Hallstatt: historia, belleza y magia en un rincón único

· 21 mayo, 2016

¿Has pensado alguna vez en visitar uno de esos pequeños pueblecitos nevados y preciosos que parecen sacados de una postal navideña? Pues no tengas duda de que el lugar al que nos acercamos hoy cumple todas las características. Bienvenidos a Hallstatt, en Austria, un pueblo de cuento.

Cuando hablamos de postales navideñas, no tengas ninguna duda de que Hallstatt ha salido en muchas, pues no solamente usa sus estampas como reclamo turístico en Austria, sino que su geografía es una de las más usadas en todo el mundo por su perfil montañoso realmente bonito y su entorno privilegiado.

Geografía de Hallstatt

Si quieres visitar Hallstatt tendrás que dirigirte hacia la zona más montañosa de Austria. Más allá de las archiconocidas Viena o Salzburgo, podemos subir la cadena de Salzkammergut para localizar una de las poblaciones más idílicas de Europa.

Hallstatt
Hallstatt – Patryk Kosmider

Hallstatt se encuentra en una ubicación privilegiada gracias a que limita por una parte con las magníficas montañas Dachstein y por otro con el maravilloso lago de Hallstatter, por lo que se localiza en un espacio realmente mágico.

No es por tanto extraño que llame la atención este increíble pueblo. Incluso fue nombrado Paisaje Cultural dentro del Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco por la excelsa belleza del lugar, cuya arquitectura mimada y cuidada crea un maravilloso contraste con el reflejo de las montañas sobre la gélida agua del lago. Un verdadero cuento de hadas hecho realidad.

¿Cómo es Hallstatt?

Una vez llegas a Hallstatt, te encuentras en un pequeño pueblo donde todos parecen ser amables, y es porque lo son. Por eso decimos que visitar este lugar es como vivir en un cuento de hadas, porque por momentos esa es la sensación que da.

Todo en el pueblo está cuidado al detalle. El conjunto de pequeñas calles que conforman la geografía del lugar desembocando en increíbles plazas de gran belleza a cuyos lados se levantan casas blancas con tejados oscuros preparados para dejar caer la nieve hacia abajo.

Plaza del Mercado de Hallstatt
Plaza del Mercado, Hallstatt – Scirocco340

No es extraño, sea cual sea la época del año en que visites Hallstatt, que encuentres los balcones de las casas engalanados con bonitas flores. Además, la peculiar geografía de Hallstatt se completa con escaleras que aparecen por sorpresa para alcanzar ciertos rincones del pueblo.

“Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.”

Jorge Luis Borges

¿Qué ver en Hallstatt?

Pero no son solo calles, plazas, escaleras y casas con balcones lo que ver en Hallstatt. Además, el paso de la historia ha dejado su huella en la geografía de la pequeña ciudad austriaca que perdura hasta nuestros días.

Halstatt
Hallstatt – Kletr

Lo que antaño fue una población surgida por la mina de sal más antigua del planeta, posee hoy, por ejemplo la Pfarrkirche, una pequeña y preciosa iglesia románica que data del siglo XII y que ha sido recientemente restaurada para regocijo del visitante.

Otro rincón especial que todo visitante debe conocer en Hallstatt es la Rudolfstum, una alta torre que antaño formó parte del hoy ruinoso castillo que perteneció al duque Albrecht en 1284, pero que el paso del tiempo ha convertido en una atracción turística.

Desgraciadamente, poco ha llegado hasta nuestros días de la actividad humana en el lugar en los albores de la fundación de Hallstatt. Hace casi 4000 años que se comenzaron a explotar las viejas minas de sal, e incluso fue uno de los pueblos más desarrollados en plena Edad de Bronce. Todavía se pueden visitar estas minas y las excavaciones gracias a un funicular. 

Casa de los Huesos de Hallstatt
Casa de los Huesos, Hallstatt – Dieter Hawlan

Otro de los rincones que no debes obviar es la famosa Casa de los Huesos. Más allá de lo macabro del lugar se esconde una singular atracción turística debido a una capilla católica gótica rodeada de un cementerio repleto de cráneos.

Es evidente que en tu visita a Austria no puede faltar el bello e impresionante pueblo de Hallstatt. Si quieres degustar magníficos paisajes naturales en un ambiente idílico e increíble, esta es una de las escapadas obligadas en el país centroeuropeo.