Tienes que conocer estos 5 pueblos de Europa antes de morir

Adrián Pérez 27 junio, 2017

Nuestro mundo esta lleno de bellos y encantadores pueblos que han sabido conservar su esencia a través de los siglos. Los hay medievales, con ubicaciones increíbles, a las orillas de un plácido lago, a orillas del mar, en escarpados acantilados o muy antiguos pero en excelente estado de conservación. Hoy te contamos qué pueblos de Europa son tan increíbles que merecen estar en tu lista de lugares que ver antes de morir.

5 pueblos de Europa que tienes que ver

1. Hallstatt, Austria

Hallstatt en Austria
Hallstatt, Austria – canadastock

Este es un precioso pueblo de Austria que ha sido catalogado como el pueblo más bonito del mundo a orillas de un lago, en concreto el Hallstätter See. Su belleza es tal, que ha sido digna de ser copiada por los chinos, que han intentado hacer una réplica exacta en su país.

Se trata de un pequeño pueblo que, aunque puede ser visitado en poco tiempo, vale la pena dedicar algo más para descubrir sus bellos lugares. Está enmarcado en una naturaleza excepcional y sus casas bellamente cuidadas se asoman de manera encantadora a la orilla del lago.

También de interés es el Osario de Hallstatt, ubicado en la parte alta del pueblo. Y no hay que perderse la bella Markplatz, con su fuente central y sus fachadas cubiertas de enredaderas y su iglesia parroquial con un interesante retablo.

2. Colmar, Francia

Colmar, Francia – Gaspar Janos

Si piensas en unas vacaciones invernales, no puedes dejar a Colmar fuera de tus opciones. Este precioso pueblo se encuentra al norte de Francia, en la región de Alsacia, y de él dicen que es el pueblo más bonito en Navidad.

Conocer Colmar es como sumergirse en un cuento, con sus bellos edificios tradicionales que se han sabido mantener a través del tiempo, sus callejuelas angostas, sus bellas plazas y sus mercadillos.

Su Pequeña Venecia, un barrio de casas tradicionales alsacianas a orillas del río Launch, es espectacular. Otro lugar imprescindible es el Distrito de la Pescadería con sus casas de colores y fachadas de entramados típico de madera.

3. Riomaggiore, Italia

Riomaggiore, Italia – Matej Kastelic

Es uno de los pueblos de Europa más increíbles, y pertenece a las Cinque Terre, en Italia. Aunque todos son muy bellos, Riomaggiore tiene algo más. Ya de por sí su ubicación es un atractivo, a orillas del mar Mediterráneo, rodeado por colinas y viñedos, lo que le dan un aspecto realmente pintoresco.

Te fascinarán sus coloridas casas enclavadas en empinadas laderas que bajan desde lo alto hasta la orilla del mar. Posee un pequeño y encantador muelle con un paseo desde donde se admira todo el pueblo como si estuvieras viendo una postal. De interés son la Iglesia de San Juan Bautista, el castillo, y el malecón.

“La mejor educación que puedes recibir es viajando.”

-Lisa Ling-

4. Ceský Krumlov, República Checa

Cesky Krumlov
Cesky Krumlov, República Checa – Veronika Galkina

Este es uno de los pueblos de Europa de ambiente medieval más bonitos. Se encuentra al sur de Praga, a orillas del río Moldava. Su centro histórico es realmente espectacular, pues se ha mantenido intacto durante más de cinco siglos. Parece sacado de un cuento, y las edificaciones construidas para atender al turismo, se han integrado perfectamente en el ambiente del pueblo.

No puedes irte de Český Krumlov sin visitar su castillo y subir a su torre para admirar unas bellas vistas de la ciudad. Tampoco te puedes perder el teatro giratorio en los jardines del castillo. La zona de Latran es uno de los barrios más antiguos colmado de interesantes monumentos como la Puerta Budějovická o el bastión medieval. Y también debes visitar la Iglesia de San Vito, de estilo gótico, construida en el siglo XV y donde se celebran conciertos de música clásica.

5. Conques, Francia

Conques
Conques, Francia – leoks

Es otro bellísimo pueblo de Francia que es imprescindible conocer antes de morir. Se encuentra en la zona de Midi-Pyrénées al sur de Francia y es parte de un conjunto de preciosos pueblos medievales con paisajes impresionantes, castillos y bellas iglesias o abadías.

Conques se encuentra entre el bosque, en una ladera, y al verlo parece que el tiempo se hubiera detenido. Cuenta con apenas 90 habitantes, pero al estar situado en el Camino de Santiago Francés,recibe cada año medio millón de visitantes y entre ellos unos 3.000 peregrinos.

En Conques hay que disfrutar de las caminatas por calles estrechas y empinadas y admirar su bella arquitectura rural, con casas de fachadas de madera entramadas, combinada con la pizarra de los tejados. Todavía conserva algo de su antigua muralla medieval, con sus puertas como la de Barry o la de Fer. No te puedes perder las fuentes que datan del siglo XII, como la Fuente de Plo, junto a la entrada de la abadía.

Te puede gustar