Tasiilaq, un precioso y colorido pueblo en Groenlandia

Pedro 8 abril, 2016

Si crees que has visto todos los lugares únicos y exóticos de nuestro mundo, eso es que no conoces el pequeño pueblo de Tasiilaq. Ubicado en la zona norte de la gigantesca Groenlandia, esta es una localidad que llama especialmente la atención por sus casas coloridas y sus singulares paisajes.

¿Cómo es Tasiilaq?

Tasiilaq es un singular pueblo que se encuentra en la zona oriental de Groenlandia, casi rozando con el Círculo Polar Ártico. Una espectacular comunidad de apenas 3.000 habitantes perteneciente al municipio de Sermersooq que, sin embargo, es la más populosa de la zona.

Tasiilaq
Tasiilaq – Yongyut Kumsri

El nombre de Tasiilaq proviene del idioma groenlandés actual. Aunque a este lugar fundado hace pocos años, en 1894, también se le conoce como Angmagssalik o Ammassalik, ambas nomenclaturas procedentes del groenlandés antiguo.

Sin embargo, comunicarse con la población de este lugar no es tarea fácil, puesto que el idioma predominante en el pueblo es el tunumiit, uno de los dialectos más importantes de groenlandés, pero de difícil comprensión para los hispanohablantes.

¿Cómo llegar a Tasiilaq?

Llegar hasta Tasiilaq no es una tarea fácil, pues el pueblo más al norte de Groenlandia está a tan solo 100 kilómetros del Círculo Polar Ártico, por lo que las nevadas y el clima son realmente extremos, especialmente durante el invierno.

Casa típica de Tasiilaq
Casa típica de Tasiilaq – ausnewsde

El aeropuerto más cercano es el de Kulusuk. Sin embargo, una vez llegado al lugar todavía quedan tres horas de travesía en helicóptero hasta poder vislumbrar las bellas casas coloridas del pueblo.

No obstante, si te atreves a realizar esta maravillosa escapada, puedes encontrar vuelos que salen desde la capital de Islandia, Reykjavik hasta Kulusuk, desde donde serás trasladado en helicóptero hasta Tasiilak y te hospedarás en el célebre hotel Angmassalik.

“Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras.”

William Shakespeare

¿Qué ver y hacer en Tasiilaq?

Una vez has llegado a Tasiilaq, tal vez pienses que en un pueblo de apenas 3.000 habitantes no hay mucho que hacer. Sin embargo, esta percepción es errónea, pues el maravilloso paisaje groenlandés que rodea a la localidad es verdaderamente increíble.

Lo primero que se recomienda es recorrer las calles del pueblo para conocer su forma de vida, sus costumbres y sus singulares casas coloridas con techos muy inclinados para soportar el peso de la caída de nieve.

Paisaje de Tasiilaq
Paisaje de Tasiilaq – Yongyut Kumsri

Dado que la época recomendada para visitar esta zona es en verano, con el deshielo, y debido a su ubicación tan al norte, podrás gozar del célebre sol de medianoche, pues nunca verás la noche en esta localidad y tendrás 24 horas de luz para hacer cuanto desees.

Una vez has conocido un poco del pueblo y sus costumbres, es buena idea realizar excursiones por la zona, pues los parajes que rodean a Tasiilaq son de los más impresionantes que has podido disfrutar en tu vida.

Entre todas las manifestaciones naturales de esta zona extrema del planeta, destacan los impresionantes fiordos. Acercarse a vislumbrar estos paisajes espectaculares es una actividad muy recomendada.

Tasiilaq
Tasiilaq – Egon NYC

También se pueden encontrar en los alrededores de Tasiilaq un buen número de icebergs en estado natural y de tal tamaño que su espectacularidad empequeñece otras manifestaciones en torno a nuestro planeta.

Dado que estamos en una población costera, una excursión recomendable es acercarse hasta las playas heladas de Tasiilaq. Conviene recordar que no es el mejor lugar para darse un baño o tomar el sol, pero si te apetece y eres suficientemente valiente… aunque el agua es realmente gélida.

También aquí se producen las célebres auroras boreales, unas manifestaciones naturales producidas por la radiación solar que ofrecen un espectáculo increíble con sus tonalidades verdosas en el cielo infinito.

Aurora boreal en Tasiilaq
Aurora boreal en Tasiilaq – Yongyut Kumsri

Y, si te gusta la aventura en estado puro, tal vez puedas adentrarte por las costas gélidas de Groenlandia en canoa o kayak, o puedas viajar en un trineo tirado por perros tan típico de la zona.

Sea como fuere, acceder hasta uno de los pueblos más extremos a los que ha llegado la civilización es una aventura única ya de por sí. Tanto si lo haces en helicóptero como si te atreves a llegar en barco, medio de transporte habilitado durante el verano, ten por seguro que visitar Tasiilaq es una experiencia que no se olvida jamás.

Te puede gustar