Sintra en Portugal: belleza, romanticismo y misterio

Adrián Pérez 21 enero, 2016

Sintra es un pequeño pueblo situado a solo 30 minutos de la ciudad de Lisboa. Un lugar lleno de magia que atrae a turistas que desean escaparse un rato del bullicio de las grandes ciudades. Sintra cuenta con una gran variedad de monumentos históricos tan hermosos como interesantes y, además, cargados de leyendas. ¡Acércate a este mágico rincón en Portugal!

Los rincones más bellos de Sintra

Sintra es un auténtico regalo, una ciudad hermosa, romántica, con sus bellas leyendas y misterios… Vamos a conocer sus rincones con más encanto:

Palacio da Pena

Palacio da Pena en Sintra
Palacio da Pena – INTERPIXELS

Este monumento se construyó en el siglo XIX en la colina más alta de Sintra. Se le reconoce fácilmente por sus vivaces colores y diversas corrientes arquitectónicas.

Un edificio que maravilla y sorprende. Dentro del palacio se pueden contemplar desde los típicos azulejos en las paredes, símbolo por excelencia del país luso, a elementos propios del Romanticismo y de estilos arquitectónicos tan diferentes como el neogótico o neorenacentista.

El patio central del Palacio da Pena es de estilo árabe y muy cerca a este se encuentran habitaciones privadas donde vivía la familia real portuguesa, así como un pequeño comedor, estancias que se pueden visitar. Hay que tener en cuenta que este palacio fue residencia de los reyes de Portugal durante el siglo XIX. 

Palacio da Pena en Sintra
Palacio da Pena – Chanclos

Un lugar que destaca por su asombrosa arquitectura y también por sus fantásticos jardines. En ellos se pueden contemplar centenares ejemplares vegetales de especies de casi todo el mundo.

El arquitecto que creó el palacio fue un alemán llamado Ludwig Von Eschewege. El fue el encargado de transformar lo que antes eran las ruinas de un antiguo monasterio en un maravilloso palacio que desde el año 1910 se encuentra abierto al público como atracción turística de Sintra.

La Quinta de Regaleira

Quinta da Regaleira en Sintra
Quinta da Regaleira – homydesign

Esta quinta data del siglo XX y su dueño, Antonio Carvalho Monteiro, fue un noble y filántropo portugués. El autor de esta obra arquitectónica fue Luigi Manini, que construyó, además de un palacio, un auténtico invernadero, torreones desde donde se puede apreciar toda Sintra, un vasto lago, una capilla y un pozo de iniciación. Este lugar hoy en día se asemeja a un gran museo abierto al público.

Se afirma que Carvalho envió a Manini a viajar por Portugal y Europa en general para encontrar el estilo arquitectónico perfecto. Al visitar este lugar en la actualidad los turistas podrán apreciar los bocetos que dibujó Manini para darle vida a La Quinta de Regaleira. El resultado de esto fue la mezcla de elementos neogóticos, manuelinos, mitológicos y románticos.

Pozo de Iniciación en la Quinta da Regaleira
Pozo de Iniciación, Quinta da Regaleira – Jose Ignacio Soto

El lugar presenta objetos de origen masón y manuscritos acerca de los templarios, ejemplo de ello es la cruz de la Orden del Temple que fue esculpida en el pozo de iniciación. Se afirma que toda la quinta se encuentra plagada de símbolos masónicos, incluso la capilla. Es un lugar que esconde muchos misterios y, sin duda, será fascinante para los amantes de las ciencias ocultas en general.

“El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.”

-Albert Einstein-

Casco antiguo de Sintra

Sintra
Sintra – Vlada Zhi

Caminar por las calles estrechas y empinadas de Sintra es una de las actividades por excelencia de los turistas que llegan de visita. Sus pintorescas casas conservan un aire tradicional y algunas sirven como restaurantes o tiendas de artesanía típicas de esta región portuguesa.

El casco histórico de Sintra se encuentra en la parte más baja de la montaña. En él, merece también la pena visitar el Palacio Nacional de Sintra, construido en el siglo XVI.

Palacio Nacional de Sintra
Palacio Nacional de Sintra – Sean Pavone

El turista no puede irse de Sintra sin antes probar sus deliciosos postres típicos. Uno de los dulces más demandados en la región son las Quijadas de Sintra, un pastel que tiene como ingrediente principal el requesón. En esta localidad, además, hay muchos restaurantes donde probar lo más exquisito de la gastronomía portuguesa.

Para llegar a Sintra desde Lisboa solo se necesita tomar un autobús o el tren. Dentro del pueblo hay transporte para ir de una atracción turística a otra, pero también se puede recorrer caminando. No es tan recomendable ir a Sintra en coche debido al poco espacio que hay para aparcar, ya sea para ir de visita a los monumentos o para dirigirse a los restaurantes y hoteles.

Te puede gustar