Trujillo en Cáceres, un precioso pueblo extremeño

· 17 noviembre, 2016

Dentro de la Comunidad Autónoma de Extremadura, en Cáceres, nos encontramos con una bonita localidad de nombre Trujillo, un lugar de arrabales, huertas y rincones más que pintorescos. Te invitamos a visitar con nosotros este bonito destino cargado de historia.

Trujillo: romana, árabe y medieval

La historia de Trujillo es larga. Se han encontrado restos prehistóricos en la zona (pinturas, hachas, flechas, etc) que demuestran que los alrededores del río Almonte eran usados como fortalezas naturales.

En tiempo romanos la zona fue llamada Turgalium y considerada una prefectura de la entonces capital lusitana, Augusta Emerita (hoy Mérida). Después fue ocupada por bárbaros y musulmanes, de hecho, fue una de las poblaciones más influyentes de los reinos de taifas.

Alcazaba de Trujillo
Alcazaba de Trujillo – Dmitriy Yakovlev

Ya en la Edad Media, y tras la Reconquista, adquirió notable importancia al convertirse en la cabeza de un señorío independiente: el de Fernando Rodríguez de Castro, “el Castellano”. Un señorío que fue entregado a la orden de Santiago y a la de Alcántara en 1186.

La Edad Moderna fue la época más importante de Trujillo. Su población aumentó y desde estas tierras partieron varios exploradores hacia las Américas. Entre ellos destacan Francisco Pizarro, que conquistó Perú, o Francisco de Orellana, descubridor del Amazonas.

También marcharon muchos habitantes de la zona. Indianos que regresaron con riquezas que emplearon en construir palacios y casas señoriales. Muchas de ellas aún se mantienen aún en pie. Trujillo cobró tal importancia que en 1528 era capital de la provincia.

Trujillo
Trujillo – Jose Luis Vega

Sin embargo, todo pocos cambió siglos más tarde. Entre los siglos XVII y XVIII las guerras y la crisis económica hicieron que Trujillo perdiera todo su poderío.

“Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo”.

– Pablo Neruda –

De paseo por Trujillo

Trujillo es considerado como uno de los pueblos más bonitos de España. Su gran patrimonio cultural y arquitectónico lo convierten en un destino perfecto para los turistas. No en vano su casco histórico fue declarado Bien de Interés Cultural en 1962. En él destacan varios edificios y espacios:

1. Plaza Mayor

Plaza Mayor de Trujillo
Plaza Mayor de Trujillo – Iakov Filimonov

Es de forma rectangular, rodeada de soportales y de estilo renacentista. En el centro podemos ver una estatua ecuestre de Francisco Pizarro. Hace varios siglos la plaza era ocupada por los comerciantes y artesanos.

Luego se construyeron palacios y casas señoriales, y pasó a ser un punto central en la vida de los habitantes a partir del siglo XVI. Hoy en día hay restaurantes, hoteles y cafeterías.

2. Las tres iglesias

Iglesia de Santa María la Mayor en Trujillo
Iglesia de Santa María la Mayor – LianeM

Dentro de los monumentos religiosos de Trujillo destacan sus tres iglesias principales: Santa María la Mayor, San Francisco y San Martín de Tours. La primera es la más importante, fue construida sobre un edificio de la época romana en el siglo XIII y conserva la torre original.

La más visitada es la de San Martín de Tours. Se encuentra en la Plaza Mayor y data del siglo XVI. Un templo erigido sobre un edificio medieval destruido en la Guerra de Sucesión.

Otros templos religiosos que podemos visitar son las iglesias parroquiales en sus arrabales: Belén, San José, Santa María Magdalena y San Juan Bautista. Por último, puedes visitar alguna de las ermitas de Trujillo.

3. Castillo de Trujillo

Castillo de Trujillo
Castillo de Trujillo – Marc van Vuren

Es el edificio civil por excelencia en la ciudad. Construido como fortaleza en el siglo IX bajo el dominio musulmán, está en lo alto de un cerro y puede ser visto desde muchos kilómetros.

Cuenta con murallas que originalmente tenían 7 puertas, de las cuales hoy se conservan cuatro: del Triunfo, de Coria, Santiago y San Andrés. También conserva 17 torres rectangulares.

4. Palacios y casas señoriales

Son muchos y están ubicados cerca de la Plaza Mayor. Los palacios de Trujillo más representativos son el de los Marqueses el de la Conquista, el de los Orellana-Pizarro, o el de San Carlos, entre otros. En cuanto a las casas, podemos destacar las de los Chaves, la Cadena y del Peso Real.