Rubielos de Mora, un precioso pueblo de Teruel

Patricia 31 octubre, 2017

España está repleta de pueblos con encanto y Rubielos de Mora es uno de ellos. Situado a 52 kilómetros de Teruel, se abre como un gran mirador natural, de ahí que reciba el nombre de “Pórtico de Aragón”. Por otro lado, cuenta con un patrimonio artístico y cultural de gran valor y pertenece a rutas turísticas tan conocidas como la del Camino del Cid. Si queréis saber más sobre este impresionante municipio no dejéis de leer.

Qué visitar en Rubielos de Mora

Rubielos de Mora tiene numerosos lugares de interés turístico, como la Iglesia de Santa María la Mayor, construcción barroca que alberga en su interior un retablo gótico del siglo XV dedicado a la Vida de la Virgen. También hay que ver los conventos de los Carmelitas Calzados, con su impresionante claustro, y el de las Madres Agustinas.

Convento de el Carmen en Rubielos de Mora
Convento del Carmen – Ana del Castillo

Hay más edificaciones representativas de la arquitectura religiosa, el municipio tiene pequeñas pero hermosas ermitas. La de los Santos Abdón y Senén es la más antigua, ya que fue construida en el siglo XV. También destacan la de Santa Ana, construcción de mampostería y cantería; y la del Pilar, situada en la antigua casa de los marqueses de Villasegura.

No son las únicas, en Rubielos de Mora también hay que nombrar la ermita de Santa Bárbara, la de los Desamparados, la de San Roque y la del Calvario. Es decir, que el patrimonio religioso de esta localidad turolense es amplio.

Arquitectura civil en Rubielos de Mora

Casona en Rubielos de Mora
Rubielos de Mora – Ana del Castillo

Si seguimos callejeando por Rubielos podemos percatarnos de que tiene un casco urbano antiguo muy bien conservado. Por eso no es de extrañar que fuera galardonado con el premio Europa Nostra en 1983. Dicho galardón lo da la federación del mismo nombre, que se encarga de salvaguardar el patrimonio cultural y natural del viejo continente.

Por otro lado, el pueblo cuenta con un sinfín de casas solariegas y pequeños palacios que pertenecieron a grandes nobles y en los que destaca el trabajo de la piedra y la forja, sus aleros o sus escudos. Entre ellas se encuentran la Casa de los Condes de Florida, el Palacio de los Marqueses de Villasegura o la Casa de los Condes de Creixell.

Puerta de Rubielos de Mora
Portal de San Antonio – A.Ruiz / Shutterstock.com

Otros edificios de interés son la Casa Consistorial, la antigua lonja del pueblo y la Fundación Museo de Salvador Victoria, que alberga la obra del artista y la de alguno de sus amigos. También hay que hacer referencia al centro de Dinópolis, en el que se pueden ver numerosos fósiles encontrados en la zona.

Todo ello está enmarcado por las murallas que protegían la villa. Y aunque el pueblo llegó a contar con siete portales que conducían a su interior, a día de hoy solo se conservan dos: el Portal de San Antonio y el del Carmen. El primero de ellos posee una de las torres y puertas más bellas de Aragón.

“Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia.”

-Enrique Jardiel Poncela- 

Entorno de Rubielos de Mora

Rubielos de Mora está situado en la vertiente meridional de la Sierra de Gúdar, por lo que cuenta con una gran variedad paisajística y de lugares de interés: gargantas en los ríos Mijares y Rubielos, algunas masías, el embalse de las Balagueras…

Sierra de Gúdar cerca de Rubielos de Mora
Sierra de Gúdar – Manel / Flickr.com

Además, la zona ofrece un amplio abanico de posibilidades a la hora desarrollar actividades en el medio natural, como hacer esquí, ya que existen dos estaciones, la de Jalambre y la de Valdelinares; o senderismo. Respecto a esto último habría que hablar de la red de senderos de la comarca, formada por decenas de rutas señalizadas pertenecientes a otros grandes itinerarios, como el Camino del Santo Grial.

Y para los amantes de la historia, decirles que Rubielos de Mora es lugar de sellado en el Camino del Cid, el famoso recurrido que sigue las huellas literarias e históricas de Rodrigo Díaz de Vivar. Debido a su longitud está dividido en rutas. La que nos ocupa es la de La Conquista de Valencia, que une Teruel con Valencia y cuya realización se recomienda hacer en tres días.

Te puede gustar