Ryokan japonés: cómo es alojarse en una posada tradicional

Cristina Blanco · 18 marzo, 2019
Una de las mejores formas de sumergirse en la cultura japonesa es alojarse en una posada tradicional. Una experiencia poco común e inolvidable.

Viajar a Japón es descubrir una de las culturas más conocidas, exóticas y diferentes, si la comparamos con la occidental. Y esto es lo que hace que el viaje sea más atractivo. Si buscas entrar en contacto sus tradiciones, nada como alojarse en un ryokan japonés. ¿En qué consiste? ¿Por qué deberías planteártelo? ¡Descúbrelo!

¿Qué es un ryokan japonés?

Salón de un ryokan
Salón de un ryokan – DozoDomo / Flickr.com

Un ryokan japonés es un alojamiento tradicional. Nacieron con el objetivo de hospedar a visitantes a corto plazo. Concretamente, empezaron a originarse en el siglo VIII durante el periodo Nara como posadas de descanso gratuitas para aquellos viajeros que no tenían lugar para quedarse.

En aquellas épocas era peligroso estar en la calle, por lo que los ryokan servían como refugio y descanso. Los primeros eran desde templos budistas hasta casas aristócratas que cedían espacio de forma gratuita. Sin embargo, ya en el siglo XII empezó a cobrarse a los viajeros el coste de la madera utilizada para calentarse y cocinar.

Poco a poco, fueron ganando popularidad, hasta el punto de que en el siglo XVIII más de un millón y medio de personas usaban este tipo de alojamientos. Por ello, empezó a surgir una cultura hotelera en torno a estas posadas que fue sofisticándose con el paso de los años.

¿Cómo es hospedarse en uno de ellos?

Terma en un alojamiento tradicional japonés
Terma en un ryokan

La experiencia de alojarse en un ryokan japonés es algo que debes probar si vas a viajar a Japón. Nada más poner entrar te sentirás como un auténtico japonés. Desde el recibimiento, el personal (sobre todo mujeres) te acompañará hasta tu habitación, que puede ser de estilo occidental o japonés, con un futón para dormir.

En la habitación tienes una puerta corredera que te lleva al baño. Otra es la de un armario donde guardar tus pertenencias y ponerte la ropa típica japonesa (jukata, haori y medias). Y hay una sala principal con mesa baja y sillas japonesas.

En los ryokan también hay habitaciones comunitarias donde se extienden todos los futones para dormir y a la mañana siguiente se recogen.

Dependiendo del servicio que tengas, tendrás opción de baños compartidos o no. También un servicio de cocina que te ofrecerá la posibilidad de degustar los platos típicos de Japón. Podrás disfrutar de jardines para pasear y, en algunos casos, de baños termales. El lujo está servido de la mano de la mejor cultura japonesa

¿Por qué hospedarse en un ryokan japonés?

Desayuno tradicional japonés
Desayuno tradicional – Jason Lawton / Flickr.com

Actualmente, los ryokan se utilizan como alojamientos de lujo para visitantes procedentes de Occidente. Esta forma de hospedaje causa mucha curiosidad entre los viajeros extranjeros, ya que sirven para entrar en contacto con la cultura, el estilo y la gastronomía japonesa. Es decir, una forma de sentirse japonés durante un día.

Aunque los precios ahora sean caros, te recomendamos que al menos una noche te alojes en uno de ellos para sumergirte de lleno en su cultura. Podrás vestirte con sus ropajes, seguir sus horarios, sus costumbres y probar sus comidas.

¿Cuánto cuesta alojarse en uno de ellos?

Habitación de un alojamiento típico
Habitación – City Foodsters / Flickr.com

Ahora que ya conocemos todo sobre estas casas de huéspedes, cabe preguntarse su precio. Debemos tener claro que la tarifa final variará en función del lujo del ryokán japonés en el que te alojes, así como de los servicios que quieras contratar.

Los alojamientos más sencillos varían desde 150 euros la noche hasta casi 500 euros en los más lujosos. Todo dependerá del número de personas con las que quieras alojarte, ya que cuantas más personas, menos precio.

Si no puedes permitirte el lujo, tienes una opción muy parecida, pero ligeramente más barata. Los minshuku son muy parecidos a un ryokan japonés. La diferencia es que se trata de casas particulares donde te dejan hospedarte en la habitación de invitados. Deberás poner tú la ropa de cama y seguir las normas.

Alojarse en un ryokan japonés es una oportunidad de oro para entrar en contacto directo con la cultura japonesa. Así que ya lo sabes, prepárate para sentirte japonés durante un día, disfruta de los ropajes, los baños termales, la oportunidad de dormir en futón y, sobre todo, la suerte de viajar a uno de los países más especiales de Asia. ¡Disfruta de tu viaje!