Soluciones para tener Internet en otros países

Edith Sánchez · 20 octubre, 2019
Tener Internet es una preocupación de muchos de los viajeros que van al extranjero. En el mundo actual tenemos muchas alternativas para solucionar el tema. Es importante que las conozcas para que decidas cuál te viene mejor.

Tener Internet en otros países es una preocupación para muchas personas que viajan al extranjero. Hay que decir, en primer lugar, que bien vale la pena evaluar el porqué de esa fuerte necesidad. Viajar es una excelente oportunidad de desconectar. ¿Por qué no hacerlo? En todo caso, no te vamos a dar un sermón. Simplemente, piénsalo.

Si no lo quieres pensar y deseas saber cómo tener Internet en otros países, sin más, entonces vamos a entrar en el tema. Actualmente, hay muchas posibilidades, pero difieren entre sí por su eficacia y, obviamente, por su costo. También hay que decir que las condiciones pueden variar significativamente de un país a otro.

No tenemos espacio para detallar minuciosamente lo que debes hacer en cada país para contar con Internet. Lo que haremos será darte unas pautas generales. Sin embargo, estas pautas van a ser de utilidad para ti, sin importar el destino específico al que te dirijas.

El roaming, eficaz y caro

Viajero con un móvil

El roaming es una opción muy cómoda y eficaz, pero también es la más costosa. En términos sencillos, el roaming pone a funcionar el acuerdo que tu compañía telefónica tiene con otras compañías en diferentes partes del mundo para compartir redes. Obviamente, ese servicio no se presta gratis, ya que implica un complejo intercambio de información entre redes.

El roaming suele dar sorpresas a los usuarios. A veces, solo con encender el teléfono móvil comienzas a consumir datos y al final puedes tener una factura gigantesca. Lo mejor que tiene el roaming es que vas a poder usar tu móvil como si estuvieras en casa.

Lo peor, definitivamente, es su alto costo. Además, suele ofrecer planes demasiado limitados que no son funcionales realmente a menos que el dinero no sea ningún problema para ti.

WiFi público, una manera de tener Internet en otros países

Chico en un aeropuerto con un móvil

La otra opción habitual para tener Internet en otros países es decidirte a usar las redes de WiFi públicas. Esta es, claramente, la opción más barata. Eso sí, todo depende de la disponibilidad que haya en cada país.

En muchos países no es difícil encontrar redes públicas. Sin embargo, los sitios que tienen WiFi público suelen ser muy concurridos, por lo que la calidad del servicio casi siempre es deficiente. Normalmente hay sobresaturación de usuarios.

Además, tales redes implican algunos riesgos de seguridad. No es raro que algunos se las arreglen para robar información sensible, como datos de tarjeta de crédito y otros. Tampoco es agradable andar por ahí a la caza de una de estas redes públicas y, además, padecer su lentitud muchas veces.

Es recomendable desconfiar de las redes que pertenecen a privados pero dan acceso público. ¿Por qué alguien iba a regalarte ese servicio? Por ello, siempre es conveniente abrir un correo exclusivo para viajes que no contenga información privada. Muchas redes te piden un correo para permitirte el acceso.

Comprar una tarjeta SIM local

Mujer usando una aplicación de Internet en el extranjero

Definitivamente, esta es una de las mejores alternativas para tener Internet en otros países. Prácticamente en todos los aeropuertos y en las zonas céntricas de cualquier lugar del mundo encuentras alguna tienda que te puede vender una SIM local. La idea es comprar un servicio prepago que cubra el tiempo que vas a estar en el lugar.

Obviamente, vas a necesitar un móvil libre, esto es, que pueda ser usado con cualquier compañía. Así mismo, es posible que tengas que hacerle algunos ajustes de configuración a tu teléfono. Por lo tanto, debes tener una mínima idea de cómo hacerlo.

También es posible acceder a una SIM internacional, que ya se consigue en casi todas partes. Esta solución es muy práctica, ya que hará todo más sencillo. Es muy recomendable para quienes no van a hacer viajes muy largos.

Dispositivos adicionales para tener Internet en otros países

Actualmente, se comercializan diferentes dispositivos que facilitan o permiten tener Internet en otros países. Destacan los módem portátiles, que son pequeños, no muy caros y tienen la enorme ventaja de que pueden ser usados en grupo. Hay empresas que los venden y otras que los alquilan. Puede ser un poco caro, pero si se paga entre varias personas resulta muy funcional.

De otro lado, el router de viaje es una buena alternativa. También se le conoce como extensor de WiFi. Lo que hace, básicamente, es ampliar y mejorar la señal de WiFi. De este modo, si te conectas a una red pública, no vas a tener que padecer su lentitud.