Cuidado con el cañón One O’Clock Gun de Edimburgo

Cuidado con el cañón One O’Clock Gun de Edimburgo

Si vas caminando tranquilamente por Edimburgo y de repente oyes un estruendo, no te alarmes. A la una en punto el cañón One O’Clock Gun cumple su función. ¿La razón? Es utilizado como reloj por los habitantes de la ciudad. Te contamos su curiosa historia. ¡No te la pierdas! 

One O’Clock Gun, una vieja práctica

Es un disparo el que el One O’clock Gun realiza puntualmente a la una de la tarde, Solo enmudece los domingos, Viernes Santo y Navidad. Y su disparo no es un capricho ni una advertencia, sino que tiene su razón de ser, una historia de lo más curiosa.

Disparo del One O'Clock Gun en Edimburgo

One O’Clock Gun – Bob Jamieson / Flickr.com

La idea es una variación de una práctica que se realizaba en Francia. Primero se instaló una esfera de reloj en el monumento a Nelson, en lo alto de Calton Hill, con una bola que caía a la una. De esta manera, los capitanes de los barcos podían poner en hora sus relojes, algo imprescindible para la navegación.

Sin embargo, el clima escocés hacía que esa señal visual no siempre fuera visible desde el mar. De esa manera, se ideó acompañarla con algo que ni la niebla ni la lluvia pudieran ocultar. ¿Qué podía ser más simple y sencillo que un sonido fuerte provocado desde tierra? Un sonido tan alto que fuera capaz de transportar sus ondas hasta alta mar.

Así, el 7 de junio de 1861 se disparaba por primera vez el One O’Clock Gun, informándose previamente a los marinos de que dicha señal auditiva indicaría a partir de entonces la 1 del mediodía. Y así lleva indicándolo desde entonces.

“Puedes retrasarte, pero el tiempo no lo hará.”

-Benjamin Franklin-

Algunas curiosidades y datos de interés

One Oclock Gun en Edimburgo

One O’Clock Gun – Robin Zebrowski / Flickr.com

La primera de las curiosidades tiene que ver con la munición del cañón. Esta ha ido variando con el paso de los años, cambiando y adaptándose a las necesidades de los nuevos tiempos. Y es que en la actualidad, el peso y el diámetro de la bala se han visto reducidos en gran medida.

Otro dato de interés es el punto en que se halla el cañón. Y, por lo tanto, desde el cual se producen los disparos. Su ubicación es excelente, en una de las zonas más altas de la capital escocesa. Las murallas del castillo de Edimburgo son las encargadas de acoger tan significativo acontecimiento.

Cabe destacar también que durante casi tres décadas, el encargado de lanzar el disparo fue Tam el Gun. No dejó de hacerlo ninguno de los días en que fue su encargo, hasta que falleció en 2005.

El castillo de Edimburgo, un edificio mágico

Está en lo más alto de una colina que hace siglos fue formada por la lava de un volcán, ese es el espectacular asentamiento del magnífico castillo de Edimburgo, único en su clase. Es uno de los edificios más significativos y visitados de la ciudad. 

Castillo de Edimburgo, lugar del One O'Clock Gun

Castillo de Edimburgo – Samot

Además de contar con todas las comodidades y estancias con que contaba cualquier castillo de la época, esta construcción esconde algunas curiosidades.

Una de ellas, por ejemplo, es muy significativa, la fortaleza posee su propio y único cementerio de mascotas. Lo hace desde hace siglos, cuando los soldados vivían sitiados entre sus paredones. Allí podían dejar descansar en paz a sus amigos más queridos, generalmente perros. Esto nos da ya una idea de lo considerados y agradables que siempre han sido los escoceses.

Leyendas e historias de fantasmas

Castillo de Edimburgo, lugar del One O'Clock Gun

Castillo de Edimburgo – walkerssk / Pixabai.com

Sin embargo, de todas las historias que lo rodean, no hay ninguna como la dedicada a los supersticiosos. Y es que, si eres estudiante, mejor no pases frente a las puestas del castillo antes de cualquier examen. Es sabido por todos los habitantes de la ciudad que si lo haces tendrás mala suerte y suspenderás.

A esta historia tan divertida y singular la acompañan muchas otras que no lo son tanto. La mayoría de las leyendas tienen que ver con fantasmas, los de personas que tuvieron una muerte cruel en el pasado.

Se rumorea que cientos de mujeres acusadas de brujas perecieron quemadas o estranguladas en la explanada del castillo. Puede que sus fantasmas sigan embrujando el lugar. Un fantasma con nombre propio es el del amante de María de Escocia, David Rizzio, a quien el rey ordenó asesinar.

No está solo, otros seres fantasmales le acompañan en sus andanzas. Destacan los cuentos que se narran sobre la Dama Verde y el Gaitero Solitario.

Te puede gustar