Supersticiones de viaje comunes y singulares

Edith Sánchez·
Se dice que cada quien hace su suerte, y probablemente esto sea cierto. Sin embargo, hay quienes piensan que la buena o la mala suerte se atraen, y por eso tienen en cuenta toda una serie de supersticiones, como las que enumeramos a continuación.
 

Aunque no lo creas, existe una gran cantidad de supersticiones de viaje que muchas personas aplican. Se trata de creencias populares sobre algo sobrenatural y que buscan atraer la buena suerte. Algunas de las formas más comunes de supersticiones tienen que ver con amuletos, rituales y agüeros.

Muchas de estas prácticas premonitorias están vigentes desde hace siglos. Incluso muchas aerolíneas entienden el fenómeno y se adaptan a esta realidad. A continuación, te hablaremos acerca de algunas de las supersticiones de viaje más comunes en todo el mundo.

El fatídico 13, una de las supersticiones de viaje 

El mito relacionado con el número 13 es una de las supersticiones de viaje más extendidas en el mundo. Infinidad de viajeros tienen creencias en torno a la mala suerte con este número.

Una de las posibles razones de este temor tiene su origen en un mito cristiano. Se dice que, en la última cena, Judas estaba sentado en el puesto 13 de la mesa.

Además, hay un agüero que presagia mala suerte los días martes 13. Dice el viejo refrán: “Martes 13, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes”.

 

También hay personas que sienten fobia al número 13, lo que se conoce como ‘triscaidecafobia’. Sin embargo, algunas culturas consideran, al contrario, que el 13 trae buena suerte.

Sea como sea, las agencias de viajes saben que en día 13 generalmente hay menos viajeros. Igualmente, en los aviones no son muchos los que reservan el asiento número 13. Por su parte, los hoteles tienen claro que puede haber dificultades a la hora de asignar habitaciones con esta cifra.

Rituales de buena suerte al volar

Viaje en avión

Una de las supersticiones de viaje que practican algunos viajeros es tocar el avión antes de volar. Habitualmente, hacen ese ritual tocando la zona donde va la tripulación. Hay quienes afirman que esta práctica asegura buena suerte durante el trayecto.

Otro ritual acostumbrado antes de partir es abrazar una mascota. También es muy común cargar un amuleto o talismán para tener bienestar durante la travesía. Otros, en cambio, prefieren tomarse de la mano con su compañero en el avión al despegar y aterrizar.

Muchos viajeros depositan mucha confianza en estos rituales y esto los ayuda a sentirse más seguros durante su viaje.

 

Las reliquias son tesoros sagrados

Una de las supersticiones de viaje más famosas señala que, siempre que vayas a un sitio sagrado, debes observar todas las normas de conducta que esto exige. De lo contrario, en muchos lugares podrías atraer la mala suerte si, por ejemplo, te llevas una piedra o algún trozo de un objeto sagrado que está expuesto al aire libre.

Los turistas que quebranten estas reglas serían víctimas de una maldición, según cuentan algunas leyendas. Es lo que ocurre en la roca Ayers en Australia, por ejemplo, situada en un monte aborigen. Dicen que quien coja una de sus piedras tendrá que devolverla tras un período de mala suerte.

Supersticiones de viaje para el lugar de estancia

Habitación de hotel, escenario de supersticiones de viaje

Si quieres tener buenas vibraciones en donde te hospedas, basta con ventilar y dejar entrar la luz del día. Es recomendable correr cortinas y abrir ventanas para que tu lugar se llene de armonía. Es una de las creencias más sencillas para limpiar y atraer la suerte y la buena energía.

Se dice que la luz y el viento se llevan los malos ratos y limpian el camino para seguir adelante. Por lo mismo, la creencia señala que lo mejor es que abras la ventana al menos media hora antes de irte. Esto hará que lo que dejas se quede atrás y fluyan tus pasos hacia el nuevo sitio a donde te diriges.

 

Si algo se te olvidó, mejor no regreses

Cuando salgas de casa rumbo a tu destino de viaje, si olvidaste algo, mejor no regreses. Será más adecuado que trates de reemplazarlo durante tu camino. Desde luego, si son tus documentos, visa o pasaporte, no hay remedio. Pero una de las supersticiones de viaje auguran que volverte después de haber partido traerá mala suerte.

Por eso, es recomendable planear tu viaje con suficiente tiempo para evitar que algo se olvide. Recuerda revisar hasta el último detalle, preferiblemente, con lista en mano. De esta forma, impedirás que un descuido arruine tu viaje y, como algunos creen, caigas en la mala suerte.