San Martín de los Andes, un fabuloso rincón de Argentina

Edith Sánchez·
20 Diciembre, 2018
En San Martín de los Andes están varias de las mejores pistas de esquí en toda Argentina. También es un destino apto para la pesca, la práctica del golf y el encuentro con la naturaleza.
 

San Martín de los Andes es una pequeña ciudad de la provincia de Neuquén, en Argentina. Actualmente es, de hecho, uno de los puntos turísticos más importantes de la zona, e incluso del país. No es para menos, si se tiene en cuenta que el lugar es bellísimo y ofrece múltiples opciones para los amantes de la naturaleza y los deportes.

Se encuentra a orillas del lago Lácar y en medio de 400 000 hectáreas de bosque andino. Esta particular ubicación hace que sea un destino muy apetecido, tanto en verano como en invierno. San Martín de los Andes es perfecto para quienes buscan unas vacaciones tranquilas, pero también para los adictos a la aventura.

Además de ello, tiene fama por su exquisita oferta gastronómica. Desde hace un par de décadas se han instalado en San Martín de los Andes varios restaurantes y hosterías que brindan las delicias patagónicas e internacionales. También hay multitud de actividades para realizar, para todo tipo de gustos.

La Ruta de los 7 Lagos

Lago Lacar en San Martín de los Andes
Lago Lacar

Desde San Martín de los Andes es posible hacer la llamada Ruta de los 7 Lagos. Es un fabuloso recorrido de 100 kilómetros entre esta población y Villa La Angostura. La mitad del trayecto se realiza en carretera asfaltada, mientras que el resto del recorrido se hace a través de un camino.

 

A lo largo de la ruta es posible observar 7 fantásticos lagos. El primero es el Machonico, ubicado a 32 kilómetros de San Martín de los Andes. Luego están el lago Hermoso y una pequeña laguna llamada Pudu Pudu. Y a unos kilómetros está la cascada de Vuligñanco, en el Parque Nacional Nahuel Huapi.

Más adelante están los lagos Falkner y Villarino y se divisa el lago Escondido, una verdadera belleza natural de color verde intenso. Enseguida están los lagos Pichi Traful y Correntoso. Tras atravesar una zona de bosques, se pueden divisar el lago Espejo Chico y más adelante el lago Espejo.

El Parque Nacional Lanín

Vista del Parque Nacional Lanín
Parque Nacional Lanín

Este parque nacional tiene una extensión de 378 000 hectáreas. Está poblado por araucarias y otras especies nativas de la región. También tiene una fauna sumamente variada. En las alturas se destaca el pico del volcán Lanín.

San Martín de los Andes es la entrada natural del Parque Nacional Lanín. El lugar está sembrado de lagos y lagunas, además de ríos y arroyos. Todos ellos tienen aguas cristalinas y son un deleite único para la vista. Lo recomendable es contratar un tour o los servicios de un guía.

 

Cerro Chapelco en San Martín de los Andes

Vista de Cerro Chapelco
Cerro Chapelco – Sat Shoots / Flickr.com

Uno de los grandes atractivos del lugar es el cerro Chapelco, ubicado muy cerca de San Martín de los Andes. Es uno de los más importantes centros de esquí y snowboard en Argentina. En total, cuenta con 29 pistas de todos los niveles y todo tipo de servicios.

En general, la temporada alta comienza a finales de junio y termina a finales de julio. Esta época coincide con las vacaciones escolares en Argentina y es la más cara. La ciudad tiene una excelente oferta de alojamientos, muchos de los cuales quedan al pie de las pistas de esquí.

En el lugar se han preocupado por ofrecer alternativas para visitantes con necesidades especiales. Hay clases de esquí para personas con capacidades diferentes, así como para adultos mayores y niños. Un lugar ideal para ir solo, en pareja o en familia.

Visitar Quila Quina

Vista del lago en Quila Quina
Quila Quina – nicolás / Flickr.com
 

Este es un paseo especialmente apto para los meses de verano. Quila Quina está a 18 kilómetros de San Martín de los Andes, en el margen sur del lago Lácar. El trayecto hacia el lugar es absolutamente encantador, ambientado por árboles de roble y pequeñas casas con sus cercas de madera y sus chimeneas en las cocinas.

Durante el camino se sube a 900 metros sobre el nivel del mar, por lo cual, a medida que se asciende, se obtiene una vista fabulosa del cordón montañoso y del lago. A la vera del camino te puedes encontrar con artesanos que ofrecen sus productos a los viajeros.

La Villa Quila Quina es propiedad de los mapuches. La mejor forma de recorrerla es a pie. Allí hay un balneario fabuloso, con extensas playas y unas vistas increíbles. Y hay varios pequeños puestos de artesanías en donde se pueden adquirir piezas del arte local.