5 maravillosas rutas por el norte de España

· 17 agosto, 2018
El norte de España encierra lugares fantásticos, desde paisajes de montaña a playas o monumentos llenos de historia. Vamos a seguir algunas rutas para descubrir estos tesoros.

España es un país ideal para recorrerlo y conocerlo en todo su esplendor. El norte es una de las zonas más visitadas por los turistas, ya que tiene tanto playa como montaña y ofrece actividades en invierno y en verano. Hay cientos de posibilidades, por lo que las rutas por el norte de España son especialmente atractivas.

Dada esta pluralidad de lugares y características, cada región es digna de ver y conocer. Aquí presentamos 5 rutas por el norte de España con las que no podrás evitar querer hacer las maletas.

Desde el este al oeste la diversidad de lugares es enorme, por lo que cada recorrido y cada escapada son únicos y especiales. Las rutas por el norte nos muestran la belleza de España y la gran variedad que posee.

1. Rutas por el norte de España: los castillos de Galicia

Esta ruta por el norte nos traslada a la época medieval, llena de castillos y murallas. En ella podremos admirar la arquitectura del pasado y cómo ha perdurado a lo largo de los siglos. La diversidad de castillos nos llevará a movernos por toda Galicia y a embriagarnos de sus espectaculares vistas.

Santiago de Compostela es un gran punto de partida, ya que gracias al aeropuerto, tiene muchos enlaces con otras regiones de España o del extranjero. Allí tenemos la posibilidad de alquilar un coche para poder desplazarnos sin inconvenientes. Algunos castillos recomendados son:

El castillo de San Antón

Castillo de San Antón en A Coruña
Castillo de San Antón en A Coruña

En pleno paseo marítimo de A Coruña, una de las fortificaciones más importantes de esta preciosa ciudad. Con una situación privilegiada, hoy en día alberga el museo arqueológico e histórico de la ciudad.

El castillo de Doiras

Situado en el concello de Cervantes, está en un entorno privilegiado, un enclave natural de espectacular belleza. Rodeado de naturaleza, permite escaparnos de lo cotidiano y desconectar de la vida tan ajetreada que llevamos. Déjate envolver con su encanto.

El castillo de Santa Cruz

Su situación es, sencillamente, la razón de visitarlo. Construido en un islote de Oleiros, fue una fortificación estratégica para la defensa de la zona. En la actualidad, está dedicado a la investigación y divulgación científica.

2. Los Picos de Europa, Asturias y Cantabria

Picos de Europa, imprescindible en rutas por el norte
Lago Enol en los Picos de Europa

Los Picos de Europa son un reclamo para caminantes y escaladores, sin embargo, hay recorridos para hacer en coche que resultarán también muy gratificantes.

Una de las opciones más destacadas es partir de Cangas de Onís, dirigiéndonos hacia el sur a lo largo del valle del río Sella. A través de pueblos y campos, llegamos al desfiladero de los Beyos.

Conduciremos rodeados de naturaleza, con unas vistas espectaculares, veremos el río situado a 1000 metros de altitud y cruzaremos varios puentes hasta que el valle se abra de nuevo.

En la vertiente cántabra encontramos el desfiladero de la Hermida, una carretera con muros de piedra que tocan el cielo, un agua cristalina siguiendo la carretera y el hábitat para muchas especies de aves, algo digno de admiración.

“La mitad de la belleza depende del paisaje y la otra mitad del hombre que la mira.”

-Lin Yutang-

3. Ribadesella, Asturias

Ribadesella en una ruta por el norte
Ribadesella

Cada agosto Ribadesella se llena de piragüistas para hacer el famoso descenso, pero es mucho más que eso. La localidad posee muchos lugares para comer, realizar actividades y rincones dignos de ver.

Si nos encontramos en Ribadesella, no podemos perdernos la playa de Guilpiyuri, a solo 20 minutos. Una pequeña playa de mar, pero tierra a dentro. El agua llega a ella a través de un pequeño túnel conectado con el Cantábrico.

Después de un baño es esta espectacular playa, podemos acercarnos a la zona de los acantilados de Ribadesella, ideal para un paseo por la senda que recorre toda la franja costera desde esta localidad hasta la zona de Llanes y admirar las pequeñas calas y sus acantilados.

4. La ermita de San Juan de Gaztelugatxe, País Vasco

San Juan de Gaztelugatxe
Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

Esta increíble ermita se sitúa en un islote de Gaztelugatxe, un lugar mágico unido por dos arcos al continente. En este espectacular lugar encontramos un pequeño templo cuyos orígenes se hunden en el siglo X, conocida por ser el escenario de películas y series como Juego de Tronos.

El acceso se puede realizar desde la carretera, aunque para acceder a la ermita hay una escalinata de 241 peldaños tallados en la roca. Toda recompensa merece un esfuerzo, ¿no creéis? La panorámica que encontramos no tiene comparación.

Tras esta espectacular excursión nos merecemos un descanso, por lo que podemos acercarnos a Bakio y Bermeo, donde encontramos una gran gastronomía gracias a su barrio pesquero.

5. Parque de Cabárceno, Cantabria

Parque de Cabárceno en Cantabria
Parque de Cabárceno – unaCasaEcologica.com / Flickr.com

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es, sin duda, una de las visitas obligadas en Cantabria, especialmente para los amantes de los animales. Encontramos 20 km de carretera para disfrutar del espectacular paisaje donde animales de cientos de especies viven en estado de semilibertad.

Al finalizar nuestro paseo por este singular parque, no nos puede faltar  una parada en la capital cántabra. A 20 km, encontramos Santander, donde podremos disfrutar de la tranquilidad de la bahía con un agradable paseo  o su gastronomía en la zona de El Sardinero. Un broche perfecto para una de las rutas por el norte más bonitas.