Rincones escondidos de Santo Domingo

· 24 febrero, 2016

Capital de República Dominicana, antiguamente habitada por los taínos y refundada por Bartolomé Colón en 1496 (primero como Nueva Isabela), Santo Domingo es una ciudad que combina la vida colonial con las tradiciones ancestrales. ¿Te gustaría conocerla? Entonces echa un vistazo a este artículo y aprende más sobre ella.

Santo Domingo, la primera del nuevo mundo

Según el Estatuto Real, Santo Domingo fue la primera ciudad reconocida como tal por la Corona de España en el Nuevo Mundo. Recibió también un escudo de armas (formado por dos leones dorados, una corona y una llave azul) y desde ese entonces la colonia se asentó construyendo todo tipo de edificaciones, tanto civiles como religiosas.

Fortaleza de Santo Domingo
Estatua de Fernando González de Oviedo, Santo Domingo – Klemen Misic

Pero las cosas no serían muy tranquilas en la “nueva vida” de Santo Domingo. Los ataques piratas fueron frecuentes: el saqueo y la destrucción por parte de Francis Drake primero y por William Penn después no fueron suficientes como para que los habitantes bajaran los brazos y les impidieran seguir adelante.

La ciudad de Santo Domingo de Guzmán (según su nombre oficial) está ubicada junto al mar Caribe y esa situación estratégica la convirtió en muy codiciada. En algunos momentos de su historia perteneció a Francia, en 1844 toda la república obtuvo su independencia de la vecina Haití y también fue ocupada por Estados Unidos. Todo ello cambió su fisonomía y sus construcciones, pero no pudo con sus costumbres.

“Las costumbres, Andrée, son formas concretas del ritmo, son la cuota del ritmo que nos ayuda a vivir.”

-Fragmento de Carta a una señorita en París, de Julio Cortázar-

El barrio colonial de Santo Domingo

Museos, parques, castillos y mucho más te está esperando en la capital dominicana. La zona colonial es una de las más atractivas y que no puedes dejar de recorrer. Es más, desde allí es desde donde deberían comenzar tus paseos por Santo Domingo.

Con plano en mano o sin importar preguntar a los transeúntes, el punto inicial es el Parque Colón, con su estatua del siglo XIX en honor al fundador de la ciudad.

Catedral de Santo Domingo
Catedral de Santo Domingo – Zoran Karapancev

Desde allí toma la calle de El Conde, una de las más populares de Santo Domingo, peatonal y muy comercial. También puedes ir en dirección al sur hasta la catedral de Santa María la Menor (construida en 1514), la primera de América. Es una mezcla de estilos y no olvides que para entrar has de vestir pantalón largo… ¡aunque la temperatura ronde los 40°C!

Otra opción desde el parque es el Palacio de Borgellá, exresidencia del gobernador y actual dependencia municipal.

Palacio Nacional en Santo Domingo
Palacio Nacional – Reinhard Link / Flickr.com

Las Damas es una de las calles más antiguas y allí podrás encontrar edificios coloniales. Lleva este nombre porque era la preferida por las señoritas que se paseaban con sus mejores vestidos en busca de un pretendiente.

Encontrarás aquí la fortaleza Ozama construida como defensa y que permite disfrutar de unas hermosas vistas del río que le da nombre, así como también del puerto. Los puentes para atravesar las aguas, la fábrica de Ron Barceló, la torre del Homenaje y las casas de Francia y de las Bastidas son algunos de los atractivos de los alrededores.

Alcázar de Colón en Santo Domingo
Alcázar de Colón – Lester Balajadia

Siguiendo por Las Damas hallarás el alcázar de Colón, palacio perteneciente al hijo de Cristóbal, Diego, mientras era el gobernador de la ciudad (por entonces llamada La Española). Todavía hay más: el hostal Nicolás de Ovando y la Plaza de España.

Otras atracciones de Santo Domingo

Si lo anterior no ha sido suficiente, entonces debes saber que en la capital de la República Dominicana existen cientos de atractivos turísticos que vale la pena detallar. En lo que se refiere a museos podemos destacar el del Hombre Dominicano, el de Arte Moderno, el Panteón Nacional y el Faro a Colón.

Puerto de Santo Domingo
Puerto – Maciej Czekajewski

Si quieres ir de compras, el Mercado Modelo es el lugar perfecto para encontrar artesanías típicas, tabaco y licores, así como también las tradicionales “muñecas sin rostro” hechas de barro o porcelana. Aunque los precios son algo elevados en comparación a otras tiendas lo bueno es que puedes regatear un poco.

¿Te gusta la vida al aire libre? En Santo Domingo puedes ir al Parque Independencia, al jardín Botánico o al Parque Mirador Sur. ¡Uno más encantador que el otro! Y saliendo un poco de la ciudad te encontrarás con las cuevas de los Tres Ojos, con estalagmitas, estalactitas y lagunas.

Por supuesto que ir a esta ciudad es sinónimo de sol y playa. La más cercana al centro es Boca Chica y se encuentra a 25 minutos al este. Su hermoso arrecife de coral y sus aguas color turquesas te encantarán.