Mi Viaje
 

Todo lo que debes saber para tomar un buen té

Todo lo que debes saber para tomar un buen té

Tomar un buen té no solo es un placer para los sentidos, sino que también tiene grandes beneficios para la salud. Para disfrutar de la bebida, vale la pena conocer algunos datos esenciales.

Tomar un buen té también es algo que tiene sus secretos. Esta bebida es universal y hay algunos lugares en los que degustarlo adecuadamente se considera todo un arte, como sucede en China, Japón, India o Inglaterra.

Esta infusión ha acompañado al hombre durante casi toda su historia y tiene multitud de mitos y leyendas a su alrededor. Son muchas las decisiones de Estado que se han tomado en torno a ella. Así mismo, más de una guerra ha terminado en una mesa de negociación después de tomar un buen té.

El té también ha sido un aliado tradicional de la buena salud. Cuenta con gran cantidad de compuestos que lo convierten en una bebida relajante y saludable. ¿Cómo sacarle el mayor partido? ¿Cuál es la manera correcta de tomar un buen té? Es lo que veremos enseguida.

Las variedades de té

Plantación de té en Hangzhou
Plantación de té Hangzhou, China

Existen cinco variedades básicas de té: blanco, negro, rojo, verde y azul. El té blanco es originario de China y su principal característica es que está mínimamente procesado. Por lo mismo, tiene un sabor más suave y delicado que el de otras variedades. A pesar de su nombre, el té blanco es, en realidad, amarillo pálido.

El té negro es el opuesto al té blanco: tiene el máximo grado de procesamiento. Por lo tanto, su sabor es muy intenso y perdura por mucho más tiempo. El té rojo es fermentado en un proceso que puede tardar entre dos y 60 años, por lo cual hay varias calidades de esta bebida. Generalmente, tiene una presentación compacta.

El té verde no es sometido a un proceso de oxidación, por lo cual se trata de una variedad que emplea hojas frescas. Es, quizás, el que más se bebe en el mundo. El té azul, también conocido como Oolong, es una variedad intermedia entre el té verde y el negro. Tiene un sabor exquisito, básicamente amargo, pero con un ligero dulzor.

Los secretos para tomar un buen té

Diferentes tipos de buen té
Tipos de té

El primer secreto para tomar un buen té es tener en cuenta la graduación de las hojas. Esto, a efectos prácticos, significa el tamaño de las hojas a partir de las cuales se elabora la bebida. Desde ese punto de vista, existen cuatro modalidades:

  • Leaf. Las hojas están enteras y esto suaviza el sabor.
  • Broken. Se elabora con hojas rotas y comercialmente se identifica con la letra A. El sabor es más intenso que el del anterior.
  • Fannings. Se elabora con hojas rotas y tamizadas mecánicamente.
  • Dust. Es la base del té industrial, en donde las hojas están finamente rotas. Con este se elaboran las bolsitas de té y se identifica con la letra D.

Dentro de los mejores tés del mundo están el Darjeeling y Assam de India; los tés Oolong de China y Taiwán; los tés Matcha, Gyokuro y Sencha de Japón; y el té blanco de China. También son famosos el té negro de Ceilán, Kenia y del Cáucaso ruso. En cualquier caso, los chinos han llevado el té, y todo lo que se le relaciona, al máximo nivel.

La preparación del té

Ceremonia del té
Ceremonia del té en Japón

Hay muchas maneras de preparar la infusión para tomar un buen té. De hecho, se puede decir que cada cultura tiene su propia forma de elaborar la bebida y que cada método tiene implicadas una serie de tradiciones, e incluso rituales. En términos generales, lo que se debe tener en cuenta es lo siguiente:

  • Elegir una buena variedad de té. Toda buena preparación comienza por elegir una excelente materia prima. De lo contrario, lo demás será en vano.
  • La temperatura del agua. El agua hirviendo no es la mejor opción para tomar un buen té. Casi todas las variedades requieren que el agua esté a una temperatura de entre 70 y 80 ºC. El té rojo y el azul requieren entre 90 y 95 ºC.
  • Tiempo de infusión. En la mayoría de las variedades se requiere un tiempo de infusión de entre dos y tres minutos. Sin embargo, el té rojo, el blanco y el azul pueden exigir entre tres y cinco minutos de infusión.
  • Usar agua mineral. Lo ideal es que el agua que se emplea no esté alterada por ningún sabor adicional. Lo más recomendable es emplear agua mineral, ya que esto potencia el sabor del té.
  • La tetera. En cada cultura hay accesorios para preparar el té de una manera óptima. En general, los que requieren más temperatura se preparan en teteras pequeñas y los demás en teteras normales.

Por otra parte, el té en hoja sabe mucho mejor que el té en bolsa. Para tomar un buen té lo mejor es no añadir azúcar, si la bebida se ha preparado correctamente tiene su propio dulzor.

Todo sobre la ceremonia del té en Japón

Todo sobre la ceremonia del té en Japón

La importancia e influencia de la ceremonia del té la ha convertido en una pieza clave para entender la filosofía y las tradiciones de Japón.



Edith Sánchez

Edith Sánchez
Graduada en periodismo de la Fundación de Educación Superior INPAHU de Bogotá. Estudios de Licenciatura en Ciencias Sociales, en la Universidad Distrital “Francisco José de Caldas” de Bogotá. Autora de los libros “Un duro – Aproximaciones a la vida” y “Un río de mil brazos”. Co-autora de los libros “Humor cautivo”, “Inventario de asombros”, “Impresos comunitarios” y “Seis historias para ser contadas”, entre otros. Ganadora de la beca en periodismo cultural, Ministerio de Cultura de Colombia (1999). Ganadora de los premios de periodismo Semana-Petrobras (2011) y Entrégate a Colombia-Servientrega (2012). Ganadora de las Pasantías Nacionales en Literatura del Ministerio de Cultura (2009 y 2018). Ganadora en el concurso de crónica “Ciudad de Bogotá” (2014). Mención de honor en el Concurso Nacional de Crónica y Testimonio, Universidad Central (2017) y en el Premio Nacional de libros de crónica (2010). Ganadora de la convocatoria “Leer es mi cuento” (2011), entre otros.