6 rutas para recorrer Holanda en bicicleta

En cualquier viaje, lo mejor de todo es llegar a sentirse uno más de los habitantes del lugar que visitamos. Pues bien, si hacemos un viaje a Holanda y queremos tener esas sensaciones entonces hemos de dar pedales y descubrir los pueblos y ciudades de este país en bicicleta, porque para los holandeses las bicis son el medio de transporte más querido y más usado. Prueba a recorrer Holanda en bicicleta, verás es una forma muy divertida y saludable de viajar.

Las bicis en Holanda

Aunque no seas un ciclista habitual, la verdad es que hay pocos sitios en el mundo como Holanda para hacer turismo en bicicleta. ¿Por qué? En primer lugar porque allí las aman, y existe toda una cultura ciclista, lo cual significa que hay multitud de carriles bici dentro de las poblaciones y también entre ellas. Y donde no los hay, los conductores (que seguramente también son aficionados a la bici) respetan escrupulosamente a los ciclistas.

Biciletas en Ámsterdam
Ámsterdam – Andrii Lutsyk

Además, Holanda es un país extraordinariamente llano, no en vano también se conoce como Países Bajos. Por ello, no hay que tener una gran forma física para pedalear.

Y por último, en el país será muy sencillo alquilar una bici, para realizar cualquiera de las rutas y excursiones por Holanda que a continuación os proponemos.

“Cuando el día se vuelva oscuro, cuando el trabajo parezca monótono, cuando resulte difícil conservar la esperanza, simplemente sube a una bicicleta y date un paseo por la carretera, sin pensar en nada más”.

– Arthur Conan Doyle –

Recorremos Holanda en bicicleta

1. Ruta de los molinos

Ruta de los molinos en bicicleta
Ruta de los Molinos – Jan-Jacob Luijendijk

La bici es un símbolo de Holanda, así como también lo son sus viejos molinos de viento. Pues bien, con esta ruta se unen ambos elementos. Una ruta circular muy bien señalizada que supera los 200 kilómetros y que está pensada para hacer en cuatro etapas. Un recorrido en el que es un placer pedalear ante los molinos de Kinderdijk, declarados Patrimonio de la Humanidad.

2. De Ámsterdam a la isla de Marken

Marken en Holanda
Marken – Rudmer Zwerver

El gran foco del turismo en Holanda es Ámsterdam, una ciudad fascinante, en la que por cierto verás que todo el mundo va en bici. ¿Y tú? ¿Por qué no? Aunque quizás desees salir un día de la gran urbe. Si es así, te recomendamos hacer la excursión hasta la isla Marken, a solo unos 20 kilómetros.

Un recorrido que tiene como recompensa ver las tradicionales casas de madera de esa isla, tan cerca y tan lejos al mismo tiempo de la metrópoli holandesa.

3. Por el Parque Nacional Utrechtse Heuvelrug

En un país tan poblado y urbanizado como Holanda también hay espacios naturales como este Parque Nacional que acoge el segundo bosque más grande del país. Se encuentra en el corazón de Holanda y lo más tradicional es recorrerlo pedaleando durante los 40 kilómetros que unen Hollandsen Rading y Amerongen.

4. Ruta del Mar del Norte

Renesse en Holanda
Renesse – r.classen

En realidad, la llamada Ruta del Mar del Norte está compuesta por una red de 6.000 kilómetros para ciclistas. Sí, has leído bien: 6.000.

No obstante, los que se han declarado como los más bellos son los 40 que unen La Haya con Zandvoort, un recorrido en el que verás la costa en todo su esplendor. Y si el día es veraniego, podrás darte un baño en las diferentes calas que atravesarás.

5. Por Dyke Enkhuizen

Enkhuizen en Holanda
Enkhuizen – Marc Venema

Holanda no sería Holanda sin los diferentes diques y defensas que consiguen que el país no quede completamente inundado por el mar. Y para comprender estas increíbles obras de ingeniería y las particulares condiciones geográficas holandesas os proponemos pedalear por entre el Dyke Enkhuizen y Lelystad. Allí tendréis mar a ambos lados y tan solo una pequeña franja de tierra por la que circula este itinerario de lo más inspirador.

6. Ruta circular: Twente-Twente

Acabamos nuestro paseo por Holanda en bicicleta con esta propuesta circular con inicio y final en Twente, un recorrido muy frecuentado por ciclistas holandeses y europeos. En total son 185 kilómetros que tienen como punto más destacado su paseo por el Parque Nacional de Sallandse Heuvelrug. Aunque también merece la pena circular por lugares tan tradicionales como los pueblos de Ootmarsum, Delden o Denekamp.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar