Guía del castillo de Edimburgo en Escocia

Uno de los grandes atractivos de la gran ciudad escocesa que hoy nos ocupa es su castillo. Al estar en una zona elevada, en una colina volcánica, es posible verlo desde cualquier punto. Te ofrecemos información de utilidad para que disfrutes de tu visita al castillo de Edimburgo en Escocia.

La visita al castillo de Edimburgo en Escocia

Castillo de Edimburgo en Escocia
Castillo de Edimburgo – Ignatius Tan

En sus orígenes fue un fuerte militar. El castillo de Edimburgo en Escocia servía para la protección de la costa de las tropas enemigas y de invasiones extranjeras.

Durante la Guerra de la Independencia este castillo fue importantísimo para Escocia. Fue escenario de cruentas batallas en ese periodo. Puedes documentarte antes de visitarlo, merece la pena. Además, visitando este castillo podrás saber más detalles de las disputas entre Escocia e Inglaterra sobre la soberanía de esta sobre su propio territorio.

“Nadie en Escocia puede escapar del pasado. Está en todos lados, rondando como un fantasma.”

-Geddes MacGregor-

A continuación, te contamos cómo se divide la visita al castillo de Edimburgo. Poco a poco te iremos diciendo qué puedes ver en cada una de las secciones del edificio.

La puerta de Foog

Puerta de Foog en el castillo de Edimburgo
Puerta de Foog – dun_deagh / Flickr.com

En esta puerta es por la que accederás al castillo de Edimburgo. La estructura se construyó en el siglo XVII a fin de proteger la entrada al edificio de las invasiones. Cuenta con gran amplitud y está soldada a sus muros.

Capilla de Santa Margarita

Es uno de los lugares más importantes del recinto. De hecho, es la parte de mayor antigüedad que se conserva. Es de 1130 y se hizo para que los reyes de Escocia acudieran a los oficios sin tener que salir del castillo de Edimburgo.

Armamento

Cañón en el castillo de Edimburgo en Escocia
Batería de defensa – Lucian Milasan

Visitar el castillo permite descubrir las diferentes baterías de cañones que se disponen a lo largo de toda la muralla. La estrella en este sentido es el cañón Mons Meg. Se construyó en Bélgica en 1449 y fue un gran avance, pues era de los pocos que conseguían lanzar más de una tonelada de peso.

Merece la pena ver la batería de Argyle, de gran importancia a la hora de defender el castillo. Allí, otro cañón se sitúa bastante cerca, el llamado “Cañón de la una en punto”. A nivel turístico es el más visitado, puesto que cuando son las 13 horas, el cañón se enciende y dispara una bala. Esto ocurre todos los días, salvo domingos, Viernes Santo y el día de Navidad.

El Palacio Real

Castillo de Edimburgo en Escocia
Castillo de Edimburgo – andras_csontos

Un lugar que no debes perderte. Comenzó a construirse en 1430, pero de aquella estructura casi no se conserva nada. Todo lo que vas a ver son remodelaciones que hicieron en el siglo XVII por orden de Jacobo VI, el que fuera hijo de María Estuardo. Es un edificio antiguo y de gran belleza.

Merece la pena detenerse en la gran chimenea de la parte de abajo, donde hay una exposición sobre los reyes de Escocia. De la misma manera, puedes visitar la Cámara de la Corona, en la que es posible ver la totalidad de joyas de la Corona de Escocia.

Museo Nacional de la Guerra

Este museo merece la pena por su gran catálogo militar. También tendrás la posibilidad de ver unas vistas realmente bonitas de Edimburgo.

La prisión del castillo de Edimburgo

La primera cárcel que fue construida en Edimburgo se levantó en 1758 y duró del orden de 7 años. Aquí no solo estaban encerrados miles de soldados. También estuvieron piratas del Caribe (no de la película, sino reales) que fueron apresados al navegar por la costa de Argyll.

Otros datos de interés del castillo de Edimburgo en Escocia

Castillo de Edimburgo en Escocia
Castillo de Edimburgo – Eskling / Flickr.com

Llegar es sencillo, desde el centro de la ciudad se toma la calle Royal Mile o High Street subiendo hasta la colina de Castle Hill. Al verse el castillo desde todos los lados, es fácil orientarse.

Se puede visitar tanto por la mañana como por la tarde. Es bastante grande el edificio, así que una visita completa te puede llevar del orden de 3 horas. Recuerda, de marzo o octubre abre de 9.30 a 18.00 horas, y de noviembre a febrero, el horario es de 09.30 a 17.00 horas.

En cuanto al precio, todo depende de la edad. Los adultos pagan unas 16£ (unos 20€), los mayores de 60 años pagan 12.80£ (sobre15.52€) y los menores en edades comprendidas entre los 5 y los 15 años 9.60£ (unos 11.65€).

Ahora, no te lo pienses. Una visita al castillo de Edimburgo en Escocia es una experiencia única y maravillosa. Si quieres vivir en tu piel la historia, esta es una actividad que no te debes perder.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar