San Miguel de Allende, una joya Patrimonio de la Humanidad

Armando Cerra 17 junio, 2016

Desde el año 2008 la ciudad mexicana de San Miguel de Allende integra la lista del Patrimonio de la Humanidad. ¿Por qué? Básicamente por su aporte cultural y arquitectónico del barroco mexicano. Es decir, es un conjunto monumental de primer orden. Pero hay más puntos interesantes en esta urbe del estado de Guanajuato. Aquí os lo vamos a contar.

Una panorámica de San Miguel de Allende

Antes de entrar en detalles, os proponemos disponer de una visión panorámica de la ciudad y para ello os recomendamos recorrer el Paseo del Chorro para llegar hasta el mirador de San Miguel. Ese paseo es el mismo origen de la ciudad, ya que aquí había un manantial fue el motivo del asentamiento y el lugar donde se construyó la primera capilla, unos baños y los lavaderos.

San Miguel de Allende en México
San Miguel de Allende – Jiuguang Wang / Flickr.com

En definitiva, este paseo nos mostrará esos lavaderos que hoy son un lugar de reunión de creadores, así como varios edificios antiguos como la Casa de Cultura. Finalmente, se alcanza el mirador para tener una visión de conjunto dominada por elementos como la parroquia de San Miguel Arcángel o la cúpula de San Francisco.

La plaza de San Miguel de Allende

En esta plaza de estilo colonial se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad, entre ellos la parroquia de San Miguel Arcángel, levantada a finales del siglo XVII, aunque en la actualidad muestra una fachada neogótica de finales del siglo XIX.

Parroquia de San Miguel Arcángel en San Miguel de Allende
Parroquia de San Miguel Arcángel – Tristan Higbee / Flickr.com

La plaza en sí es el corazón de la ciudad, y solo por pasar unas horas allí al atardecer viendo cómo pasan por allí todos los vecinos y todos sus visitantes, merece la pena la visita.

“El espacio arquitectónico solo cobra vida en correspondencia con la presencia humana que lo percibe.”

-Tadao Ando-

Templo de San Francisco

Templo de San Francisco en San Miguel de Allende
Templo de San Francisco – Noradoa

Este templo de San Francisco podría considerarse el segundo de los grandes monumentos de San Miguel de Allende por su torre y su cúpula, pero especialmente por su fachada, por la polémica que genera. Los historiadores no se ponen de acuerdo: unos dicen que es arte churrigueresco puro, otros la califican como el mejor barroco hispanoamericano y, por último, hay quien piensa que es un arte rococó mexicano inigualable. En definitiva, hay que verla no para clasificarla, sino para admirarla.

Arquitectura colonial

En el caso de los edificios coloniales dignos de interés se podría elaborar una lista larguísima, ya que lo cierto es que se conserva aquí un excelente conjunto. Y no solo arquitectónico, sino también urbanístico, ya que están las trazas de la vieja ciudad, e incluso todo su núcleo antiguo mantiene un empedrado que recuerda siglos pasados. Lo nombramos por su belleza, pero también para avisaros de que es recomendable llevar zapato cómodo en San Miguel de Allende.

San Miguel de Allende
San Miguel de Allende – Hugo Brizard – YouGoPhoto

Pero volviendo a las casas coloniales, os vamos a nombrar dos que son las más espectaculares. Una es la Casa del Mayorazgo, sin duda un derroche de la arquitectura barroca más dinámica. Y la otra sería la Casa Allende, una construcción del siglo XVII.

Esta casa, pese a sus aires coloniales, en su interior muestra una exposición que recuerda la independencia de México, y es que San Miguel de Allende fue uno de los primeros lugares donde comenzó esa lucha histórica del país. Y precisamente en ello fue clave Ignacio Allende, quién nació aquí precisamente y del cual se pueden ver varias estatuas por la ciudad.

El Charco del Ingenio

Podríamos seguir nombrando más iglesias, conventos, casas, palacios o estatuas, pero antes de acabar os queremos mencionar un lugar que no os podéis perder. Os hablamos del Jardín Botánico de El Charco del Ingenio, el cual se ubica más o menos a media hora de placentero camino desde el centro de la población.

Charco del Ingenio en San Miguel de Allende
Charco del Ingenio – Ricardo Luengo

Os vamos a dar varios datos para convenceros de hacer esta visita. En primer lugar, se trata de una reserva natural de casi 70 hectáreas donde se puede disfrutar de una vegetación distinta, entre ellos unas 1.300 especies de cactus. La segunda razón es que descubrirás los usos alimenticios de algunas de esas plantas, e incluso podrás comprarlas o degustar sus zumos en el bar.

Y posiblemente bebiendo un jugo de cactus en este rincón comprenderás porque el Dalai Lama, cuando visitó semejante maravilla de parque, lo declaró Zona de Paz.

Te puede gustar