Visitamos Troyes, el arca medieval francés

Troyes es una hermosa localidad de Francia, asentada en la llanura del Sena. Está tan solo a 120 kilómetros de París y es, sin duda, un lugar mágico que merece la pena conocer. Un municipio lleno de historia, monumentos inigualables y paisajes de infarto. ¿Te vienes con nosotros a conocer esta hermosa joya medieval?

Troyes, lo mejor para ver

Como hemos dicho, son muchos los atractivos presentes en esta bella localidad. Para ponerte en situación y hacer que tu imaginación vuele hasta el punto de soñar con esta ciudad, hemos creado una lista de los mejores puntos que ver en Troyes.

1. Catedral de Troyes

Catedral de Troyes
Catedral – Paul Appleyard / Flickr.com

Esta catedral, que data del siglo IX, se mantiene en un estado de conservación increíble. De estilo románico al principio, fue devastada por un incendio, lo que llevó al obispo Garnier a solicitar la construcción de una catedral gótica, que es tal como la conocemos hoy.

Tan solo tiene la torre norte que pertenece a San Pedro terminada, por lo que quedaría la sur, correspondiente a San Pablo. Su belleza y arquitectura no pasarán desapercibidas a tu vista, por lo que te recomendamos que te detengas con tiempo a admirarla. ¡Merece la pena!

2. Casco Antiguo

Troyes
Troyes – openroads.com / Flickr.com

Toda ciudad hermosa que se tercie tiene un bello casco antiguo y esta no podía ser menos. El casco antiguo de Troyes es especial, colorido y medieval. Todo un deleite para la vista. Te hará sentir en un cuento mosqueteros, y no querrás que termine el paseo. Disfruta sin prisas y graba todas las imágenes que puedas en tu mente.

Viajar es fatal para el prejuicio, la intolerancia y la estrechez de mente.

-Mark Twain-

3. Casa del Panadero

En pleno centro de la ciudad, se halla la conocida Casa del Panadero. Al parecer es llamada así porque en el sigo XVI, siglo del que data, era la tienda de un panadero que vendía harina y un pan inigualable.

La casa fue obra del arquitecto Garnier y guarda sin duda un aspecto que armoniza plenamente con el resto de la ciudad. Un lugar digno de visitar y donde hacer unas fotos para el recuerdo.

4. Ayuntamiento de Troyes

Ayuntamiento de Troyes
Ayuntamiento – Pletalle / Flickr.com

Un edificio magnífico que se erige majestuoso sobre la ciudad. De estilo Luis XIII, data del siglo XVII. Es hermoso, especialmente de noche, cuando las tenues luces que se tornan en un naranja cálido lo alumbran.

Es uno de esos edificios de los que quedan pocos en Francia que aún mantiene grabado el lema “Libertad, Igualdad, Fraternidad”.

5. Plaza de la Liberación

Plaza de la Liberación de Troyes
Plaza de la Liberación – DXR / commons.wikimedia.org

Una hermosa plaza de unos 600 metros cuadrados dedicada a la independencia del país. Está repleta de árboles, plantas, flores, arbustos y vegetación, además de lagos y fuentes. Bancos para sentarse, kioscos en los que comer algo y un sinfín de cosas más lo hacen un lugar fantástico para pasear y perderse por el verde de su decoración natural.

6. Hotel de Vauluisant

Hotel Vauliusant en Troyes
Hotel de Vauluisant – Javelefran / commons.wikimedia.org

Aunque no estés pensando hospedarte allí, el edificio es increíble. Tiene unas torres imponentes y a simple vista nadie diría que es un hotel, sino un castillo. En 1904 fue declarado monumento histórico, pues fue construido en el siglo XVI.

Es de estilo renacentista con un toque muy medieval y atrae a cientos de curiosos cada año. Si estás de visita en Troyes, este es un edificio que debes ver.

7. Casa de Moisés

Un edificio del siglo XVI, aunque construido por segunda vez por haber sido destruido el original debido a un incendio. De estilo renacentista, posee una fachada de cuadros de loza con una estatua de Moisés y un pozo a sus pies que se ha convertido en famoso en la localidad y sus alrededores.

8. La calle de los Gatos

Calle de los Gatos en Troyes
Calle de los Gatos – thefunny42 / Flickr.com

Debido a la estrechez de esta calle, los gatos pasaban de un tejado a otro sin complicaciones. Hoy se ha hecho famosa por guardar una arquitectura original de más de cuatro siglos y por la belleza que crea su pequeño espacio y el color de sus piedras y de la madera que la forman.

¿Te ha gustado nuestro recorrido por Troyes? Pues no dejes de visitarlo y disfrutar por ti mismo la belleza de esta hermosa localidad francesa. No siempre lo más conocido y sonado es lo más bello.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar