Descubrimos todos los secretos de Boston

Juan Luis Minarro 29 diciembre, 2016

Estados Unidos tiene cientos de localidades de suma importancia a nivel mundial. Una población con una gran riqueza, tanto educativa como económica y de ocio, es Boston. La capital de Nueva Inglaterra es un núcleo cultural muy significativo en el país. Tuvo bastante relevancia durante la Revolución Americana hasta el punto de todavía se puede respirar hoy día. Vamos a conocer la ciudad ¿Vienes?

Su particular acento y su baja tasa de desempleo han convertido a Boston en uno de los hogares favoritos de los estadounidenses. Pero también es un delicioso destino para visitar. Las suaves líneas de su arquitectura y la languidez de sus calles invitan al turista a dejarse embaucar. Boston es y será una buena opción para una temporada sabática.

Boston: The Walking City

El saber tiene un lugar

La ciudad de Boston es un placentero rincón sobre el que dejarse caer para hacer turismo. Sus aceras invitan a pasearlas, y sus parques forman un enclave idílico. Tanto el Boston Common, auténtico pulmón de la localidad, como los Public Gardens harán las delicias de toda la familia.

Boston
Estatua de George Washington – Jorge Salcedo

Por ello, esta metrópoli es apodada como The Walking City, en honor a las multitudes peatonales que la recorren diariamente. Hasta ella llegan numerosos estudiantes buscando una educación de calidad. Este hecho otorga a la población un aire desenfadado y moderno.

Y es que Boston alberga una importante escuela de estudios superiores: la Universidad de Boston. Asimismo, los más de 100 colegios y centros de investigación la han coronado como la “Atenas de América”. Esto aumenta el nivel de vida, uno de los mejore del país, a pesar de los altos costos que enfrentan sus ciudadanos.

Espacio de cultura

Pero si todo esto nos ha sabido a poco, la ciudad disfruta de una amplia oferta en materia cultural. Más concretamente, Boston goza de museos muy interesantes.

Museo de Bellas Artes de Boston
Museo de Bellas Artes de Boston – Bill Damon

La atracción más visitada es el Museo de Ciencias. Pero como para gustos existen los colores, desde los fanáticos de la pintura hasta los más fervientes seguidores del esoterismo y ocultismo encuentran aquí lugares interesantes. Centros como Museum of Fine Arts o The Salem Witch Museum supondrán una visita interesante y divertida.

Pero el visitante también puede dejarse llevar por la curiosidad con el Sam Adams Brewery Tour. Este recorrido es gratuito y habla sobre el proceso de la cerveza, una clara reminiscencia irlandesa. Al finalizar, se ofrece una degustación que supondrá un excelente respiro para continuar.

“Viaja lo suficientemente lejos, te encuentras a ti mismo.”

– David Mitchell –

Historia americana viva

Un tour a través de la historia

La burguesa ciudad de Boston ha sido diseñada para ser recorrida a pie. Para ello, existen diferentes tours, en función de lo que el visitante desee ver.

Para los amantes de la historia se han creado el Black Heritage Trail y el Freedom Trail. Este último recorrido está cargado de elementos representativos de la Revolución Americana. El primero está íntimamente ligado al segundo, pues repasa los orígenes de la comunidad negra, antes y después del alzamiento.

Boston
Accorn Street – Sunny Chanruangvanich

Ambos atraviesan el distrito histórico, la parte más antigua y señorial de Boston. Una encantadora mirada al pasado de la ciudad a través de la arquitectura. Casas de bellas líneas inglesas en un estilo muy americano pueblan calles como Boylston Street, Black Bay y Beacon Hill.

Para rematar este viaje a través del tiempo, el turista puede acceder al Boston Tea Party Museum. Este conmemora un momento álgido de protesta por parte del pueblo americano, convertido en antesala de la revolución contra Inglaterra.

Por arriba y por abajo

Como mejor se observa una ciudad es a ras del suelo, pero como más bonita se ve es desde las alturas. En Boston no hay mejor opción que el Prudential Tower. Construido en 1964, alberga uno de los principales atractivos de la ciudad: el Skywalk Observatory.

Prudential Tower en Boston
Prudential Tower – Byelikova Oksana / Shutterstock.com

Se trata de un observatorio en el piso 50 que ofrece vistas de 360 grados, todo un lujo para los que no sufran vértigo. Con la metrópolis a sus pies y el cielo como horizonte, el turista atesorará esos momentos como una sobrecogedora imagen. Dos plantas más arriba podrá llenarse la barriga de la tradicional sopa de almejas en el restaurante Top of the Hub.

En un giro de 180 grados, otra forma de conocer Boston es a través de su metro. Es el más antiguo de Estados Unidos y cuenta con paradas tan míticas como Harvard Square, donde apearse camino a la universidad homónima.

Te puede gustar