7 lugares fantásticos que debes ver en Brujas

Adrián Pérez · 3 enero, 2019
Es una de las ciudades más bonitas de Bélgica. Una ciudad de canales y edificios medievales que enamora a quien la visita.

Es una de esas ciudades que hay que visitar. Su encanto y su enorme belleza merecen el esfuerzo. Y puede ser destino de una escapada o excursión de un día desde Bruselas, de la que solo la separan 90 kilómetros. Si te animas a hacer el viaje, presta atención, te mostramos los lugares que debes ver en Brujas. ¡Organiza tu paseo por la Venecia del Norte!

Breve historia de Brujas

Brujas
Canal en Brujas

Antes mostrarte los atractivos de la capital de Flandes sería bueno que supieses algo sobre su pasado. Fue declarada ciudad en el siglo XI. Poco tiempo después, una gran tormenta “abrió” un canal natural de salida hacia el mar que permitió que Brujas se convirtiese en un centro comercial e industrial destacado.

A partir de 1297 formó parte del Reino de Francia. Pero las fuerzas del conde de Flandes derrotaron a los militares de Felipe III en el siglo XV.

Un siglo más tarde los sedimentos comenzaron a cerrar el canal y el poderío económico local sufrió un serio revés. A inicios del siglo XX la ciudad estaba sumida en la pobreza. Tras una gran restauración se transformó en uno de los destinos favoritos de los turistas que visitan tierras belgas.

¿Que debes ver en Brujas?

Ahora que ya sabes un poco sobre su pasado, es un buen momento para mostrarte los principales atractivos que debes ver en Brujas. Estos son rincones que no hay que perderse.

1. Grote Markt

Plaza del Mercado, uno de los lugares que ver en Brujas
Plaza del Mercado

Es la gran plaza que no puede faltar en ninguna ciudad típica flamenca. La Grote Markt se usaba en el pasado como mercado y está rodeada de edificios medievales. Es, sin dudas, el centro neurálgico de la ciudad y el mejor sitio para comenzar cualquier recorrido por Brujas.

De noche se ilumina en colores esmeralda y todavía es más impresionante si subimos a lo alto de su campanario. Tiene 365 escalones y 83 metros de altura, pero nos permite disfrutar de las vistas más impresionantes de la ciudad.

2. Plaza Burg

Ayuntamiento de Brujas
Ayuntamiento de Brujas

Es la segunda plaza más destacada de Brujas y está muy cerca de la anterior. En ella destaca el ayuntamiento, un magnífico edificio de estilo gótico. En su interior, entre otras cosas, se puede visitar una maravillosa sala gótica decorada con murales y con una bóveda policromada.

A un paso se encuentra la basílica de la Santa Sangre. Tiene dos pisos: uno románico y el otro neogótico. En su interior se guarda una reliquia con la sangre de Jesús. En la misma plaza verás el Franconato de Brujas (antiguamente Tribunales de Justicia). con su chimenea de mármol, madera y alabastro.

Para salir de Burg te recomendamos cruzar bajo el arco del callejón del Asno Ciego, que desemboca en el principal canal de la ciudad: Djiver.

3. Rozenhoedkaai

Brujas
Canales de Brujas

En la traducción al español podría ser algo así como “muelle del Rosario” y es, sin duda, el sitio más fotografiado de Brujas. Si quieres ir a este lugar desde la plaza Burg, primero pasarás por el Mercado del Pescado (de piedra y porticado) y luego por la plaza de los Curtidores.

4. Groeningemuseum

Si sigues el curso del canal principal hallarás este museo, donde verás obras de los pintores primitivos flamencos. Muy cerca de él hay otro museo interesante: Arenthshuis, en una casa señorial del siglo XVII que alberga las obras del artista británico Frank Beangwyn. Ambos se pueden visitar con el pago de una única entrada.

5. Iglesia de Nuestra Señora

Iglesia de Nuestra Señora, una de las cosas que ver en Brujas
Iglesia de Nuestra Señora

Data del siglo XIII y alberga una escultura de Miguel Ángel, Virgen con el Niño. Una vez que la recorras puedes dirigirte al puente de San Bonifacio o de los Amantes. Al otro lado esté parque de Hof Arents, desde donde puedes admirar otro de los edificios religiosos que ver en Brujas: la catedral de San Salvador.

6. Beginjhof

Lago del Amor en Brujas
Lago del Amor

Esta zona es una de las más tranquilas de la ciudad, ideal para escapar del bullicio del centro. Aquí encontrarás el “Lago del Amor”, que conecta con un canal que da acceso a Beginjof. Esta era una zona en la que vivían religiosas dedicadas a los más necesitados.

7. Molinos

Molino en Brujas
Molino en Brujas

Así como sucede en toda la zona de Flandes, los molinos de Brujas son realmente preciosos. Lo malo es que están un poco alejados del centro de la ciudad, y quizás no tengas suficiente tiempo para conocerlos. Los que se pueden visitar son Sint-Janshuis y Koelewei.

Son muchos los rincones que hay que ver en Brujas, por eso, la recomendación en planificar muy bien tu estancia en la ciudad, sobre todo si se trata de una excursión desde la capital belga.