Qué hacer si pierdes el pasaporte en otro país

Edith Sánchez · 28 diciembre, 2018
Si pierdes el pasaporte puedes solucionarlo, pero en algunas circunstancias esto se convierte en un verdadero dolor de cabeza. Mejor no perderlo, pero si lo extravías, toma las medidas para solucionarlo.

Si pierdes el pasaporte en otro país, no entres en pánico. Está claro que se trata de un incidente muy desagradable y que vas a tener que cambiar tus planes, al menos a corto plazo. Sin embargo, ni eres el primero ni serás el último al que le ocurra un accidente como este. Y, por supuesto, hay formas de solucionarlo.

Lo importante, en todo caso, es que no pierdas la calma. Siempre hay algo que se puede hacer, y lo único relevante es que te grabes en la mente, al menos, el primer paso. Lo demás fluirá, porque esta no es una situación extraña para los consulados y ellos podrán orientarte.

Siempre es muy aconsejable que lleves una copia de todos tus documentos. Lo mejor es tener una copia en físico y una digital. Estas no suplirán tus documentos de identidad, pero sí pueden ser de gran ayuda en los trámites. No te cuesta nada llevar una copia actualizada de todo ello. Vale la pena.

Los pasos que debes seguir si pierdes el pasaporte

Pasaportes sobre un mapa

Si pierdes el pasaporte, básicamente tienes que concentrarte en realizar dos acciones. Lo primero que debes hacer es interponer una denuncia ante las autoridades competentes. Esta es indispensable para que no utilicen tu documento de manera fraudulenta y porque te van a pedir esa denuncia en todas partes.

Si estás en una ciudad, seguramente no vas a tener problemas para ubicar a las autoridades. Generalmente es la policía local o alguna dependencia de esta. Si te encuentras en un sitio apartado, debes ubicar la comisaría más próxima y dirigirte allí. Da prioridad a ese trámite.

El segundo paso es dirigirte al más consulado de tu país más cercano. Esta es la entidad encargada de tramitar a una solución. Siempre es conveniente tener previamente los datos del consulado, pues de no ser así esto puede ser un problema.

Si por alguna razón no puedes conectarte a Internet, o no encuentres quién te informe, esto podría retrasar la gestión innecesariamente.

El trámite ante el consulado

Mujer con el pasaporte en la mano

Si pierdes el pasaporte, lo primero que te van a pedir en el consulado es la denuncia que interpusiste. Sin ese papel, no proseguirán con la gestión. Adicionalmente, te pedirán algún documento de identidad, que puede ser el DNI o el permiso de conducir. Es entonces cuando una copia puede ser de gran ayuda.

Si no cuentas con nada de esto, tendrás que pedirle a alguien una declaración jurada de que eres quien dices ser. Esto no lo puede hacer cualquier persona. Tiene que ser alguien de tu misma nacionalidad, que sí cuente con sus documentos en regla.

Ahora, que si no cuentas con nada de esto, en el mejor de los casos te darán un salvoconducto para que salgas del país en 24 horas. Si todo está en orden, te van a dar un pasaporte provisional o definitivo. Cada uno de ellos tiene un precio diferente.

Mejor si no pierdes el pasaporte

Documentación de viaje

Hay algunos otros casos que son más complicados. Por ejemplo, si pierdes el pasaporte antes de pasar por migración, la única opción es llamar al consulado. Si un cónsul quiere ir al aeropuerto para asistirte, bien. Si no, te pondrán en el siguiente avión de regreso a casa.

Cuando tienes un visado, de esos que son difíciles de conseguir, el asunto se puede complicar. Cuando tengas tu nuevo pasaporte, podrás recuperar tu visado.

El problema es que el visado americano, en particular, lleva implícitas muchas exigencias. Entonces, probablemente tendrás que pasar muchas veces por las famosas salas de espera, antes de que te dejen entrar a los Estados Unidos. Los americanos siempre se aseguran de que de verdad eres quien dices ser.

Lo mejor entonces, es no perder el pasaporte. ¿Cómo lograrlo? No lo lleves a todas partes. Lo más aconsejable es dejarlo en la caja fuerte del hotel y usar un documento alternativo para salir a la calle. Siempre es mejor mantener el pasaporte separado del dinero, es una manera de protegerlo en caso de robo.

Con las medidas adecuadas, te evitarás muchos dolores de cabeza y, sobre todo, acabar arruinando el viaje. Pero, en cualquier caso, ya sabes que, aunque pierdas el pasaporte, tiene solución.