata de un complejo ubicado a 8 kilómetros de la ciudad que se encuentra en las inmediaciones de la laguna de Tammapul.

En esta zona arqueológica, el monumento más importante es una pirámide que se conoce como El Cuizillo (imagen de arriba) y que consta de tres alturas de piedra caliza. De esta manera, se erige como el túmulo más grande del estado.

Imagen de portada cortesía de México Desconocido.