El templo de Brihadisvara: enamórate de la India

· 26 septiembre, 2018
Tiene más de mil años de historia. El templo de Brihadisvara está dedicado a Shiva y es uno de los llamados templos vivientes Chola.

El templo de Brihadisvara es un monumento Patrimonio de la Humanidad que forma parte de los grandes templos vivientes Chola. Su construcción está datada en el siglo XI. Ahora bien, ¿quiénes fueron los Chola? ¿Cómo fueron capaces de construir una maravilla semejante? Vamos a descubrirlo.

Los Chola, una dinastía de gobernadores y arquitectos

Muralla del templo de Brihadisvara
Muralla del templo

Los Chola son los responsables de la construcción del templo de Brihadisvara. Son de origen tamil, es decir, de una etnia anterior ubicada en la misma región. Se asentaron en la zona sureste de la India en el siglo IV a.C. y permanecieron casi diez siglos, hasta el año 1279 d.C.

Su máximo apogeo se produjo durante los siglos X y XII, que fue cuando la civilización se expandió en todos los términos y se hizo con buena parte del control de Asia. Llegó hasta las Maldivas, Sri Lanka y demás regiones bañadas por el río Ganges. Pero esto no es lo que más diferencia a esta sociedad.

Si en algo destacaron los Cholas fue por su devoción por la cultura. En concreto, por la literatura, la arquitectura y la escritura. Prácticamente todas las obras que realizaron proceden de la sociedad tamil: poesía, arquitectura, etc. Toda esa adoración se refleja muy bien en sus monumentos.

En términos de religión, todos los templos que construyeron estaban dedicados a Shiva, el dios supremo del shivaísmo por su capacidad de destruir el mundo.

El templo de Brihadisvara, joya de la historia de la India

Templo de Brihadisvara
Templo de Brihadisvara

Este magnífico templo se encuentra en Thanjavur, una ciudad que pertenece al estado indio de Tamil Nadu, al sureste de la India.

La construcción del recinto dio comienzo en el año 1003. En ese momento, el Imperio chola se encontraba en un momento de máximo esplendor. Fue el rey Rajaraja quien encargó la puesta en marcha del proyecto. El templo se levantaría en honor a Shiva y trataría de representar la grandeza y poder del imperio.

Lo más característico del templo de Brihadisvara es su aspecto. Está formado por dos torres piramidales denominadas gorupas. Están rodeadas de dos figuras de guardianes gigantes. Mientras, sus muros, están decorados por relieves que simbolizan danzas clásicas del país. Ver su tono dorado con las esculturas llama realmente la atención.

Los materiales que se utilizaron fueron granito y ladrillo, para darle un tono uniforme. Más tarde, en el siglo XVI, se construyeron unas murallas protectoras, con una extensión final de 270 metros.

La torre Vimana

Torre Vimana en el templo de Brihadisvara
Torre Vimana

Es una de las dos torres que forma parte del templo. Desde el suelo, tiene una altura de unos 60 metros. Pero lo más destacado de esta torre es que está diseñada de tal forma que el sol jamás llega a proyectar sombra a lo largo del día. ¿Fascinante, verdad?

La decoración de esta torre cuenta la historia de cómo el rey hacía donaciones durante la construcción del pueblo.

En lo alto de la torre hay un bloque superior que pesa 80 toneladas. Este dato también es increíble, ya que en esos tiempos los Chola fueron capaces de llevarla hasta tan arriba teniendo en cuenta la ausencia de tecnología.

Visita el templo de Brihadisvara

Frescos del Templo de Brihadisvara
Frescos decorativos

Ya en el interior del templo, te aconsejamos adentrarte en las salas y disfrutar de las pinturas que hay en el techo. Son uno de los elementos más destacados de la cultura chola.

En los alrededores del templo podrás disfrutar de unos amplios jardines muy bien cuidados y un gran estanque. Es una costumbre de la cultura hindú. Además, en la entrada del templo hay una estatua de un toro sagrado, Nandi, tallado en piedra. Se encuentra justo al llegar y  es una de las piezas más grandes de la India.

La entrada al templo es gratuita y el horario es de lunes a domingo de 6 de la mañana a 1 de la tarde, y de 5 a 8 de la tarde. Se puede llegar fácilmente utilizando el tren o el autobús.

Muchos viajeros recomiendan viajar a este templo en invierno o primavera, que es cuando el clima es más suave y por tanto agradable para viajar. Aun así, el tiempo poco importa cuando lo que nos llena de ganas es descubrir lugares nuevos, ¿verdad?