Todo lo que puedes hacer en la ciudad de Brujas, en Bélgica

Álvaro Gómez · 30 marzo, 2019
Con sus canales, sus torres y su gastronomía, Brujas es una ciudad que no hay que perderse si se viaja a Bélgica.

Un destino de sobra conocido en Europa es la ciudad de Brujas. Considerada la “Venecia del norte”, es el destino perfecto para conocer un lugar mágico. A tan solo una hora de Bruselas, la visita a esta maravillosa localidad se convierte en obligatoria en tu viaje a Bélgica.

Podrás pasear por sus canales, conocer el casco histórico y admirar sus edificios de estilo gótico. También probar sus especialidades gastronómicas y visitar sus museos. Si quieres viajar por Europa, pero aún no has decidido destino, no lo pienses más e incluye en tu ruta la ciudad Brujas, no te vas a arrepentir.

Brujas, la Venecia del norte

Vista del puente de San Bonifacio en Brujas
Puente de San Bonifacio

Hay varias ciudades de Europa a las que se compara con Venecia. Una de ellas es Brujas, y hay razones para esa comparación. Salvando las distancias con la famosa ciudad italiana, el centro histórico de Brujas está atravesado por varios canales que nos regalan imágenes inigualables.

Y también regalan experiencias, pues la mejor manera de conocer la ciudad es desde sus aguas en una de las embarcaciones que puedes contratar en sus muelles. Estos recorridos se convierten en las visitas guiadas más especiales y te permiten conocer la ciudad de Brujas desde dentro.

Recorrer sus canales ya de por sí es algo único, pero es que además podrás pasar por debajo del puente de San Bonifacio. Este lugar es un punto de interés para los turistas, que se apelotonan sobre él para ver el canal y hacen cola para poder pasar por debajo en una pequeña embarcación.

El de San Bonifacio puede que sea el puente más famoso de Brujas, pero no es el único. La ciudad está repleta de puentes. De hecho, su nombre proviene de ‘Bryggia’, que en alemán hace referencia a los puentes y los muelles.

Por los canales podrás visitar otros lugares emblemáticos, como la plaza de Jan van Eyck, e incluso llegar al lago del Amor. Este lugar también es perfecto para pasear con tu pareja, pues es el rincón más romántico de la ciudad de Brujas. En este parque siempre encontrarás muchos cisnes durante tu paseo.

La ciudad de Brujas a pie: sus plazas

Vista de la plaza del Mercado en y el Belfort
Plaza del Mercado

La Plaza Mayor de Brujas se conoce como Grote Mark. Es de los lugares más fotografiados de la ciudad, pues los edificios que la rodean hacen que parezca un lugar de cuento. Sus coloridas fachadas y el estilo arquitectónico medieval hacen que siempre esté repleta de turistas.

Aquí verás algunos monumentos importantes de Brujas. Por ejemplo, la torre del campanario Belfort, símbolo de la ciudad. Subir a ella para admirar las vistas es una actividad que no te puedes perder en tu viaje. Imagina la imagen que aparecerá ante ti desde un edificio de 83 metros que se encuentra en pleno centro.

Por otra parte, cerca de Grote Mark encontrarás otro punto de encuentro, la plaza Burg. Aquí hay varios edificios importantes. Destaca el ayuntamiento, construido en el siglo XIV en estilo gótico. También puedes visitar el Palacio de Justicia y la basílica de la Santa Sangre.

Otros lugares de interés de la ciudad de Brujas

Muelle del Rosario
Muelle del Rosario

Otro lugar de Brujas que no te puedes perder es el muelle del Rosario. Este edificio de estilo más clásico te regalará una postal increíble si paseas junto a él al atardecer.

Y dentro de Brujas hay una pequeña ciudad que parece independiente. Se trata del Beaterio, construido en el siglo XIII para servir de hogar a las mujeres viudas y huérfanas. El estilo medieval todavía perdura.

En cuanto a museos, todos los de la ciudad son muy interesantes. Sin embargo, mención especial merece el  Groeninge. Exhibe obras de relevantes artistas, entre ellos las de Jan van Eyck y Hugo van der Goes.

Lo mejor de la gastronomía

Chocolatería en Brujas
Chocolatería en Brujas

No puedes viajar a Bélgica y no probar su chocolate. De este país son algunas de las marcas más históricas e importantes que elaboran chocolate. No dudes en probarlo de todas las formas diferentes que te propongan, pues seguro que te encantarán.

Otra comida que le gusta a todo el mundo son las patatas fritas. Y las de Bélgica son mundialmente conocidas. Por eso, en tu visita a Brujas tienes que degustar las crujientes patatas que te ofrecerán en cada rincón. Solas o con diferentes salsas, son el mejor tentempié en tu paseo por la ciudad.

Y un buen acompañamiento es la cerveza belga. En este país podrás probar miles de recetas artesanales de una de las bebidas más conocidas del mundo. Cada taberna tiene la suya y en cada tienda encontrarás decenas o cientos de variantes.