Split, el corazón de la Costa Dálmata

Adrián Pérez 11 septiembre, 2016

Split es una joya redescubierta en Croacia, un apetecible destino de sol y playa gracias a la costa del Adriático. La conjunción entre el mar, la historia y el carácter de la ciudad ha forjado uno de los lugares más bellos del Mediterráneo, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Split es un lugar lleno de vida que florece en sus calles, rincones y edificios históricos. ¿Quieres conocerlo?

Split, refugio de Diocleciano

Split se encuentra escondida por las cordilleras de Kozjak y Mosor a espaldas de la Costa Dálmata. Está resguardada por un cinturón de islas y es la capital de Dalmacia, la segunda ciudad más importante de Croacia.

Palacio de Diocleciano
Palacio de Diocleciano – Mrak.hr

Su historia le otorga un gran carácter y su centro antiguo está profundamente ligado al Imperio romano. Fue fundada en el siglo IV, cuando el emperador Diocleciano, natural de esta zona, construyó en Split su palacio para habitarlo en el momento de retirarse de la vida política.

Cuando el emperador Diocleciano murió, el palacio pasó a ser ser residencia de gobernadores o emperadores exiliados. Luego cayó en el olvido, hasta que a comienzos del siglo VII, los habitantes de las ciudades vecinas lo habitaron para refugiarse de las conquistas bárbaras.

Este inmenso palacio fue transformado, sus largos corredores pasaron a ser calles y sus habitaciones eran las moradas de quienes se refugiaban. A lo largo de los años, este se convirtió en el núcleo de una nueva población, que fue creciendo progresivamente en torno al palacio.

Qué ver en Split

1.El palacio de Diocleciano

Palacio de Diocleciano en Split
Peristilo del palacio de Diocleciano – RossHelen

Este palacio es una de las joyas romanas mejor conservadas en la actualidad y una de las mejores muestras de la extraordinaria arquitectura romana. Bajo sus arcos de piedra antigua se abren bellas y modernas galerías con pequeñas tiendas iluminadas con luces de neón.

Muchas partes del palacio se convirtieron en iglesias, como el baptisterio y su torre o el templo de Júpiter. También lo hicieron en terrazas y escenarios para conciertos improvisados, como el peristilo o patio central del palacio. No olvides admirar las puertas de acceso del antiguo palacio, donde destacan la puerta dorada y la que da acceso al paseo marítimo.

2. La catedral de San Duje

Catedral de San Duje en Split
Catedral de San Duje – xbrchx

La catedral de San Duje es el antiguo baptisterio del palacio y desde su torre se tienen unas increíbles vistas de toda la ciudad. Otra visita imprescindible y que esta muy cerca de la catedral es el templo de Júpiter, no te lo pierdas.

“No hay hombre más completo que aquel que ha viajado mucho, que ha cambiado veinte veces de forma de pensar y de vivir.”

– Alphonse Lamartine –

3. La escultura de Grgur Ninski

Escultura de Gregorio de Nin
Escultura de Gregorio de Nin – Michael Paschos

Grgur Ninski (Gregorio de Nin) era un obispo del siglo X que se enfrentó al papa para lograr las realización de las misas en croata. Estas misas eran normalmente realizadas en latín, idioma que no era hablado por el pueblo llano.

Hay una enorme escultura de este insigne personaje junto a la puerta dorada. Incluso hay una tradición, todos pasan y le tocan el dedo gordo del pie, pues según dicen, esto les dará buena suerte.

4. El paseo marítimo

Paseo marítimo de Split
Paseo marítimo – Artur Bogacki

Este animado lugar también es conocido como la Riva. Aquí es posible degustar la gastronomía de Split en restaurantes y terrazas. También se celebran conciertos y eventos de distintos tipos. Un paseo nocturno es toda una maravilla con el Adriático justo a un paso.

5. La calle Marmontova

Esta calle se encuentra fuera de las murallas y es una de las más comerciales. Comunica el paseo marítimo con el barrio de pescadores que se extiende hacia la parte más nueva de la ciudad.

6. Palacetes de Split

Split
Split – xbrchx

Durante el Renacimiento, Split tuvo una gran actividad comercial debido a su ubicación en la costa y sus relaciones con los venecianos. No extraña ver la cantidad de edificios o palacetes de nobles y de comerciantes adinerados de la época.

Al pasear por sus calles, pueden verse los escudos de armas y casas que pertenecieron a familias pudientes como el palacio De Caris, el palacio Augbio el palacio Geremia o el palacio Ciprianis.

7. Plaza Narodni

Plaza Narodni en Split
Plaza Narodni – Steve Tatum

También ubicada fuera de las murallas del palacio de Diocleciano, es un sitio de interés porque guarda edificaciones como el ayuntamiento, el palacio Karepic y la capilla de San Lorenzo. Es un punto de encuentro de los ciudadanos de Split, muy animada y siempre llena de gente.

Por último, no olvides recorrer la plaza de los Lazaretos y el antiguo barrio de pescadores Veli Varos. Tampoco dejes de darte un chapuzón en las playas de Split, aunque las cercanas al palacio están prohibidas, solo con andar un poco encuentras playas de piedra y roca en las que vale la pena descansar un rato.

¿Qué te parece Split? Anímate a visitarla, ¡te encantará!

Te puede gustar