The Hub, uno de los iconos de Edimburgo

· 14 noviembre, 2018
Su torre neogótica se puede ver desde toda la ciudad. The Hub es una antigua iglesia reconvertida en espacio dedicado a la cultura.

Si hay un lugar de visita imprescindible en Escocia, ese es Edimburgo. Esta ciudad histórica tiene muchos rincones por descubrir y un patrimonio impresionante. Y de uno de los monumentos más destacados de Edimburgo vamos a hablar: es The Hub, con su torre gótica de aguja. ¿Quieres venir con nosotros a conocerla?

Todo lo que hay que saber sobre The Hub

Está situada en la Royal Mile, la zona medieval, y a medio camino entre el castillo y el Palacio de Holyrood. Pero la torre de The Hub se ve desde toda la ciudad. De hecho, es el edificio más alto de Edimburgo.

The Hub en Edimburgo
The Hub

Es una antigua iglesia, la Highland Tolbooth Kirk. Pero desde hace tiempo no se celebran cultos en ella. Es más, su función hoy en día nada tiene que ver con la religión. Es el centro de información del Festival de Edimburgo.

Por su situación y su aspecto podrías pensar que se trata de una construcción con varios siglos de antigüedad. Tal vez imagines que es un edificio gótico. Nada más alejado de la realidad, aún no ha cumplido los doscientos años.

Se construyó entre 1842 y 1845. Su objetivo fue albergar la sede administrativa de la Iglesia de Escocia, mientras hacía las veces de salón de asambleas para diferentes actos. No obstante, esto cambió cuando en 1929 hubo una reunificación de iglesias en el país y se trasladó la sede a otro lugar

Renombrada iglesia St John, durante varios años se celebraron algunos actos y servicios religiosos en la lengua gaélica. Sin embargo, en los años 80 quedó definitivamente en desuso.

El renacimiento

A finales de los 90 comenzaría la nueva vida de esta iglesia. Se realizó una profunda remodelación y en 1999 comenzaría a funcionar como sede del Festival Internacional de Edimburgo.

Torre de The Hub
Torre de The Hub

Desde entonces este es un espacio dedicado a todo tipo de manifestaciones culturales. Aquí se celebran conferencias, exposiciones y conciertos. Incluso bodas y eventos privados.

Por eso entrar en The Hub puede ser una auténtica sorpresa. Y es que su interior nada tiene que ver con lo que puedas imaginar al ver su arquitectura exterior. Aquí descubrirás modernas y coloridas oficinas, salas de eventos y conciertos de toques vanguardistas. También hay bar y restaurante.

Lo peculiar de este edificio, es que antes de entrar esperas que todo guarde una armonía arquitectónica pero te sorprenderá cuando encuentres en su interior modernas oficinas de colores así como salas con toques muy vanguardistas.

Si visitas Edimburgo, no te conformes con ver The Hub por fuera. Una vez que hayas admirado la belleza de su arquitectura y su fabulosa torre, accede al interior. Puedes relajarte tomando algo en su cafetería.

Qué más ver en Edimburgo

Castillo de Edimburgo
Castillo de Edimburgo

The Hub debe ser parada indispensable en la ciudad. Pero no hay que olvidar que Edimburgo tiene otros muchos atractivos. Estos son los imprescindibles:

  • El castillo de Edimburgo: es la joya de la ciudad. Se erige en la cima de Castle Hill, desde donde podrás obtener unas vistas increíbles de la ciudad. Para ver su interior necesitarás varias horas.
  • Royal Mile: es la calle más famosa y atraviesa gran parte de la ciudad. Desde ella podéis acceder a un entresijo de callejuelas medievales por las que perderse y empaparse de la historia de Edimburgo.
  • Holyroodhouse: es un increíble palacio, una joya de la arquitectura barroca. Hoy en día sigue siendo la residencia oficial de la reina de Inglaterra en Escocia.
  • Princess Street Gardens: después de drenar el Lago Norte, se crearon estos jardines en 1820. Sirven como separación de la ciudad vieja y la ciudad nueva. Tienen más de 150.000 m² y dan forma al parque urbano más importante de la ciudad.
  • Galería Nacional de Escocia: en este museo podrás ver obras desde el Renacimiento hasta el postimpresionismo de artistas como Tiziano, Velázquez, Monet o Gauguin.

Tras lo visto, queda claro que hacer una visita a Edimburgo merece mucho la pena. Comienza esta por The Hub, con su torre gótica y su sorprendente interior, y continúa por los lugares que te hemos recomendado. Dependiendo de los días podrás disfrutar aún más la ciudad.